El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Castelmola, pueblo medieval siciliano.


Castelmola, pequeño pueblecito de la provincia de Messina, está situado en lo alto de una montaña casi inaccesible, pocos kilómetros por encima de la conocidísima Taormina.

De sabor claramente medieval, esta compuesto por minúsculas calles, callejones, plazas, ,… que se abren inesperadamente a un maravilloso panorama.

Castelmola es un balcón abierto a una inigualable escenografía natural, desde el que se contempla gran parte de la costa más oriental de Sicilia, la bahía de Naxos, el teatro y el castillo de Taormina, las playas de Mazzaro, el cabo de San Alessio, hasta las costas de Calabria.

Nada más llegar al pueblo encontramos la Plaza de San Antonio, construida en 1954 y desde la que se disfruta una estupenda vista de Taormina. Presenta el pavimento de mosaico en piedra tanto blanca como volcánica. Frente a la plaza encontramos la iglesia dedicada al mismo santo, que conserva los rasgos esenciales de la arquitectura sacra del sur de Italia, y ha sido recientemente transformada en Auditorio.

El producto típico del pueblecito es el vino de almendras, inventado por el sacerdote Vincenzo Blandano, que lo ofrecía a los turistas como signo de hospitalidad. Antiguamente la producción era artesanal, hoy es exclusivamente industrial. Sus ingredientes principales son las almendras y la esencia de naranja.

Vale la pena, para el turista que se acerque a la bellísima Taormina, dedicar un rato a la pequeña Castelmola, algo menos conocida y llena de turistas.

Originally posted 2009-01-30 13:45:46.

Comments are closed.