El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

7 Maneras de molestar a las asistentes de vuelo


Una anónima asistente de vuelo que supongo representará a algún sindicato ya que tuvo cobertura de prensa, relató sus vivencias a lo largo de 12 años trabajando para una reconocida aerolínea comercial. Según esta asistente de vuelo, hay siete maneras de sacarla de quicio, aunque yo opino que esto no podría algo universal ya que probablemente también se podría tratar de una asistente amargada y que además padece de un permanente malhumor.

Llevar la mascota en el avión y actuar como animal: Se supone que en la mayoría de los vuelos no se pueden llevar mascotas en la sección de pasajeros, aún así esta asistente dice haberse encontrado con mascotas corriendo por los pasillos, escondidas en bolsos, bolsillos y al costado de los asientos. Para las mascotas hay una sección de carga especial donde pueden ir bien cuidados, yo creo que en esto tiene razón la asistente que se queja, después de todo, a nadie le agrada el hedor de los perros ni su orín desparramado por algún pasillo. Si alguien llevara una mascota a mi lado seguro le doy un palo antes que despierte.

Ocupar los guarda equipaje de mano sobre otros asientos: Es verdad que las mascotas necesitan muchos accesorios y ocupan espacio extra, y también creo que ocupar los guarda maletas de otros es de mal gusto y molesto para los demás pasajeros, que también han pagado por viajar allí.

Niños: Las asistentes de vuelo se salen de quicio cuando ven niños mañosos, que llevan su caja de cereales y lo desparraman entero, o van y vienen al baño a cada rato. Según expone la quejosa en cuestión, los padres deben llevarles juguetes y barritas que no ensucien además de no esperar que en el avión existan atenciones especiales para sus engendros. Yo creo que aquí le doy una puteada a la tipa esta, qué se cree la muy jodida esta qué le pagan para servir y si no tiene el servicio, pues no hay problema, sus quejas denotan una actitud hostil hacia los más pequeños.

Bolsos: Llevar bolsos pesados también molesta a las asistentes de vuelo, ya veo por qué razón no se identifica la muy jodida esta, ¿qué diablos le puede importar a esta empleada que uno lleve un baúl a bordo?, uno paga el sobrepeso y viaja tranquilo sin más, nadie le está pidiendo a ella que cargue, aunque por lo burra, debiera hacerlo.

Salida de emergencia: Que hay gordos y vanidosos que creen que la fila de salida es para ellos y taponean las posibilidades de salida de otros, es cierto, pero no se puede privar a estos cerdos de volar cuando ya están a bordo, más bien, debiesen evitar venderles el pasaje.

Seguridad: Muchos no respetan el protocolo de seguridad de los vuelos, y insisten en llevar bolsos y paraguas amarrados en sus tobillos. También creo que no es lo idóneo hacer esto porque durante una emergencia, cada segundo cuenta, aunque debieran juntar a todos estos inconscientes en una misma fila para que se quemen todos juntitos si es que hay un incendio y no impidan el escape a otros que si respetaron el protocolo.

Quejosos: A las asistentes de vuelo les molestan los quejosos que se irritan por el alto precio de volar en un avión, ya que quieren un tratamiento de primera clase aunque viajen en un vuelo económico. Aquí yo digo que en la parte de lujo y económica de un vuelo debieran ser igual de amables estas señoritas. Si escuchan quejas, pues que se tapen los oídos o le den una patada al quejoso y ya.

Vía: Msnbc

Originally posted 2009-05-21 20:49:00.

Comments are closed.