El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Almería, un desierto de posibilidades II


El espacio cálido y acogedor, del hotel Naturaleza lo bordea por un lado la zona de piscina, y detalles precisos hacen el perfecto juego con la magia del agua, cuyo fulgor es aún mas enfatizado por las vistas que abarca. También se avista el panorama desde las habitaciones, que se encuentran a lo largo de dos largas terrazas que se asoman al patio.

Nombres de plantas y lugares del parque ponen nombre a estos dormitorios, que se definen en su justa medida de elegancia y confort.

La noche es intensa en este desierto y el brillo de las estrellas es diáfano y contundente, un cielo que podrás observar entre bocado y bocado, en el restaurante del hotel, llamado Alacena Azul.

Cerca de este hotel, podemos encontrar las playas de indudable belleza o tal vez por desgracia las jornadas de trabajo, en alguno de sus salones de eventos y para relajarse, un rato en el jacuzzi o si lo prefieres pedalear un rato, encima de una bici, que te ofrecerán en el mismo hotel, que será sin duda, una manera ideal de conocer los paisajes que sin duda te esperan.

Otro lugar encantador dónde hospedarse, lo ofrece Charo, una madrileña, que huyó de la gran ciudad para relajarse en este relajante paraje, y convirtió un cortijo, en un lugar ideal donde parar y quedarse. Se encuentra en uno de los montes que circundan el pueblo pesquero de Agua Amarga, aún bastante genuino, a pesar del turismo de los últimos años. Materiales reciclados, muros de color de arena, decoración orgánica etc. .Hacen que sea una joya en cabo de Gata.

Originally posted 2009-03-14 23:45:32.

Comments are closed.