El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Pompeya: una ciudad romana petrificada


Todos conocemos la historia de Pompeya. En la época romana, en el año 79 d.C., una erupción del Vesubio cubrió Pompeya y los alrededores con una capa de ceniza y rocas que lapidó la zona. Así se han conservado perfectamente intactos los edificios de la ciudad. Es la mejor manera para volver con nuestra imaginación al pasado y conocer las costumbres de los antiguos romanos.

pompeya En el momento de la erupción del volcán, Pompeya era una ciudad próspera y floreciente. Un centro comercial durante ese período romano, con una población que rondaba los 250.000 habitantes. Aún se pueden recorer sus principales calles, foros, templos, villas y tiendas que son testimonio de una ciudad rica y llena de vida. Tiene una extensión de unas 66 hectáreas, de las que se han excavado 50.

El concepto de las excavaciones ha evolucionado. Antes sólo se extraían los objetos y piezas de arte que se encontraban bajo tierra. En este momento el objeto es restaurar los edificios, recolocando los elementos y objetos decorativos encontrados dentro de su contexto para recrear el escenario original antes de su destrucción.

Pompeya se encuentra muy cerca de Nápoles. Situada en la región de Campania y con más de un millón de habitantes, es la ciudad más grande y más famosa del sur de Italia. Es una gran metrópoli desde la antigüedad, con una importante tradición artística, cultural e histórica. Una preciosa bahía, bañada por el intenso mar azul, su horizonte delimitado por Posillipo, sus islas, la Península de Sorrento o el Vesubio, son algunos de los elementos que contribuyen a la fama de la ciudad.

La entrada a los restos arqueológicos cuesta 11€ par los adultos y 5.50€ para niños y jubilados. Además de Pompeya, se puede visitar Ercolano, Oplontis o Stabia, con importantes restos arqueológicos. Para más información, visita la web oficial de los lugares de Pompeya.

Originally posted 2008-08-13 17:43:36.

Berlín: Barrio de Mitte

Cuando el muro cayó en 1989 y la ciudad se reunificó, el este de la ciudad volvió a recuperar su posición de centro histórico, político y monumental. Desde entonces el distrito de Mitte se ha convertido en un eje de la ciudad. Para quienes van a quedarse pocos días en Berlín, lo mejor es que se centren en esta parte.

brandenburgo Junto a la puerta de Brandenburgo, el edificio del Reichstag. Un edificio cargado de historia que ahora está coronado por una futurista cúpula de cristal diseñada en 2001 por Norman Foster. Hay que hacer cola para subir y escalar su rampa en espiral.

Al sur, bordeando el Tiergarten, el parque más grande de la ciudad, se puede visitar la Puerta de Brandenburgo y la Pariser Platz, llena de turistas y velotaxis. Desde allí, puedes ir caminando hasta el monumento al Holocausto. Se trata de un monumento de 2700 pilares de cemento levantado en memoria de los judíos asesinados en la Segunda Guerra Mundial. Andando por la avenida Ebert podrás podrás tomar un aperitivo en Müsli to go Wellness (un picoteo sano de muesli con yogur, requesón, frutas…)

sony center Cerca de la avenida Ebert, se encuentra Potsdamer Platz, llena de restaurantes, museos y clubs. Bajo la carpa de cristal del Sony Center, en un lateral, hay una antigua habitación rococó protegida por una vitrina. Se trata de lo que queda del lujoso hotel Esplanade, bombardeado en la Segunda Guerra Mundial y trasladado aquí. El resto está en el interior del restaurante Kaiseraal y del Café Josty.

Podrás caminar por el Paseo de los Tilos (Under den Linden), un boulevar de kilómetro y medio que llega a la puerta de Brandemburgo y hasta la catedral de la ciudad, en la Isla de los Museos. Allí encontrarás algunos de los mejores edificios como la Alte Bibliothek o la Universidad Humboldt. Es el mejor lugar para adquirir tu recuerdo de Berlín.

Originally posted 2008-04-28 09:36:52.

La ruta de Dalí

Recorreremos durante 68 kilómetros, lugares por los que el genial Salvador Dalí paso diferentes momentos de su vida. hablamos de un pintor magistral y de un artista que convertía cualquier faceta en arte, en arte surrealista, por supuesto.

figueres Nuestra ruta comienza en Figueres, una de las ciudades más dinámicas del norte de Cataluña y cuyo centro es La Rambla. Aquí residió Dalí, en la Torre Galatea, que más tarde compró el Teatro Municipal para exponer algunas de sus creaciones. Son exposiciones muy curiosas en un ambiente surrealista, lo que hace que sean tan importantes las obras que se exponen, como la ambientación

Hacia el noreste, encontramos Perelada y Llançà, con su plaza Mayor y el ambiente marinero del puerto. Por las vertientes de la Sierra de Rodes llegamos al conjunto románico del monasterio de Sant pere de Rodes. Y a sus pies, el caserío blanco del Port de la Selva en torno a la bahía.

A 21 kilómetros encontraremos Cadaqués, población de veraneo por excelencia y refugio-fetiche para muchos artistas y escritores. Allí encontraremos numerosas galerias de arte y locales para los más fiesteros y noctámbulos. Esta población aún tiene el encanto de ser puerto de pescadores. Desde aquí podremos recorrer el cabo de Creus, Parque Natural.

Cerca de Cadaqués encontramos Port Lligat, donde vivió Dalí en una casa hoy abierta al publico. Volveremos al punto de partida por Castelló d’Empúries con un núcleo medieval digno de una parada. podremos visitar Roses, abierta al mar en la ensanenada del mismo nombre. Y encontraremos ruinas griegas, romanas y medievales en el casco antiguo.

Originally posted 2008-04-12 11:42:23.