El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

El Mont Saint Michelle


Para quien no lo conozca, hablamos de un monte entre los límites de Bretaña y Normandía (al norte de Francia) en cuya cima encontraremos al abadía Saint Michelle (o San Miguel). Estuvo entre las nuevas maravillas del mundo y así es como se le llama en Francia, "La maravilla". Y merece la pena acercarse hasta allí, por la belleza de sus paisajes, las panorámicas maravillosas y podremos traernos de recuerdo las mejores fotos de nuestras vacaciones.

montmichelle La peculiaridad de este monte es que sólo se puede acceder a él por tierra durante unas horas al día, el resto de las hora, la abadía y todo lo que la rodea queda aislado en medio del mar. Los horarios de la subida y bajada de mareas dependen de la época del año. Podremos quedarnos a dormir en cualquiera de los hoteles de la ciudad, para disfrutar de un amanecer sobre el mar, como si de un barco se tratara.

Este lugar era una ciudad medieval, en la que no sólo vivían los monjes de la abadía, si no que había casas y posadas de los lugareños. Así que además de la abadía, podremos visitar varios museos, como el marítimo o el de historia y casas de los siglos XV y XVI. Además se pueden realizar diferentes rutas organizadas, pincha aquí.

La historia cuenta que unos frailes tuvieron que peregrinar a la abadía porque estaba amenazada por el maligno tras sufrir el abad una desconocida enfermedad. Desde entonces miles de personas peregrinan todos los años hacia la Abadía.

Al Mont Saint Michelle podremos llegar desde París en tren. Tendremos que coger un tren hasta Rennes (2 horas) y después un autobús hasta Mont Saint Michelle.

Si queréis más información en español, visita esta página. Si entiendes francés o simplemente quieres echar un vistazo al lugar, hoteles y restaurantes pincha aquí.

Originally posted 2008-04-03 12:07:33.

Tarifa I

Hablamos de la ciudad más septentrional de Europa, lugar de entrada y salida del continente europeo, y de España, y punto divisorio entre el Atlántico y el Mediterráneo. Justo en la punta de la ciudad, donde termina la Península Ibérica, los árabes construyeron un castillo que fue fortalecido más adelante en tiempos cristianos. En el centro histórico encontraremos edificios que evocan la arquitectura tradicional del norte de África. Y para los amantes del surf, la playa de los Lances.

tarifa Podremos visitar las Murallas exteriores del Castillo, toda una línea defensiva que rodea la localidad y que servía de defensa en tiempos de los árabes. Parte de las mismas fue levantada en el siglo XVIII. Entonces la ciudad era el centro de operaciones para tratar de recuperar Gibraltar, tras su cesión a gran Bretaña en el Tratado de Utrecht.

La iglesia de San Mateo es el templo mayor de la localidad. Su exterior tiene aspecto de fortaleza que se ve suavizado por la portada de estilo barroco. En el interior encontraremos un retablo mayor, también barroco, con imágenes del Nuevo testamento.

La Puerta de Jerez es la entrada más tradicional de la ciudad. Una de las puertas árabes que quedan del perímetro amurallado. Se reformó en época cristiana y da acceso a las calles donde se instala el mercado neomudéjar.

Junto a la Plaza de Santa María, cerca del Castillo de Guzmán el Bueno, encontraremos uno de los conjuntos de edificios historicistas mejor inspirados en la arquitectura tradicional del norte de África. Hablamos de un estilo entre occidente y el mundo árabe.

Originally posted 2008-08-22 16:43:15.

Roma en la escala de un crucero I

Muchos de los que visitéis Roma, tendréis la oportunidad de quedaros todo un día completo. Sin embargo, el puerto de la ciudad de Civitávecchia (a una hora de Roma) es escala (y cita obligada) de muchos cruceros por el Mediterráneo. Por ello proponemos aquí una ruta para estos viajeros. Si optamos por una excursión programada por nuestro barco, no tendremos por qué preocuparnos, ellos nos llevarán a los lugares más conocidos. Si no, nuestra mejor opción es el tren desde Civitávecchia (pediremos un BIRG, un billete que por 9€ nos llevará a Roma y con el que podremos subir en el metro y el autobús).

Una vez en Roma tendremos varias opciones, bajar en la estación de San Pietro, a unos metros del Vaticano, o en Termini, la estación principal de Roma y de Italia.

Lo importante: ¿Qué visitamos en una escala de tan pocas horas?

Fundamental el Coliseo, se puede acceder en Metro. Podremos echar un vistazo rápido al foro que está cercano. Del Coliseo podremos ir andando hasta San Pietro in Vincoli, donde encontraremos el maravilloso Moisés de Miguel Ángel y donde se dice que están las cadenas (vinconli) con las que ataron a San Pedro. Cerca de la plaza de esta iglesia encontraremos otra parada de metro. Haciendo transbordo en Termini, tomaremos la otra linea de metro para acercarnos hasta la Fontana de Trevi. Desde esta maravillosa fuente (en la que no podemos dejar de lanzar una moneda si queremos volver a Roma) podremos pasear hasta llegar al Panteón de Agripa, un majestuoso edificio (portada de frontón triangular e interior redondo). Dentro observaremos un circulo abierto al cielo en el techo, servía para estar en contacto con los dioses del cielo. Desde aquí nos acercaremos a la Piazza Navona. En ella nos maravillaremos con la magnífica fuente de Bernini (Dei Fiumi) en la que se muestran los cuatro ríos más caudalosos de la época (el río de la Plata, el Ganges, el Danubio y el Nilo). En esta zona, el centro medieval de Roma, podremos comer porciones de pizza al peso o embutidos de Italia.

Originally posted 2008-07-31 08:03:52.