El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

París & Polinesia


eiffel Para los viajeros culturales, urbanos y muy muy románticos, la Luna de miel perfecta es la combinación una de las ciudades más románticas de Europa: París y uno de los conjuntos de islas más maravillosos del mundo: la Polinesia.

Comenzaréis vuestro viaje pasando tres días maravillosos en París "La cité de l’amour". Pasearéis por el barrio con más encanto: Montmartre para disfrutar de sus calles, de la basílica del Sagrado Corazón y de la Plaza de lTertre con sus pinturas y sus portarretratos. Podréis subir a la Torre Eiffel para contemplar todo París desde las alturas. Además, podéis cenar en un crucero por el Sena y ver la ciudad desde otro ángulo.

polinesia Ya puestos en marcha y envueltos en ese aire romántico y especial, disfrutando de los primeros días como pareja oficial, podréis subir en avión destino la Polinesia, concretamente a su capital Papeete, una isla encantadora, con su mercado, donde las horas pasan tranquilas. Desde allí conectaréis con Bora Bora, donde pasaréis dos días libres maravillosos. Bora Bora es una isla con un mar interior, un volcán apagado, amplias bahías e islotes coronados de cocoteros. Disfrutaréis de una experiencia única realizando un trayecto en helicóptero a Tahaa, sobrevolando el Océano Pacífico. Tahaa es una isla con espectaculares playas de arena blanca. En todas las islas podréis realizar deportes acuáticos de todo tipo, cruceros, masajes relajantes o descansar plácidamente en sus playas.

Si queréis más información sobre la Polinesia visitad una web en español de viajes por la zona.

Es un viaje idílico para presupuestos no limitados, porque, sólo con alojamiento, cuesta unos 3.000€ por persona, además de los vuelos. Informaros de lo que incluye vuestro viaje y realizad el presupuesto.

Originally posted 2008-04-13 10:57:13.

Una escapada a Burgos

catedral burgos La provincia de Burgos es una de las puertas de entrada a Castilla si vienes desde el noreste de la península. Para los que provienen del sur es el último tramo castellano antes de entrar en Cantabria o el País Vasco. La ciudad es el primer contacto con el tipo de ciudad monumental que caracteriza esta parte de España. En ella podremos admirar una de las catedrales góticas más bellas del mundo, donde está enterrado el Cid, natural de Vivar, una localidad burgalesa. Además, podremos visitar dos monasterios: la Cartuja de mira flores, donde está enterrado el rey Juan II y su esposa Isabel de Portugal, y el monasterio de las Huelgas Reales, con un museo interesante de indumentaria antigua.

En los alrededores de la ciudad, la cueva de Atapuerca, un hallazgo maravilloso sobre los pobladores más antiguos de la península Ibérica. Si nos dirigimos hacia el sur, la primera localidad importante por su población es Lerma. También dispone de un conjunto monumental digno de mención, que fue mandado construir por el valido de Felipe III, el duque de Lerma.

hacia el este encontramos una región tranquila de preciosos paisajes. En la localidad de Covarrubias, además de la plaza Mayor, podremos acercarnos a la colegiata, que bajo su sobria apariencia, esconde tesoros artísticos. En los alrededores del pueblo, hay un sendero que se puede recorrer a pie en el desfiladero de la Yecla.

Cerca de aquí hallaremos el monasterio de Santo Domingo de Silos, donde se pueden contemplar los imaginativos capiteles de su claustro, de grandes dimensiones, y deleitarse con el canto gregoriano que ha hecho famosos a estos monjes.

Originally posted 2008-05-29 12:13:10.

Melilla

melilla En una esquina del cabo de Tres Forcas, un saliente rocoso, se ubica Melilla, una ciudad española en el norte de áfrica que evoca el patrimonio monumental de ciudades como Malta y Rodas y que está unida al continente por una lengua de tierra. La ciudad fue tomada por los castellanos a finales del siglo XV. Con su llegada se revitalizó el comercio marítimo.

Rodeada por el mar, Melilla la Vieja ofrece edificios civiles y religiosos bien conservados y restaurados. Es en el siglo XX cuando Melilla sufre su ensanche y de entonces son los edificios modernistas. En Melilla la Vieja, cuatro conjuntos defensivos le otorgan el aire inexpugnable. En la ensenada de los Galápagos las fotos se hacen imprescindibles. Y hay que visitar la plaza de las Peñuelas, donde se sitúa la capilla de Santiago, la única gótica de todo el continente africano, así como la iglesia de la Concepción o el Hospital del Rey.

modernista Al conjunto de calles y avenidas que nacen desde la Plaza de España se le llama el Triángulo de Oro. Aquí veremos los edificios modernistas más importantes de la ciudad, unos doscientos edificios que convierten a Melilla en la segunda ciudad española, tras Barcelona, que dispone de más edificios de esta corriente.

La plaza más visitada es la Plaza de las Cuatro culturas. Está presidida por la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús (neogótico con capillas barrocas). La convivencia entre cristianos, musulmanes, hebreos e hindúes (las cuatro culturas de la ciudad) dio lugar a la construcción de esta plaza.

Se puede visitar también el Museo Municipal, sobre la plaza de Armas de la puerta de Santa Ana. podremos ver obras de la prehistoria, y de culturas como la romana, la árabe o la cristiana. en la planta alta podemos ver los cañones que defendieron la ciudad del asedio de los piratas.

Originally posted 2008-06-21 11:24:07.