El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Rometta, Sicilia


La forma más fácil de llegar a Rometta desde España es aterrizando en el aeropuerto de Catania, desde donde podremos coger un autobús que nos llevará a Messina, o que nos deja en la estación de Catania, desde donde podemos coger un tren. Desde Messina se puede coger cómodamente un tren que nos lleve a Rometta.

El territorio de Rometta alcanza una altitud de 1076 metros, pero también tiene una parte de costa. Es una zona rica en iglesias, restos de fortificaciones, monasterios, playas, bosques,…

Rometta es un pequeño pueblo de algo más de seis mil habitantes, número que se multiplica por 2 en los períodos vacacionales. La zona más próxima al mar, llamada “Rometta Marea”, está llena de dúplex, apartamentos, chalets,… muy cerca de las costas que se llenarán de turistas en los meses más cálidos.

A los amantes de las excursiones este territorio les permite admirar sugestivos panoramas y conocer un patrimonio natural de notable interés. El punto de partida más recomendable para las excursiones es San Leone, localidad más representativa del territorio montañés, situada a 5 kilómetros de la población de Rometta. Es también notable su alto valor religioso, en San Leone se encuentran la Abadía y el Eremo de San Leone, patrón de Rometta. Aquí, siguiendo una antigua tradición, los habitantes de Rometta vienen en peregrinación cada primer domingo de mayo, comiendo posteriormente en los bosques que lo rodean.

Originally posted 2009-02-03 12:07:51.

La leyenda de los Montes Peloritanos

Los montes Peloritanos son la cadena montañosa del noreste de Sicilia. Representan el extremo sur de una cadena más compleja llamada “Arco Calabro-Peloritano”. Esta cadena desciende en dirección suroeste, desde el cabo Peloro, a los montes Nébrodi, a lo largo de aproximadamente 65 kilómetros. Desciende en el valle del río Alcántara, que la separa del Etna en la zona sur de Giardini Naxos.

Los montes Peloritanos atraviesan la provincia de Messina, protegiéndola y separándola del resto de Sicilia. Su morfología se caracteriza por una sucesión de picos, crestas y barrancos. Desde la línea de cresta, estrecha y sinuosa, de unos 1000 metros de altitud, salen amplios valles. La mayoría de las rocas son de origen volcánico.

Los montes Peloritanos tienen puntos de gran altitud como Dinnamare o Monte Cavallo, pero el paisaje más grandioso lo encontramos a 1253 metros, en Monte Scuderi, desde el que se pueden admirar tanto el litoral Jónico como el Tirreno.

El nombre “Peloritanos” tiene su origen en la palabra griega “Peloron”, y significa monstruoso, desmesurado. Según otra leyenda el nombre viene de un cartaginés llamado Peloro que advirtió al general africano Anibal de la existencia de un paso marítimo entre Sicilia y Calabria. Cuando Anibal pasó por el estrecho hizo ejecutar a Peloro ya que se sintió traicionado, pero cuando se dio cuenta de su error quiso subsanarlo levantando una enorme estatua en la punta noreste de Sicilia, que desde entonces se llama Cabo Peloro.

Originally posted 2009-02-24 15:03:29.

Viajar sin destino

Una interesantísima forma de viajar es hacerlo sin ningún destino. Es decir, elegir un país o una zona determinada y moverse por el mismo dejándose llevar por el instinto, las ganas, o los acontecimientos. Es conveniente documentarse antes con respecto a la zona o zonas a visitar; historia, cosas que visitar, horarios, oferta hotelera, eventos,…

Como medio de transporte la oferta no es poca, aunque yo recomendaría alquilar un coche o viajar en tren, dependiendo del tamaño del grupo de viajeros y del presupuesto de los mismos.

Una vez establecida la zona y elegido el medio de transporte es fundamental hacerse con un mapa de la región o país y hacerse un pequeño esquema en función de los días que se quieran dedicar al viaje en cuestión. Establecido el punto de partida sería también bueno que el grupo estuviera de acuerdo, en el caso de contar con coche, en lo referente a elegir autopistas o carreteras secundarias. Es importantísimo establecer de antemano si se prefiere hacer un viaje tranquilo, sin mirar el reloj o el calendario, o si el objetivo es visitar el mayor número de lugares posible.

Como recomendación personal añado que, una vez elegido el sitio donde pasar la noche, es conveniente llamar para reservar alojamiento, aunque sea esa misma mañana, y así evitaréis situaciones desagradables o, en el mejor de los casos, tener que dormir en el coche o en la estación.

Originally posted 2008-11-27 13:02:51.