El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Caronia, Sicilia


En el corazón del “Parco deo Nebrodi”, en la provincia de Messina, en la isla de Sicilia, rodeado por inmensos bosques y entre suaves colinas encontramos Caronia, antiguo centro rico en arte y tradiciones populares.

Sus orígenes se sitúan entre la historia y el mito. Parece que los primeros fundadores fueron conquistadores griegos, que se situaron cerca del mar, tal y como indica el nombre originario de la población; bella costa. También pasaron por ella los romanos, los normandos… posteriormente estuvo bajo el dominio de las más importantes familias de cada momento, a menudo emparentadas con el rey de turno.

Con respecto al arte, Caronia posee un rico patrimonio, entre el que destaca el castillo, situado en el punto más alto del pueblo y alrededor del cual se desarrolló a lo largo de los siglos la población. Es uno de los edificios normandos mejor conservados de toda Sicilia.

Los aspectos más auténticos de la tradición local se manifiestan sobretodo mediante las celebraciones religiosas. El patrón del pueblo es San Biagio, cuya fiesta se celebra el segundo domingo de agosto.

La gastronomía de la zona es también digna de mención, pudiéndose destacar  las galletas rellenas de higos secos, almendras y nueces, típicas en Navidad, la pasta con garbanzos, espárragos, bacalao frito,…

Cómo llegar: Desde España lo más fácil es coger el avión hasta Palermo, ya que desde allí hay un buen servicio de autobuses que nos llevará a Caronia.

Originally posted 2009-01-28 13:37:17.

Agencia de viajes, sin ella no hubiera tenido vacaciones.

Hace diez días por fin tuve la oportunidad de reservar el crucero con el que tanto había soñado. Lo hice todo a través de la página web de la compañía en cuestión. Fue muy fácil, no tuve ningún problema y es sistema es muy intuitivo.

El problema llegó a la hora de pagar. A mi nunca me ha dado miedo pagar mis compras por internet, y estaba dispuesta a hacerlo tampién en esta ocasión, pero para mi sorpresa el pago por internet no generaba automáticamente los billetes, sino que éstos llegarían a mi casa por correo ordinario. Eso no me gustó nada. En el pueblo en el que vivo te puedes fiar de cualquier cosa excepto del servicio de correos. Ya en una ocasión casi nos cortan el teléfono por falta de pago… y en realidad fue que el cartero no nos trajo el recibo.

Visto que entre la compra del billete y la salida del crucero tenía sólo 10 días decidí no arriesgarme y elegir la otra opción; hacer llegar los billetes a una agencia de viajes de mi elección y pagar todo allí mismo. Imaginaba que tendría algún gasto extra pero no tenía elección.

El trato en la agencia fue exquisito, incluso, para mi sorpresa, me hicieron un pequeño descuento. Tuve problemas con las tarjetas de crédito y débito por culpa de la banda magnética, pero me dieron todas las facilidades del mundo para pagar al día siguiente o incluso el día que recogiera los billetes. Yo no tenía mucha experiencia con las agencias de viajes, pero tengo que reconocer que en este caso ha sido muy positiva.

Y por fin mañana zarpa el barco. Todavía no me lo puedo creer… cuando vuelva os cuento todo.

Originally posted 2008-10-27 20:54:03.

Santorini es mágica

Sin duda una de las islas griegas más conocidas es Santorini. Rodeada por el Mediterráneo y bañada por el Sol, ofrece a sus visitantes paisajes maravillosos, vida nocturna, paz, posibilidad de hacer excursiones o simplemente de disfrutar de la paz de sus playas.

Mi experiencia personal fue maravillosa. Estuvimos sólo un día ya que íbamos con un crucero. Desembarcamos en una cala en la que había varios restaurantes y tiendas de souvenirs. Allí mismo podías coger el funicular, experiencia terrorífica, que te llevaba al pueblo de Thira, desde el que se contemplan unas vistas maravillosas. Otra forma de subir hasta el pueblo es en burro. Por lo que se la experiencia tampoco es muy relajante, los burros huelen fatal, van rapidísimo y tienden a irse hacia el lado del acantilado. Thira está lleno de tiendas para turistas, restaurantes, típicas casas griegas, y lo más importante, un montón de agencias en las que alquilar un coche o una moto para ir a Oia.

Nosotros alquilamos una moto pequeña. La carretera no tiene pérdida, y en aproximadamente veinte minutos llegamos a Oia. El trayecto entre un pueblo y otro es maravilloso, tienes el mar a los dos lados y todas las personas que te encuentras por la carretera tienen la misma cara de vacaciones que tú. Una vez que llegados a Oia lo mejor es dar un paseo por su minúscula avenida marítima, en la que, además de curiosear por sus tiendas y restaurantes típicos, se puede disfrutar de unas espectaculares vistas,… acantilados, el mar, cúpulas azules, veleros,… Santorini es mágica.

Originally posted 2008-11-27 11:29:06.