El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Trapani, Sicilia, Italia


 

Jamás me imaginé que en la costa más occidental de Sicilia se comiera un cous-cous tan rico.

Trápani es bonito, está coqueto. Yo estuve un fin de semana con mi marido en enero de este año para celebrar su cumpleaños. Cogimos el coche (vivimos en Sicilia) y en tres horas llegamos. El bed and breakfast estaba muy bien, muy acogedor, y aunque la calle en la que estaba era un poco rara, (muy estrecha, muy escondida…), estabámos en pleno centro  no teníamos que coger el coche para absolutamente nada.

El viernes llegamos tarde y el chico de la recepción nos indicó un restaurante donde cenar cous-cous. Delicioso. Era de pescado y me supo a Gloria (claro que a mi casi todo me sabe a Gloria, pero Angelo, mi marido, estuvo de acuerdo conmigo). Dimos un paseo pero hacia frío y viento y volvimos pronto al hotel.

Los dos dias siguientes estuvimos simplemente paseando por la ciudad, el tiempo era estupendo. Comimos muy bien, descansamos, disfrutamos del olor del mar, de la brisa… y el sábado por la noche salimos a tomar una copa. El centro de Trápani es animadísimo, y era enero!!! había muchísima gente joven, familias paseando, parejas,… ¡me sorprendió tanta vida nocturna!

Trápani es una ciudad pequeña y bonita, con calles peatonales y rodeada de suaves y verdes colinas. Hay otras cosas que nosotros no vimos porque como  viajeros a veces nos puede la pereza, pero por lo visto hay unas salinas que hay que ver (ya tengo muy vistas las de Alicante, a donde voy de vacaciones desde que tengo uso de razón) y unas islas muy cerca a las que hay que ir que por lo visto son de visita obligada (era invierno y el mar no estaba demasiado tranquilo). Para pasar un fin de semana es estupenda y se llega muy fácilmente desde el aeropuerto de Palermo, que es internacional (aunque Trápani tiene su propio aeropuerto, pero sólo para vuelos nacionales). La recomiendo si os encontráis en Sicilia, o si vivís aquí y os apetece un fin de semana romántico.

 

 

 

 

Originally posted 2008-10-21 21:25:29.

El estrecho de Messina

Messina es la ciudad más oriental de la isla de Sicilia. De ella toma el nombre el estrecho de Messina, que separa Sicilia de la región de Calabria, al sur de la península Itálica, es decir, de la “punta de la bota”. Podría parecer que la situación con respecto al continente es cómoda, al estar separados sólo por 3 kilómetros de agua… nada más lejos de la realidad. Atravesar el estrecho puede convertirse en una auténtica pesadilla.

Hay barcos que atraviesan continuamente el estrecho cargados de personas, coches, camiones, autobuses,… pero no son precisamente económicos. Además se pierde aproximadamente una hora entre la compra del billete, el embarco, trayecto y desembarco… y es agotador…

La situación se vería tremendamente simplificada si se decidieran a hacer el puente. Hay tantos argumentos a favor como en contra. La evidencia es, sin embargo, que dados los precios del transporte aéreo y la enorme dificultad que plantea depender sólo del transporte marítimo, el turismo en Sicilia se resiente considerablemente al no contar con un acceso terrestre que su geografía permitiría si se pusiera la voluntad necesaria.

Los que están en contra argumentan razones medioambientales, paisajísticas o de infraestructura. Incluso se alega que es imposible su realización por encontrarse en zona sísmica. Sin embargo basta observar estructuras como el característico puente de San Francisco para entender que, lejos de convertirse en un elemento que rompería la armonía del entorno, puede convertirse en un reclamo turístico más, que facilitaría tanto el acceso turístico como la vida de sus ciudadanos.

Originally posted 2008-12-04 12:43:39.

Agencia de viajes, sin ella no hubiera tenido vacaciones.

Hace diez días por fin tuve la oportunidad de reservar el crucero con el que tanto había soñado. Lo hice todo a través de la página web de la compañía en cuestión. Fue muy fácil, no tuve ningún problema y es sistema es muy intuitivo.

El problema llegó a la hora de pagar. A mi nunca me ha dado miedo pagar mis compras por internet, y estaba dispuesta a hacerlo tampién en esta ocasión, pero para mi sorpresa el pago por internet no generaba automáticamente los billetes, sino que éstos llegarían a mi casa por correo ordinario. Eso no me gustó nada. En el pueblo en el que vivo te puedes fiar de cualquier cosa excepto del servicio de correos. Ya en una ocasión casi nos cortan el teléfono por falta de pago… y en realidad fue que el cartero no nos trajo el recibo.

Visto que entre la compra del billete y la salida del crucero tenía sólo 10 días decidí no arriesgarme y elegir la otra opción; hacer llegar los billetes a una agencia de viajes de mi elección y pagar todo allí mismo. Imaginaba que tendría algún gasto extra pero no tenía elección.

El trato en la agencia fue exquisito, incluso, para mi sorpresa, me hicieron un pequeño descuento. Tuve problemas con las tarjetas de crédito y débito por culpa de la banda magnética, pero me dieron todas las facilidades del mundo para pagar al día siguiente o incluso el día que recogiera los billetes. Yo no tenía mucha experiencia con las agencias de viajes, pero tengo que reconocer que en este caso ha sido muy positiva.

Y por fin mañana zarpa el barco. Todavía no me lo puedo creer… cuando vuelva os cuento todo.

Originally posted 2008-10-27 20:54:03.