El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Bragança


En el extremo noreste del país y separada del resto de Portugal por tres cadenas montañosas, encontramos Bragança. Tras este aislamiento entre montañas se encuentra una ciudad de ilustre pasado, azotada desde la prehistoria hasta el siglo XIX, durante la Guerra Peninsular, los asedios, batallas e invasiones para alcanzar el control de su ciudadela con sus murallas de color gris. el Ducado de Bragança se convirtió en la casa real de Portugal y dió una reina a Inglaterra con la boda de Carlos II y Caterina de Bragança. Fue ella quien introdujo en Inglaterra la costumbre de tomar el té por la tarde ya que su dote incluía la colonia de Bombay, de donde es originario el té.

Entre iglesias y edificios, muchos de ellos fueron tiempo atrás más que grandiosos, encontramos mercados de alimentos como frutas o verduras. Hasta la ciudadela accederemos por callejones empinados y por las murallas del castillo, con su torreón gótico. Las casas están edificadas sin un orden concreto y sus tejados son rojizos. El ambiente de la ciudad sigue siendo medieval. No podemos dejar de visitar su catedral renacentista que encontraremos extramuros.

bragançaEl castillo, impresionante e inexpugnable, domina la ciudad. Encontraremos torres almenadas, que rodean el gran torreón, con hendiduras estrechas para el paso de la luz. Dentro del castillo podremos visitar el Museo Militar y la Domus Municipalis, un edificio pentagonal románico donde se reunía el consejo de la ciudad. Desde el torreón la panorámica de la ciudad y de las montañas que la rodean es la mejor estampa que llevarse de este bello lugar.

Originally posted 2008-08-17 08:06:52.

Comments are closed.