El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Capri


La isla está situada frente al cabo Campanella, que cierra el golfo de Nápoles por el sur, y que es visible desde los acantilados de Sorrento. Tiene sólo 17 kilómetros de perímetro, repletos de calas, grutas, playas y puertos deportivos. La joya turística más apreciada de la gruta azul, situada al noreste de la isla, y dos pueblos Capri y Anacapri.

En sus acantilados aparecen formaciones calcáreas que le dan un aspecto un tanto primitivo y en las colinas apenas hay pinos, en el interior, las mismas parras de vid, los mismos limoneros, los mismos olivos, las mismas buganvillas que en Procida o Ischia.

Capri es una inmensa montaña y la única manera de ver bien la isla es desde las cumbres, hasta donde suben pequeñas camionetas y motocarros-taxi para llegar a Anacapri .Aquí están parte de los comercios y hoteles y un caminito a las sombras de las acacias por entre villas particulares y tiendas de ropas, perfumes, licores y recuerdos y alguna que otra terraza que mira a un mar de azul intenso.

Este es el paseo de Axel Munthe, al final del cual se encuentra la casa museo del famoso escritor  humanista, autor de " La historia de San Michel", y es aquí precisamente donde uno se da cuenta de que Capri tiene sentido desde esta casa, desde sus maravillosos jardines, cuidados con auténtico mimo, paseando entre esculturas y fuentes.

La casa museo, hoy residencia del cónsul sueco en la isla, representa uno de esos lugares, que para determinadas personas, resultaría el enclave perfecto donde pasar el resto de una vida, sin desear o necesitar ningún otro paisaje.

Tal vez lo más imperfecto, son los grandes cruceros que quedan abajo, fondeando delante del puerto, que en cierta manera afean el panorama

 

 

Originally posted 2009-03-22 20:22:44.

Comments are closed.