El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Destinos

Las Cuevas de Mogao, China


Las Grutas de Mogao, llamadas también las Cuevas de los Mil Budas, o las Cuevas de Dunhuangs, son un sistema de templos budistas cerca de la ciudad de Dunhuang, en la provincia de Gansu, China. “Mogao” significa alto en el desierto.

1

5

En las cuevas se pueden ver algunos de los mejores ejemplos de arte budista que abarca un período de 1.000 años. Según los registros de la dinastía Tang, un monje había sido testigo en el lugar de una visión de mil Budas, bajo una lluvia de rayos dorados, entonces, de ahí tiene que haber salido la inspiración para construirlas. La construcción de cuevas duró diez dinastías y por lo que se sabe, muchos peregrinos y viajeros siguieron allí por los próximos mil años.

2

Las Grutas de Mogao contienen valiosas pinturas, esculturas, unas 50.000 escrituras budistas, documentos históricos, textiles, y otras reliquias. Aquí, los estilos artísticos aplicados son normalmente aquellos enseñados en las escuelas Indias Budistas.

3

4

Algunos sutras son tan grandes que llegan a medir 65 metros cuadrados, y abarcan toda la pared, pero a pesar de la erosión y la destrucción hecha por el hombre en estos sitios, las 492 cuevas están bien conservadas, con frescos que cubren una superficie de 45.000 metros cuadrados, más 2.000 figuras esculpidas de colores y 5 aleros de madera que dominan las cuevas. Actualmente, 220 de las cuevas permanecen en Tang y son un sitio de atracción turística importante y tema para un proyecto arqueológico que está en curso, además de ser Patrimonio Mundial de la Unesco.

Fuente: wayfaring

Originally posted 2009-09-22 16:09:00.

Restaurante Hamadaya

Cuando salimos de nuestra ciudad a una cultura completamente diferente nos gusta probar esas comidas especiales que dan significado y que tanto hemos oído hablar de ellas.

Uno de los lugares donde la comida parece un manjar es en Japón, y más concretamente en Tokio. En Japón hay que saber bien elegir dónde vamos a comer porque, al igual que en otras ciudades, hay sitios que no son recomendables para comer, pero hay otras que es una alegría comer, claro está, hasta que nos llega la cuenta (factura) y nos damos cuenta que nos pasamos.

El restaurante al que hacemos referencia es el Hamadaya, un restaurante con tradición que fue creado en 1912 y que dispone de platos de todo tipo siempre con la máxima calidad. Los clientes no se aburrirán del menú ya que éste cambia semanalmente y el ambiente en el que degustaremos esa comida es el típico japonés, con habitaciones de tatami y unas vistas a su jardín japonés. El precio pues puede llegar a costarnos una comida unos 90 euros (y eso sin excedernos demasiado en lo que pidamos).

En el Hamadaya suelen  acudir normalmente los políticos famosos o los artos cargos de empresas, incluso famosos han venido a este restaurante por lo que, si nos pasamos por aquí, tened a mano una cámara si queréis llevaros un buen recuerdo.

Si queréis tener más información sobre este restaurante y sabéis inglés, podréis visitar la página oficial donde encontraréis información sobre las habitaciones, comidas, acceso al restaurante, además de sobre la historia que tiene el propio restaurante.

Originally posted 2008-05-23 13:04:03.

Bragança

En el extremo noreste del país y separada del resto de Portugal por tres cadenas montañosas, encontramos Bragança. Tras este aislamiento entre montañas se encuentra una ciudad de ilustre pasado, azotada desde la prehistoria hasta el siglo XIX, durante la Guerra Peninsular, los asedios, batallas e invasiones para alcanzar el control de su ciudadela con sus murallas de color gris. el Ducado de Bragança se convirtió en la casa real de Portugal y dió una reina a Inglaterra con la boda de Carlos II y Caterina de Bragança. Fue ella quien introdujo en Inglaterra la costumbre de tomar el té por la tarde ya que su dote incluía la colonia de Bombay, de donde es originario el té.

Entre iglesias y edificios, muchos de ellos fueron tiempo atrás más que grandiosos, encontramos mercados de alimentos como frutas o verduras. Hasta la ciudadela accederemos por callejones empinados y por las murallas del castillo, con su torreón gótico. Las casas están edificadas sin un orden concreto y sus tejados son rojizos. El ambiente de la ciudad sigue siendo medieval. No podemos dejar de visitar su catedral renacentista que encontraremos extramuros.

bragançaEl castillo, impresionante e inexpugnable, domina la ciudad. Encontraremos torres almenadas, que rodean el gran torreón, con hendiduras estrechas para el paso de la luz. Dentro del castillo podremos visitar el Museo Militar y la Domus Municipalis, un edificio pentagonal románico donde se reunía el consejo de la ciudad. Desde el torreón la panorámica de la ciudad y de las montañas que la rodean es la mejor estampa que llevarse de este bello lugar.

Originally posted 2008-08-17 08:06:52.