El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

África

Cartago: Los antepasados de Túnez


tunez En la ciudad de Cartago encontraremos los restos arqueológicos más famosos de Túnez. Sin embargo su dispersión por el territorio hace que no causen el impacto merecido. Son varias las civilizaciones que han pasado por Cartago, confiríendole esa mezcla de restos arqueológicos de los que podemos disfrutar.

La ciudad fue fundada en el año 814 a.C. por los fenicios. En el siglo IV a.C. ya era la capital de un gran imperio marítimo que oradaba el Mediterráneo. Fue destruida por los romanos que la reconstruyeron años más tarde y así se convirtió en la tercera ciudad del Imperio Romano. Más tarde serían los árabes quienes la destruirían.

En Cartago podemos visitar:

El Museo Nacional de Cartago. Su visita nos servirá para tener una visión general del conjunto arqueológico y contemplar los tesoros que allí se guardan, desde esculturas, estatuas, mosaicos hasta máscaras funerarias.

La colina de Byrsa, desde la que se divisa el parque arqueológico. Era el centro de la ciudad púnica. Allí se construyó la Catedral de San Luis, transformada más tarde en un centro para música árabe y conocida actualmente como el Acropolium.

tophet El Cementerio Americano recuerda a los más de seis mil americanos que murieron en el norte de África durante la II Guerra Mundial.

Los puertos púnicos, que en el siglo II daban amarre a más de 200 naves. Actualmente han sido reducidos pero podemos hacernos una idea de las dimensiones del puerto en el Antiquarium.

Las Termas de Antonio, los baños romanos más grandes del imperio y el conjunto arqueológico mejor conservado de Cartago. Se pueden observar desde una plataforma ya que no está permitida la entrada.

Además podemos visitar el Museo Romano y Paleocristiano, el Quartier Magon, cerca de las Termas de Antonio (magnífica colección de mosaicos), el Teatro de Adriano o el Tophet, un precioso jardín donde se sacrificaba a niños en el siglo VIII a.C.

Originally posted 2008-05-25 11:06:36.

Conocer Casablanca III

Y por supuesto no debes dejar atrás la antigua Medina, si de verdad quieres insertarte en el mundo cultural de Marruecos, siendo como otra ciudad dentro de Casablanca, llena de energía y magia, te adentraras en el Marruecos del siglo XVI atravesando las murallas que encierran la medina.

Si quieres conocer sus playas, o tomar el sol, lo mejor es La Corniche, un paseo que lleva a recorrer la zona costera y a adentrarse en los barrios de esa parte de la ciudad, y un buen barrio que visitar ejemplo de la modernidad marroquí es el Habous, donde podrás conseguir artículos típicos.

Y si hablamos de su gastronomía sólo tendremos buenas palabras, la cocina marroquí tiene renombre mundial, se dice que entre sus variados sabores, se encuentran los platos más sabrosos del mundo, y es que hay tantos donde elegir que seguro que te gustará alguno.

Caracterizada por lo agridulce y teniendo la carne como uno de sus elementos principales, el más conocido consiste en una entrada de sopa con harina y bastilla, de plato principal una especie de pastel de carne con una pasta muy deliciosa, acompañado de alguna exquisita bebida y algún que otro pastel.

El Cous-cous y el Mechoui son dos de los platos más populares de país, y ambos se basan en la carne de cordero, el primero combinándose con sémola, huevos y verduras, y el segundo es sólo cordero a la braza.

Originally posted 2009-05-13 20:06:24.

Sidi Bou Saïd y La Medina

sidibousaidSituadas en la costa de Cartago, estas dos localidades ofrecen al visitante gran encanto y variedad. Situadas cerca del lugar donde se alzó la antigua Cartago (una de las ciudades más poderosas de su época), encontraremos un mar exótico de color turquesa.

Sidi Bou Saïd  es un pueblo con encanto donde se mezcla la belleza del paisaje y la armonía de los edificios azules y blancos. Este conjunto hace que se convierta en uno de los pueblos más atractivos del Mediterráneo. partiendo desde lo alto de la colina, colgando desde un acantilado de tierra rojiza y ordenadas a lo largo de las calles adoquinadas, las casas esconden interiores preciosos tras las celosías azules, las rejas y los matorrales de buganvillas. La mezquita del santo alza su minarete blanco tras el café de las Esteras, el café la medina tunezmorisco más famosos de Túnez. En lo alto, el faro vigila el cementerio. El paisaje marino invita a la poesía y se agolpan las velas blancas temblorosas del puerto deportivo. El palacio orientalista del barón de Erlanger es una sinfonía de decoración arabo-andaluza y un museo de la música magrebí.

La Medina es una ciudad cargada de historia, con el pasado y el presente muy vinculados y capital de Túnez. Se puede pasear por sus zocos, por sus callejuelas con puertas tachonadas, visitar su Mezquita del siglo IX y los monumentos y palacios de la época de los beyes. La renovada avenida Bourguiba, un barrio de arquitectura de principios del siglo XX, es el lugar más agradable para ir de tiendas, tomar café, entrar en una pastelería o almorzar en pequeños restaurantes.

Originally posted 2008-06-24 12:11:39.