El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Oceanía

Groenlandia


Groenlandia es un país donde podemos pasar muchísimo frío y al que aconsejo llevar en la maleta gran cantidad de ropa calentita porque allí el invierno no es como aquí, y de lo que hay que tener más miedo es de la hipotermia que podemos llegar a coger si no nos cuidamos.

Groenlandia pertenece a Dinamarca y embarca la isla que hay entre el océano atlántico y el glacial ártico. Está prácticamente cubierta de hielo (de ahí la insistencia de que llevemos ropa de abrigo).

La cultura de Groenlandia puede resultar muy diferente de aquella a la que estamos acostumbrados, sus orígenes se remontan a la ocupación por parte de los Inuit de la cultura Dorset cuando se fundió el hielo ártico de las zonas habitables.

Poco después fueron los vikingos los que ocuparon la isla para, más adelante, volver los Inuit. Podríamos decir que durante toda su vida ha habido enfrentamientos entre vikingos, inuit y daneses, aunque los que salieron victoriosos fueron los inuit (con un 80% de población actual) y los daneses (20%).

Como curiosidades de Groenlandia os podemos citar algunas como:

–    Las distancias se miden en “Sinik”, traducido por “sueños”, es decir, en el número de pernoctas que dura un viaje. No es un concepto muy válido porque todo depende de un factor.

–    Groenlandia no es un destino turístico muy visitado (porque el frío enfría mucho la idea de ir) pero quienes van suelen disfrutar mucho conociendo una nueva cultura.

 

En definitiva, Groenlandia es un destino en el que podremos disfrutar tranquilamente sin el agobio de ver a mucha gente haciendo turismo y para relajarnos (no demasiado o nos congelaremos).

Originally posted 2008-04-19 23:15:32.

Cruceros

Uno de los viajes más hermosos que podemos realizar en algún punto de nuestra vida es hacer un crucero. Hay muchos tipos de cruceros y destinos dispares entre los mismos que pueden resultarnos tentadores a la hora de mirar los cruceros, pero sobretodo tenemos que dejarnos llevar por lo que queremos visitar, si más ciudades o más mar.

Dependiendo de lo que queramos, podremos encontrar varios tipos de cruceros. Por ejemplo, los cruceros por el mediterráneo podríamos visitar: las Islas Griegas y Turquía, o bien Escandinavia y Rusia… Como véis, múltiples ciudades de las que disfrutar, no sólo entre pareja, sino también con amigos o con niños ya que en la mayoría de los cruceros se celebran fiestas y hay espectáculos para los niños (salvo, claro está, cuando vamos en un crucero del amor o para buscar pareja).

Los cruceros son una forma de viajar lenta y que no es demasiado apta para aquellas personas que son propensas a marearse demasiado, sobretodo si no acaba de acostumbrarse al vaivén del barco. Pero también son el destino más romántico para una pareja, más aún de noche porque es un lugar tranquilo donde puedes contemplar la noche sin que nada te estorbe. El único inconveniente que los cruceros pueden tener es cuando les tienes miedo, por las películas que todos hemos vistos y que nos vienen a la cabeza… Pero dejando eso a un margen, el crucero puede ser una luna de miel perfecta para recien casados; unas vacaciones de ensueño para una familia; o la fiesta mayor de su vida para un grupo de amigos.

Originally posted 2008-04-14 15:46:15.

Melbourne

 

Melbourne es la segunda ciudad más importante de Australia, por debajo de Sydney. Es una ciudad muy moderna tanto en la cultura como en su gastronomía.

Cuando llegamos a Melbourne (y si no conocemos nada) lo mejor es visitar las zonas más típicas por los turistas como son:

–          La Catedral de San Pablo, una catedral de estilo gótico renacentista que hará las delicias de pequeños y grandes historiadores.

–          El Museo Nacional de Victoria, donde se puede conocer de primera mano la historia del país (Oceanía y la propia Melbourne) además de poder saber cosas sobre el primer aeroplano y automóvil.

–          Chinatown. Como ya dijimos, Chinatown no es específica de América, ya hay muchos países que cuentan con su propio Chinatown y Melbourne es uno de ellos. Como en todos, los placeres gastronómicos pueden atraparnos desde el primer momento así como el ambiente que allí se respira, con mercadillos, un museo chino,…

–          El Rippon Lea, una mansión de estilo victoriano con un lago a su lado, el Gand Fernery, compuesto por pequeñas islitas, puentes y cascadas.

–          Los Jardines Carlton, para pasear con nuestros niños o pareja, unos jardines que rebosan tranquilidad.

–          El Jardín Botánico, uno de los más hermosos jardines que posee y cuyos senderos son muy relajantes (posee muchos olores cuando caminas, como si la contaminación no existiera en esos lugares).

–          Y, por supuesto, el Hipódromo de Melbourne, uno de los que más se oye hablar y donde podremos ver correr a caballos de distinta índole. Un espectáculo increíble.

En definitiva, Melbourne nos ofrece variedad a la hora de divertirnos o relajarnos, distintos lugares para personas que les guste conocer la historia, para gente que le guste la naturaleza, para los amantes de los animales (aunque sea por dinero…), …

Originally posted 2008-04-21 18:12:50.