El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Con amigos

Granada, tierra ensangrentada…


Granada, tierra ensangretada en tarde de toros… Así comienza una de las estrofas de una de las canciones más famosas de Granada.

Granada es una ciudad donde podrás encontrar de todo. Tienes playa, tienes montañas, y tienes atracciones. Comenzando por la playa tienes varios lugares donde puedes irte a dar un baño. Por ejemplo, Motril, Almuñecar, Salobreña… Personalmente recomiendo esta última aunque en verano es más difícil encontrar un hueco libre para plantar la sombrilla porque viene mucha gente a la playa.

Si nos decidimos por la montaña, qué mejor que subir a Sierra Nevada. De paso, si sabemos esquiar podremos hacerlo durante la temporada porque, aunque sean unos kilómetros, podremos hacerlo. Y si no sabemos esquiar siempre podremos apuntarnos a algunas clases para que nos enseñen lo básico.

¿Nos quedamos en la ciudad? No hay problema. Lo mejor para visitar, sobretodo en épocas de festividades (navidad, semana santa, corpus,…) es el centro de Granada, zona peatonal, donde podremos encontrar tiendas de diversas temáticas y también puestecillos ambulantes con cosas, algunas veces, curiosas.

También y es un lugar de obligatoria visita, hay que visitar La Alhambra, uno de los monumentos que estuvo nominado a ser uno de las 12 Maravillas del Mundo Moderno y que no pudo ser, pero no por ello se debe dejar de visitar, ya que el embrujo que allí te envuelve, si vas despacio y no hay demasiada gente, es mágico. La vegetación hace que en todo el recinto reine la paz y, ver la Alhambra por la noche es un espectáculo que no os deberíais perder, algo inolvidable.

Con respecto a dónde alojarnos existen varios hoteles de los que podemos hacer uso en Granada (capital) al igual que en Sierra Nevada o en las zonas de playa. Por citar algunos hoteles podríamos decir: Granada B&B, Alhambra Palace, Hotel América,…

Originally posted 2008-03-04 21:12:36.

Puente Ha’Penny en Dublín

El puente Ha’Penny es uno de los símbolos de Dublín y lo tienen en muy alta estima. Para ellos hay pocas cosas de lo que se sientan orgullosos y el puente es una de ellas. El puente se inauguró en 1816 pero tenía otro nombre; se le llamaba el Puente Wellington en honor al primer Duque de Wellington, Arthur Wellesley. Poco después el puente cambió de nombre debido  a su propia historia.
 
Veréis, el puente, para cruzarlo, había que pagar un peaje que era de medio penique (ha –  penny) y por eso la gente comenzó a llamarlo el puente del medio penique refiriendo al mismo hasta que todos lo conocieron por ese nombre. Aunque no pierde su nombre original, no se le conoce por él y nadie suele referirse al puente de ese modo. Eso sí, el peaje dejó de exigirse en 1919 (duró tiempo pero al final acabó desapareciendo).

Los irlandeses le tienen mucho cariño a este puente y, aunque en 2000 se inauguró un nuevo puente, el moderno puente del milenio, aún hay muchos que siguen utilizándolo (es peatonal).

Así que, ya sabes, si vas por Dublín y te apatece ver algo con historia, seguro que una de las cosas que no puedes dejar de ver, o incluso de caminar por él, es el puente Ha’Penny. Si tienes suerte es posible incluso que alguien te cuente alguna curiosidad sobre el mismo.

Originally posted 2008-11-02 13:51:58.

Amberes

Amberes es conocida por ser la sede de los Juegos Olímpicos del año 1920 (algunos de nosotros aún no habíamos nacido ni nada).

Se encuentra en Bélgica siendo la segunda ciudad del país y es una importante ciudad en el tallado de diamantes, algo con lo que comercializó durante varios años. Así mismo, un famoso pintor nació en esta ciudad, Pedro Pablo Rubens, cuyas obras están expuestas en la Iglesia Gótica de San Pablo y en el Museo Casa de Rubens.

De Amberes, lo que más atractivo turístico se lleva es la propia Catedral de nuestra Señora así como varias otras iglesias como la Iglesia de San Andrés, la de San Pablo, la de San Jaime y la de San Carlos Borromeo.

En Amberes también es destacable la propia Plaza Mayor rodeada por edificios de los siglos XVI y XVII es buen estado de conservación. Así mismo también tendremos la oportunidad de ver la estatua de Brabo, una estatua inmersa en la leyenda de ser el héroe que cortó la mano del gigante Druoon Antigoon, que vivía en el río y que hostigaba a los barcos que querían pasar cobrándoles un peaje.

Si el barco no pagaba el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al Río Escalda. Un Centurión Romano, ya cansado de las barbaries cometidas por el gigante, le cortó la mano lanzándola también al río para que aprendiera la lección. Así se convirtió en el héroe de la leyenda.

Originally posted 2008-06-18 20:24:19.