El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Exóticos

Restaurante submarino en Valencia


Ahora que el fin de semana ha llegado, siempre podemos darnos una escapada a alguna ciudad de España para disfrutar de una corta estancia y degustar algo de su gastronomía, o pasear por algunas de sus principales zonas.

En esta ocasión nos decantamos por Valencia, y, de ella, te recomendamos ir a un restaurante distinto de los que puedes conocer, un restaurante submarino.

Este restaurante se encuentra en  el Oceanográfico de Valencia y está rodeado por un acuario gigante con más de 10.000 peces de distintas razas.

Por supuesto, los menús son básicamente de pescado pero siempre podremos encontrar algunas degustaciones de carne (por ejemplo el entrecot de milhojas de patata).

Si quieres más información, los datos de información del restaurante son: Calle Junta de Murs i Valls, s/n, Valencia, 46013. Teléfono 961975565.

Foto de: Jaime Noain.

Originally posted 2008-10-03 13:08:21.

El tren de las nubes, Salta, Argentina

Para muchos es un sueño poder tocar las nubes, pues bien se puede hacer realidad. En el norte de Argentina, más precisamente en la provincia de Salta, se encuentra el Tren de las nubes.

 Imagen3

Salta es una provincia de belleza natural, su vasto territorio abarca todo tipo de paisajes, desde la aridez del desierto puneño, hasta el verde exuberante de la selva.

El tren de las nubes, es uno de los trenes más asombroso del mundo, asciende a 4.200 metros de altura en un recorrido de 434 km (ida y vuelta). Parte de la ciudad de Salta, atraviesa el valle de Lerma, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar hasta la Puna.

Imagen1

Tiene una capacidad de 468 pasajeros y va a una velocidad de 35 km/h. Si bien el tren no es moderno, ni mucho menos, cuenta con servicios a bordo, personal de seguridad y médicos, en caso de haber algún problema de falta de oxígeno por la gran altura que alcanza, 4200 metros sobre el nivel del mar.

Los paisajes que se recorren en este maravilloso tren, son realmente fascinantes. Los coloridos de las montañas, y los pueblos que atraviesan lo hacen especial. En la humildad de sus pobladores, se ven los rasgos de su descendencia diaguita-calchaqui, del imperio Inca.

 

Imagen2

 

Durante su trayecto realiza dos paradas: una en Estación San Antonio de los Cobres, y la otra en el viaducto La Polvorilla.

Estar entre las nubes no es una utopía…

Originally posted 2008-10-22 13:52:08.

Alojamiento en casas nobles de Alemania (I)

Cuando Thilo von und zu Gilsa, un vástago de una de las familias nobles de Alemania, llegó al comedor de su ancestral castillo en el centro de Alemania, llevaba una chaqueta verde de caza de Baviera. En la pared detrás de él colgaba un retrato de un gran tatarabuelo.

16jour600.1

Es fácil olvidar que se trataba también de un hotel, hasta que la esposa del Sr. Von Gilsa, Tanja, caminaba llevando un traje negro y botas de equitación. El Castillo Von Gilsa es uno de los 50 en toda Alemania, que han abierto sus puertas a los visitantes como casa de huéspedes. Casi la mitad de los castillos continúa siendo operado y de propiedad de los nobles. Varían en arquitectura y comodidades, ya que algunos son de esqueleto rústico, con baños compartidos, habitaciones corrientes y hornos de carbón, mientras otros son grandiosos palacios y al igual que Schloss Ossenberg, una casa de 800 años que se encuentra a lo largo de Rin, cerca de Düsseldorf hay un salón repleto de frescos rococó y cubiertos de plata con lámparas de araña.

Si bien la nobleza alemana fue oficialmente abolida en 1919, los aristócratas permitieron mantener sus castillos, así como darles un nombre. Hoy en día, se estima que hay 70.000 alemanes con títulos nobiliarios. Ellos tienden a permanecer unidos, a casarse entre sí y a socializar en los mismos lugares. Incluso hay viajes de verano en bicicleta para adolescentes nobles, llamado Adel uf dem Radel.

A pesar de la disminución de su riqueza, la nobleza sigue siendo una especie fascinante para la aristocracia alemana, y se ve esto en los chismes de revistas como Bunte y Gala, con crónicas de sus amores, fortunas y escándalos. Además, la posibilidad de codearse con los nobles es parte de un deseo popular.

Vía: travel.nytimes

Originally posted 2009-08-16 20:42:00.