El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Fin de semana

Lisboa


Lisboa sorprende.
Es una capital grande pero cómoda. Tiene un aire decadente pero una red de transporte público ágil y moderna. Encuentras tranquilidad de día y todo el barullo que quieras de noche.
Su construcción, frente al Tajo y sobre siete colinas, unido a la luz que le aporta su latitud, provoca que desde cualquier punto mínimamente alto puedas observar unas vistas realmente espectaculares.
La visita diurna exige ineludiblemente un paseo por La Baixa, al menos por la Rua Augusta hasta la Praza do Comercio. Observaréis cómo se alternan boutiques modernas y franquicias actuales con tiendas de siempre y podréis fotografiar o utilizar el magnífico elevador de Santa Justa.
La Catedral (Sé), el Barrio da Graça, Alfama o el Castillo, requieren también una estancia y paseo en horas de sol, sin perjuicio de que si os gusta el fado, volváis también a Alfama en la tarde-noche. Y por supuesto Belem, con el Monasterio de los Jerónimos, la Torre y el Monumento a los Descubridores. De día también conviene visitar el antiguo recinto de la expo, donde la modernidad más rabiosa tiene lugar en el centro comercial Vasco da Gama y todas las instalaciones anexas, a las cuales tienes acceso desde la magnífica estación de metro de Oriente, obra de Calatrava.
Para comer bacalao, sardinhas, arroz de tamboril y todo el pescado y marisco fresco que se os ocurra, pero también platos sorprendentes de carne, como el cerdo a la alentejana, y todo ello regado con buenos vinos, a veces tan sencillos como el vinho verde, y por poco dinero.
La noche empieza en Chiado y se alarga en los bares, restaurantes y clubes del Bairro Alto. Cada uno una sorpresa. Y si aún quedan fuerzas, las Docas a la orilla del Tajo alberga pubs y discotecas abiertos hasta el amanecer, así como la estrella, Lux, junto a la estación de Santa Apolonia.
Bella, divertida, moderna, cómoda, y tan cercana y económica. Un imprescindible

Originally posted 2008-04-03 14:37:55.

Mieres

Mieres del Camino es una localidad que se encuentra en el centro de Asturias. Localidad denominada así porque en la Edad Media era parte de la ruta peregrina hacia Santiago de Compostela, donde los peregrinos hacían la última parada antes de continuar su camino por las montañas que la separan de Oviedo.

Tiene una población de 28.000 habitantes aproximadamente y es una zona muy industrializada gracias al hallazgo a mediados del siglo pasado, de ricos yacimientos de hulla y de hierro. A la orillas del Río Caudal hay una construcción de un largo paseo fluvial.

En este pueblo se encuentra la Iglesia de San Juan, que data del siglo XIII y fue demolida en 1927 dejando intacta sólo su portada románica. Al lado de esta construcción, se encuentra el monumento a Teodoro Cuesta, un poeta local del siglo pasado.

El Palacio de Camposagrado, del siglo XVII , fue objeto de varias reformas siendo la última en 1960 para añadir un piso convertirlo en instituto de enseñanza media. Otro edificio antiguo que podemos encontrar en Mieres es el del ayuntamiento que data del siglo XIX. El monumento al minero se encuentra en la Plaza de la Paz, obra de Miguel Lombardía e inaugurado en 1996.

Si tomamos la carretera que se encuentra en la orilla izquierda del Río Caudal, podremos disfrutar del paseo por una ruta de pueblos pequeños con hermosos paisajes para luego llegar a Insierto, de gran fama por albergar la ermita de San Cosme y San Damián, mártires por los que cada 27 de septiembre se celebra una de las romerías más importantes de Asturias.Mieres

Originally posted 2008-09-09 00:32:40.

El poblado medieval de Asís, en Italia

En Italia central, se encuentra el pueblo medieval de Asís, en la provincia de Perugia, situado entre Perugia y Foligno. En su pasado, Asís fue dominada por los romanos tras la batalla de Sentino, hasta su caída, en el año 545, cuando la ciudad fue destruida por el astrogodo Totila.

asis3

Los principales atractivos de este poblado, aparte de sus monumentales edificaciones, es su festival, el festival de Calendimaggio, que marca el regreso de la primavera durante la primera semana de mayo.

asis2

Durante esta fiesta, la ciudad se divide sorprendentemente en dos partes, una es la parte más noble, que perteneció a la familia Fiumi y la parte inferior, que fue propiedad de la familia Nepis. Este dato no se los comento al azar, sino porque es esto lo que da vida al festival, es este drama entre familias lo que da sentido y sustancia al festival, durante el cual se recrean las rivalidades de antaño y además, se organizan actividades propias del Medioevo.

asis1

Los italianos adoran su historia, su esencia más profunda que se guarda en medio de los castillos u fuertes medievales. Este festival, antiguamente pagano, hoy es celebrado en la iglesia más importante de la Iglesia Católica, la San Francisco de Asís.

Dentro de la basílica de San Francisco, se encuentra una cripta que custodia el cuerpo ya inerte del santo. Todos los que llegan de visita a esta iglesia, pasan a visitar la cripta, que recuerda a este increíble hombre hijo de un rico mercader, que dedicó su vida a la oración y la limosna, fundando un movimiento franciscano que trascendió su obra.

 

 

Fotos: Flickr

Originally posted 2009-03-17 23:00:00.