El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Fin de semana

Una escapada a Córdoba


Cuando los romanos la habitaban, el río Guadalquivir era navegable hasta Córdoba. Y ahí comenzó su historia. Siendo en el año 1000 una de las ciudades más prósperas y cultas del mundo conocido y convirtiéndose en la capital de al-Andalus, vio edificar la mezquita (uno de los principales monumentos islámicos de Occidente). Alrededor de ella nació la actual ciudad, en cuyas raíces encontramos las civilizaciones hebrea, musulmana y cristiana. Hoy es Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Lo que no os podéis perder en un fin de semana en Córdoba es la mezquita (uno de los ejemplos más influyentes de todo el arte islámico), el Museo de Julio Romero de Torres (situado en el antiguo hospital de la Caridad, en la plaza del Potro), la judería (de calles y plazas empedradas y paredes blancas, junto a la muralla árabe), el puente romano y la torre de la Calahorra (baluarte defensivo), y cualquiera de sus patios adornados de flores.

Vivir la noche de Córdoba es enamorarse de la ciudad. Se pueden contratar paseos con guía por la ciudad y terminarlo en una tasca degustando vino de Montilla Moriles. Si quieres ir por libre y prefieres alejarte del flamenco, puedes ir de copas en la calle de Espartería, en la calle Alfonso XIII o en la calle Alfaros, encontrarás pubs de Soul y de jazz.

Mayo es el mes cordobés por antonomasia. Se celebran las fiestas de los Patios, la de las Rejas y Blancones y la cruz de Mayo. El olor a flores invade Córdoba y se hace obligado el paseo a media tarde.

Para comer, en la calle Tundidores encontrareis buenas tabernas donde probar el bacalao frito, la sangre encebollada, el pisto, el rabo de toro o el salmorejo. Y para el postre en el convento De Santa Isabel de los Ángeles (junto a la iglesia de Santa Marina) podréis adquirir tortas de bizcocho, el pastel cordobés o las perrunas (una pasta elaborada con harina, huevo y canela)

Para dormir Córdoba ofrece mil posibilidades. Os proponemos dos: en la Judería el Hotel Lola, con cada habitación decorada de un modo diferente y con una terraza donde sirven desayunos y copas de noche. Y para los más pudientes, el hotel Hesperia Córdoba, junto al puente romano y con fantásticas vistas a la mezquita.

Para más información visita la web de Turismo de Córdoba.

Originally posted 2008-03-04 14:27:57.

El Valle medio de Navia

El valle de medio de Navia se ubica en la zona occidental del interior de Asturias. Posee una naturaleza exuberante y diversos lugares de interés turístico, lo que lo hace ideal para disfrutar de unos días de descanso y relax.

En una de las laderas del Valle, se encuentra la pequeña población de Boal adornada por construcciones rústicas con laja de piedra y tejados de pizarra.

A 8 kilómetros de este pueblo agrícola y ganadero, se encuentra el embalse de Dorias y su pueblo, donde se halla el Palacio de Berdín, un conjunto del siglo XVIII. Muy cerca de éste se puede tomar un desvío por una estrecha carretera que nos conduce a la aldea de Froseira. De ahí, podemos ascender por un camino entre bosques de castaños y robles y llegamos a la cueva del Demo. En 1982 se descubrieron en esta cueva un conjunto de pinturas esquemáticas con temas antropomorfos y zoomorfos que pertenecen a la edad del Bronce. Desde esta zona, podemos gozar de una vista panorámica de los ríos Navia, Urbio, y del embalse de Dorias.

Taramundi también se encuentra en el Valle medio del Navia. es una pequeña localidad de 300 habitantes. Su antigua casa rectoral, una típica construcción de la zona, funciona desde 1986 como un hotel de cuatro estrellas; además este pueblo cuenta con una amplia oferta de servicios hoteleros de calidad.

La torre de la Iglesia destaca por su hermosura, y el paisaje que la rodea es ideal para realizar numerosas excursiones a pie o a caballo. Sumado a el espectacular paisaje y las excursiones al aire libre para disfrutar de su naturaleza, Taramundi ofrece su artesanía popular destacando sus objetos típicos y las navajas de Taramundi, que son famosas por la calidad del temple de su acero y por su diseño inconfundible.

Sin duda, esta belleza natural es ideal para hacer turismo rural, descansar y conectar con una naturaleza imponente.
Valle

Originally posted 2008-08-31 16:20:55.

La soledad de Iraclea, en Grecia

Si alguna vez soñaron con pasar una noche en una isla desierta, quizás visitar Iraclea sea cumplir aquel sueño, una isla pequeña que alberga nada más ni nada menos que 150 habitantes, es decir, es una isla prácticamente desierta y envuelta en el más misterioso silencio.

iraklia

En este rincón inhóspito del mundo griego, donde no hay discotheques ni bares repletos de gente, donde hasta los pasos de los perros que pasan de un lado a otro se sienten como un eco rimbombante en los oídos, es el sitio idóneo para encontrar la inspiración.

(more…)

Originally posted 2009-03-03 01:00:00.