El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Fin de semana

Una escapada a Córdoba


Cuando los romanos la habitaban, el río Guadalquivir era navegable hasta Córdoba. Y ahí comenzó su historia. Siendo en el año 1000 una de las ciudades más prósperas y cultas del mundo conocido y convirtiéndose en la capital de al-Andalus, vio edificar la mezquita (uno de los principales monumentos islámicos de Occidente). Alrededor de ella nació la actual ciudad, en cuyas raíces encontramos las civilizaciones hebrea, musulmana y cristiana. Hoy es Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Lo que no os podéis perder en un fin de semana en Córdoba es la mezquita (uno de los ejemplos más influyentes de todo el arte islámico), el Museo de Julio Romero de Torres (situado en el antiguo hospital de la Caridad, en la plaza del Potro), la judería (de calles y plazas empedradas y paredes blancas, junto a la muralla árabe), el puente romano y la torre de la Calahorra (baluarte defensivo), y cualquiera de sus patios adornados de flores.

Vivir la noche de Córdoba es enamorarse de la ciudad. Se pueden contratar paseos con guía por la ciudad y terminarlo en una tasca degustando vino de Montilla Moriles. Si quieres ir por libre y prefieres alejarte del flamenco, puedes ir de copas en la calle de Espartería, en la calle Alfonso XIII o en la calle Alfaros, encontrarás pubs de Soul y de jazz.

Mayo es el mes cordobés por antonomasia. Se celebran las fiestas de los Patios, la de las Rejas y Blancones y la cruz de Mayo. El olor a flores invade Córdoba y se hace obligado el paseo a media tarde.

Para comer, en la calle Tundidores encontrareis buenas tabernas donde probar el bacalao frito, la sangre encebollada, el pisto, el rabo de toro o el salmorejo. Y para el postre en el convento De Santa Isabel de los Ángeles (junto a la iglesia de Santa Marina) podréis adquirir tortas de bizcocho, el pastel cordobés o las perrunas (una pasta elaborada con harina, huevo y canela)

Para dormir Córdoba ofrece mil posibilidades. Os proponemos dos: en la Judería el Hotel Lola, con cada habitación decorada de un modo diferente y con una terraza donde sirven desayunos y copas de noche. Y para los más pudientes, el hotel Hesperia Córdoba, junto al puente romano y con fantásticas vistas a la mezquita.

Para más información visita la web de Turismo de Córdoba.

Originally posted 2008-03-04 14:27:57.

La Costa de Amalfi, en Italia

La Costa de Amalfi, es un lugar que inspira por sus caseríos pequeños y coloridos dominados como en casi toda localidad italiana, por una gran iglesia, visible desde lo más lejos.

italia 

Las casas blancas de la costa resaltan frente al color grisáceo de las rocas y la iglesia ubicada en su parte central, al parecer, la ciudad entera se construyó en torno a esta iglesia, la gran Iglesia de San Andrés.

En la parte derecha de la Catedral, se encuentra la torre de la iglesia, que data del siglo XII, mientras más arriba se encuentra el silencio omnímodo del claustro y la iglesia del crucificado.

Es desde el Atril de la Catedral que se puede ver la plaza de hoverhangs. En cada calle de Amalfi se esconde una plaza, donde en el pasado la gente comercializada su mercancía.

(more…)

Originally posted 2009-03-24 23:56:00.

La Catedral de Notre Dame

La Catedral de Notre Dame a la que nos referimos se encuentra en París y es una de las catedrales más antiguas que existen, a la vez que es una de las más famosas, centro de películas y series de todos los géneros como “El jorobado de Notre Dame”, “Gárgolas”,…

Una de esas historias, El jorobado de Notre Dame, trata sobre Cuasimodo, un hombre con varios defectos físicos y psicológicos que se enamora de una muchacha gitana, Esmeralda, a la que tratará de ayudar en todo lo que pueda.

La Catedral comenzó a construirse en el 1136 y su finalización fue en 1345. Dicha catedral está dedicada a la Virgen María a quien debe su nombre (Notre Dame significa Nuestra Señora).

La catedral es de estilo gótico, un estilo que supuso un nuevo enfoque en esa época y en la sociedad y es uno de los símbolos más importantes que tiene París.

Uno de los objetos que destaca, entre los muchos que tiene, es el órgano Cavaille-Coll, un órgano de espectaculares dimensiones y uno de los más importantes, así como el puesto de organista (suponen un alto honor para cualquiera que ocupe el puesto).

Otro de los objetos digno de mencionar y de ver, si tenemos la oportunidad, son las gárgolas de la catedral, unas imágenes que parecen cobrar vida cuando las miramos.

La propia Catedral está ubicada en la Isla de la Cite, rodeada del río Sena, lo que le confiere un toque más misterioso. Al entrar en ella lo primero que pensamos es en la inmensidad de la misma ya que los techos son altísimos así como su gran amplitud. También es digno de recrearse con las vidrieras que allí podemos encontrarnos.

En definitiva, la Catedral de Notre Dame es un destino turístico muy demandado y que nos deja muy buen sabor de boca, seamos o no devotos.

Originally posted 2008-03-18 00:10:29.