El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Fin de semana

Lisboa


Lisboa sorprende.
Es una capital grande pero cómoda. Tiene un aire decadente pero una red de transporte público ágil y moderna. Encuentras tranquilidad de día y todo el barullo que quieras de noche.
Su construcción, frente al Tajo y sobre siete colinas, unido a la luz que le aporta su latitud, provoca que desde cualquier punto mínimamente alto puedas observar unas vistas realmente espectaculares.
La visita diurna exige ineludiblemente un paseo por La Baixa, al menos por la Rua Augusta hasta la Praza do Comercio. Observaréis cómo se alternan boutiques modernas y franquicias actuales con tiendas de siempre y podréis fotografiar o utilizar el magnífico elevador de Santa Justa.
La Catedral (Sé), el Barrio da Graça, Alfama o el Castillo, requieren también una estancia y paseo en horas de sol, sin perjuicio de que si os gusta el fado, volváis también a Alfama en la tarde-noche. Y por supuesto Belem, con el Monasterio de los Jerónimos, la Torre y el Monumento a los Descubridores. De día también conviene visitar el antiguo recinto de la expo, donde la modernidad más rabiosa tiene lugar en el centro comercial Vasco da Gama y todas las instalaciones anexas, a las cuales tienes acceso desde la magnífica estación de metro de Oriente, obra de Calatrava.
Para comer bacalao, sardinhas, arroz de tamboril y todo el pescado y marisco fresco que se os ocurra, pero también platos sorprendentes de carne, como el cerdo a la alentejana, y todo ello regado con buenos vinos, a veces tan sencillos como el vinho verde, y por poco dinero.
La noche empieza en Chiado y se alarga en los bares, restaurantes y clubes del Bairro Alto. Cada uno una sorpresa. Y si aún quedan fuerzas, las Docas a la orilla del Tajo alberga pubs y discotecas abiertos hasta el amanecer, así como la estrella, Lux, junto a la estación de Santa Apolonia.
Bella, divertida, moderna, cómoda, y tan cercana y económica. Un imprescindible

Originally posted 2008-04-03 14:37:55.

San Remo, más que un festival

sanremo

San Remo es una ciudad conocida a nivel mundial por su famoso Festival Musical y su Rally internacional. Pero esta ciudad italiana tiene mucho más para ofrecer a sus visitantes.

Muy conocidos son sus jardines florales. El mercado de flores de San Remo es visitado por miles de turistas cada año. La variedad y colorido son postales a cada lado que se mire. Sus parques con flores tropicales forman hermosos paseos.

También se pueden encontrar en San Remo claras y notables muestras de su arte y cultura como así también competencias deportivas como el windsurf, golf, equitación, submarinismo o canotaje.

Esta ciudad cuenta con dos importantes ventajas para el turista que son la fácil accesibilidad tanto terrestre, como aérea o marítima y el factor climático. San Remo tiene un clima mediterráneo formando un microclima ideal para el visitante y mejor para los que allí viven.

En cuanto a las compras es bueno asesorarse al llegar a la ciudad, algunas tiendas no abren todos los días. Lo mismo ocurre con sus grandes mercados al aire libre donde se pueden encontrar variados y frescos alimentos de la zona.

Existen varios tipos de hoteles de distintas categorías y precios, y también sencillo y cómodos albergues donde poder descansa a gusto y sentir la hospitalidad de los dueños. Lo mismo ocurre a la hora de comer, las pizzerías y tratorías típicas italianas tiene una amplia carta a nuestra disposición donde degustar sus clásicos platos.

Originally posted 2009-02-08 16:51:15.

Islas Maltesas

malta

Malta es hoy en día una república independiente, en los últimos siglos fue disputada por distintos países por su ubicación estratégica. Este país insular está compuesto por tres islas habitadas y algunos islotes. La más importante en tamaño y población es Malta, la siguen Gozo y Comino. Malta es la principal y es donde se encuentra la administración, el comercio y la cultura general. Gozo es menor y más rural y Comino es la que menos habitantes tiene.

Pasaron distintas gobiernos en el archipiélago y cada uno ha dejado rastros de su cultura. Así en los restaurantes también se aprecia esta mezcla cultural, se puede disfrutar tanto de un plato típico maltés como algunos con influencia italiana y turca, todos con los sabores mediterráneos por excelencia.

Estas islas muestran su historia en las calles. Es un lugar muy mítico. La influencia de la cultura renacentista y barroca se puede apreciar en múltiples catedrales y palacios. Ha sido descripta como un museo al aire libre, y no es para menos.

Pero no todo es visita cultural en estas islas, tienen una vida nocturna muy movida y por el día se puede disfrutar de las extensas playas. El clima cálido es un aliado en unas vacaciones por las islas maltesas. Al no tener prácticamente mareas el agua cristalina del mares especial para nadar.

Originally posted 2008-12-26 22:16:14.