El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

April 14th, 2017:

Bora Bora, paraíso para enamorados


bora-bora-island-tahiti-french-polynesiaBora Bora es una isla de la Polinesia Francesa ubicada al norte de Tahití, a 260 kilómetros de la capital de Papeete. Tiene 250 km. cuadrados de territorio, que se formó por un volcán extinto que desarrolló un arrecife de coral con una laguna interior que la comunica con el mar.

La isla está rodeada de pequeños islotes llamados Motus, donde se encuentran la mayoría de los hoteles, que disponen sus cabañas sobre el agua. La comida que se ofrece es internacional, y los platos tradicionales son a base de pescado, mariscos y langosta.

tahiti_world_map

En este paraíso de mar turquesa y arenas blancas se pueden desarrollar varia s actividades. Siendo un lugar pequeño se puede recorrer en bicicleta o a caballo y conocer los vestigios de algunos templos polinesios. También se realizan excursiones en Jeep o helicóptero.

 

400_1189815142_bora-boraSe puede viajar  en un barco con fondo de vidrio y observar la flora y fauna submarina, o bien, practicar buceo y admirar coloridos corales y curiosos peces. Puedes aprender a bailar el tamure tahitiano, hacer coronas de flores o tejer un cesto mientras disfrutas del sol de estas espectaculares playas.

Si bien el idioma oficial es el tahitiano, se habla fluídamente francés. La mejor época para visitar Bora Bora es de mayo a octubre, y si no quieres encontrarte con un huracán evita ir entre noviembre y abril.

Originally posted 2008-10-01 10:07:12.

Montserrat en Cataluña

El nombre de Montserrat no se refiere, en este caso, a una persona sino a una montaña, una que nos podemos encontrar en Cataluña y es de las mejores para hacer senderismo o para potenciar nuestra imaginación.

En la propia montaña nos podemos encontrar un Monasterio que tiene varias tallas de vírgenes y santos muy antiguas y bien conservadas así como la llamada Escolania, que es un conservatorio infantil, el más antiguo de Europa, y el más famoso porque el coro tiene unas voces espectaculares.

Como véis, las rocas que forman las montañas, de estilo calcario, tienen unas formas bastante extrañas que incitan a la imaginación de las personas intentando descubrir qué se puede esconder tras una u otra imagen.

Dentro de la montaña de Montserrat, el macizo más alto que tiene es el llamado San Jeromi que mide 1236 metros. Podemos subir al mirador de San Jeromi para ver unas vistas de todos los Pirineos e incluso el Mar Mediterráneo.

Hay varias formas de acceder a la montaña Montserrat, como hemos dicho, por senderismo, pero si no queremos caminar podemos tomar un tren en la estación que nos llevará hasta el propio Monasterio; o incluso podemos tomar un teleférico, una de las formas más creativa ya que, mientras “volamos” sobre la carretera, podemos tener un paisaje estupendo.

Como veis, las montañas también tienen sus atractivos y pueden ayudar a las personas a tener unas vacaciones (o días de descanso) sin tener que moverse de España para ello ni gastar demasiado dinero en ello.

Originally posted 2008-05-09 11:34:41.

Santander abierta al mar

santander Hablamos de la capital veraniega por excelencia, de una ciudad que reúne mar, saber, naturaleza, ciencia, festivales y buen comer. Antiguo Portus Victoriae de los romanos, está situada en el centro de una bahía. En 1941 se produjo un incendio que destruyó prácticamente todos los monumentos de la ciudad. Sin embargo aún quedan retazos de una ciudad asomada al cantábrico que suple las carencias monumentales con maravillosas playas, plazas y edificios.

Lo más destacable:

– La Catedral, que se construyó entre los siglos XIII y XIV y que se divide en dos partes: la cripta de Cristo y la iglesia alta, con su claustro, donde podremos admirar el sepulcro de Menéndez Pelayo.

– El paseo de Pereda, con señoriales edificios como el del Banco de Santander y los muelles de la bahía. Aquí podremos embarcarnos para contemplar desde la bahía los bellos paisajes marinos y montañeses que contrastan con el entorno urbano.

– La Península de la Magdalena que incluye zoo, paseo, playa y el Palacio de la Magdalena, construido en 1913 y que fue residencia real. Actualmente es sede de la conocida Universidad Internacional Menéndez Pelayo y allí tienen lugar muchos de los cursos de verano.

– Las Playas del Sardinero (la del Camello, la de la Concha, la Primera, la Segunda). Cerca de dos kilómetros de longitud de arena dorada. No hay que perderse los "Baños de Ola" que es una recreación de los baños que allí se tomaban en el siglo XIX y se re realizan en la primera quincena de julio.

Imprescindible probar el cocido montañés y la quesada, así como los pescados y mariscos del cantábrico, en alguno de los bares del puerto pesquero.

Originally posted 2008-04-25 09:04:02.