El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

August 8th, 2017:

El Big Ben


Uno de los lugares de obligado cumplimiento cuando visitamos Londres es lo que, sin duda, están más orgullosos, el Big Ben, una Torre con un reloj que se alza en la esquina de las Casas del Parlamento, justo en frente del río Támesis.

El Big Ben fue construido después de un incendio que consumió el palacio que se encontraba en el lugar en donde ahora está emplazada la Torre. Dicho incendio se produjo en 1834 y fue una forma de rememorar esa situación.

El Big Ben tiene más de 90 metros y está basado en los diseños de Charles Barry. Tiene no uno ni dos, sino cuatro relojes en la parte alta diseñados por Augustus Pugin y en los que se puede leer la frase “Dios guarde a nuestra reina Victoria I”.

Como casi todo en esta vida, el Big Ben tiene una leyenda con respecto a su nombre. Al principio, después de que se quemara el palacio, iban a construir en la Torre un campanario con una campana gigantesca (de más de 10 toneladas) pero debido a un atraso en las construcciones, la campaña se rompió en una de sus pruebas de sonido y hubo que fundirla para crear otra de menor peso (dicen que también tiene grietas). Esta segunda campana fue realizada por Benjamín Hall, de ahí que el Big Ben provenga de ese nombre, como agradecimiento por la campana.

El Big Ben empezó a funcionar en 1859 y es famoso por su puntualidad, de ahí que provenga la idea de la puntualidad inglesa.

Originally posted 2008-05-14 18:21:12.

Distintos tipos de turismo

carpaA los tradicionales viajes turísticos se suman, desde hace algunos años, algunas variantes para satisfacer las necesidades de la gente que viaja, conocidos como TURISMO ALTERNATIVO 

Turismo Místico: se denomina así al turismo relacionado con la necesidad del viajero por experimentar un hecho trascendental, entendiendo como tal, a vivir una experiencia que le permita elevarse, encontrarse consigo mismo, integrarse con la naturaleza, conocer la relatividad de la realidad cotidiana, desprenderse del ego, encontrar a Dios…

Para este tipo de turismo, el viajante visita lugares relacionados con culturas ancestrales, siendo las culturas precolombinas americanas las más elegidas. Así toman contacto con personas descendientes de aborígenes, a veces chamanes, conocedores de técnicas y brebajes a base de hiervas del lugar, sanadores espirituales, que brindan un balance físico y mental con métodos antiguos renovados.

Turismo vivencial: es aquel en que el visitante convive con una familia local, donde aprende sus costumbres y hábitos cotidianos. Usualmente familias rurales reciben a turistas citadinos para enseñarles sobre la vida en el campo, sus costumbres, el trabajo de la tierra, el cuidado de los animales, la pesca y la caza.

En otros casos, sobretodo viajeros de Estados Unidos y Europa visitan ciudades de países económicamente desfavorables y se relacionan con comunidades locales, ayudando en comedores infantiles, salas de auxilio o escuelas barriales.

Ecoturismo: se lo relaciona con el hecho de viajar a zonas poco invadidas por el hombre, para estar en contacto con la Naturaleza. Pero no solo con la intención de estar en un lugar tranquilo, sino más bien para conocer y aprender sobre los ecosistemas; la interrelación de la flora y la fauna en su entorno natural. El ecoturista requiere la guía de expertos en geografía, botánica, zoología, meteorología, etc. También se relacionan con la gente del lugar para conocer su cultura, gastronomía, costumbres y sus relaciones con su medio ambiente.

Turismo cultural: lo desarrollan aquellas personas interesadas en conocer y aprender arte e historia. También se visitan comunidades ancestrales para relacionarse con artesanos y músicos del lugar.

Turismo aventura: lo buscan quienes quieren unas vacaciones "activas". Podría definirse como recreación al aire libre, donde el propósito del viaje es experimentar y tomar parte de actividades con cierto riesgo e incertidumbre sobre su resultado. Que requiere de esfuerzo físico y actitud mental positiva para su desempeño, y una gran descarga de adrenalina. Suele estar asociado al turismo mochilero, ¿os apetece coger las mochilas y tener un poco de aventura?

Originally posted 2008-08-17 16:45:19.

El Crosby Street Hotel

El hotel de la calle Crosby, es el miembro más reciente de los hoteles de diseño de las Américas y es hoy un lugar abierto para los viajeros de negocios.

1

La propiedad hotelera, es la primera empresa en el extranjero perteneciente a Tim y Kit Kemp, dueños de la sede de los Hoteles Firmdale, en Londres. Este hotel, es conocido por la yuxtaposición de géneros, la combinación de épocas y la mezcla de piezas de anticuario con la tecnología de punta. El dueño del hotel, Kit Kemp no sigue normas, solo las ideas suyas. Kemp ha concebido 40 esquemas de diseño diferentes para las 86 habitaciones y suites del hotel, creando un hotel distinto a cualquier otro de Nueva York.

2

El hotel de 11 pisos fue construído desde la base con el objetivo de lograr la certificación de Oro de LEED (Leadership in Energy and Environmental Design). El resultado es una joya ecológica de lujo en pleno corazón del Soho, la zona más vibrante de Nueva York.

3

A pesar de la nueva construcción, el Crossby Street Hotel combina a la perfección con la estética industrial del siglo que data la edad del barrio donde está inserto. La fachada de estilo minimalista es de ladrillo, piedra y cristal, rindiendo homenaje al paisaje urbano circundante, mientras que el piso y las ventanas del techo son un gesto evidente de la mirada icónica soho loft.

4

El Bar Crosby ofrece comidas y bebidas durante todo el día, y es un lugar agradable para tomar desayuno, almorzar o cenar. Aquí se dan productos de la temporada como fresas, tomates y lechugas que vienen directo de la huerta de la azotea. Además, hay un área del jardín donde rota cada año una cooperativa de 10 pollos. En el patio hay un verdadero oasis verde para comer al aire libre.

Bajando la escalera de roble en el vestíbulo se produce una zona de espacios para eventos privados. Una audaz paleta de colores se abre en la zona de recepción con brillantes pinturas de Peter Rocklin conduciendo y interconectando a tres comedores privados y salas de reuniones. El Hotel Crosby Street Screening Room, tiene un cine arte privado, con 99 sillas de piel y paredes acolchadas en lana color violeta.

Las 86 habitaciones y suites fueron diseñadas individualmente, y muchas tienen asombrosas vistas del centro de Manhattan, además de estar completamente bien equipadas con lo más moderno en tecnología, además de tener su propio minibar y caja fuerte.

Los productos del baño han sido creados por Miller Harris exclusivamente para el hotel. Disfrutar de un baño aquí es una maravilla, ya que las bañeras son bastante grandes.

El hotel es además ecológicamente responsable, ya que utiliza materiales de construcción regional o reciclados para generar la llamada energía verde, contribuyendo al cuidado de los recursos, reduciendo el uso de agua y educando, además a sus huéspedes.

Vía: asiatraveltips

Originally posted 2009-10-15 22:40:00.