El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

August 15th, 2017:

Castro Urdiales


Castro Urdiales es una localidad pesquera entre las comunidades de Cantabria y el País Vasco. Además de ser pesquera, se ha convertido con los años en centro turístico no sólo de cántabros y vascos, si no de muchos viajeros en busca del frescor del verano cántabro.

La ciudad ha estado poblada desde tiempo prehistóricos como lo demuestran las cuevas de la zona y los grabados al pie de San Andrés. El asentamiento de este enclave costero se produciría más adelante, con el ejército romano y las guerras cántabras. Así Vespasiano fundó Flaviobriga, la actual Castro Urdiales. La ciudad sufrió diferentes invasiones normandas hasta que los visigodos la sometieron. Con el tiempo y la llegada de la Reconquista, se fundaron los monasterios de la zona. Y la actual denominación de Castro Urdiales podría tener relación con el asentamiento romano de carácter militar (castro) y con la fortificación de la aldea de Urdiales, el barrio al nor-oeste de la ciudad. Con el tiempo, y hasta nuestros días, Castro Urdiales ha sufrido diversas modificaciones y ensanches.

Podremos visitar:

– Puerto y Paseo marítimo. En la zona encontraremos restaurantes donde degustar el mejor pescado de la zona.

Castro Urdiales– Avenida Menéndez Pelayo. Paseando por ella disfrutaremos del urbanismo del siglo XIX, con chalets y casas de la época.

– El conjunto monumental de Santa María (la mejor iglesia gótica de la zona con gran conjunto escultórico), San Pedro (el edificio más antiguo de la villa), los restos del castillo y la Ermita de Santa Ana. El conjunto, situado en el antiguo castro medieval, ubicado en un lugar de gran interés estratégico sobre la parte más alta de la roca que se adentra en el mar y desde el que se puede disfrutar de vistas de la ciudad, el puerto, el espigón y el mar.

Originally posted 2008-05-25 10:11:29.

Dublín: la ciudad dividida

Dublín es una ciudad de Europa, quizás no la que visiten más turistas porque no tiene grandes monumentos que sean famosos ni tampoco grandes alicientes para ir pero sí que el ambiente que allí se respira es algo que no deberíamos perdernos.

Dublín es separado por el río Liffey, que divide a la ciudad en Norte y Sur, pero no sólo por el nombre, también el propio estilo, la forma de pensar y de actuar es diferente en el norte y en el sur (como en las películas, vamos). En el norte, Dublín es de gente más obrera, gente normal; mientras que en el sur nos encontramos con casas victorianas, casas mucho más bonitas estéticamente (y con gente con un poder adquisitivo mayor).

Vamos ahora a echar un vistazo por encima de lo que podemos encontrarnos en cada parte de Dublín.

En el Norte de Dublín: En ella existe una calle principal, O’Connell Street, la más amplia y más utilizada tanto por turistas como por la gente que vive allí.

Lo más llamativo de la calle es un obelisco que hay del llamado Monumento a la Luz, de 150 metros de altura y en el que, la punta del mismo, se ilumina por las noches (es mejor verlo de noche, es precioso).

Si queremos relajarnos entonces debemos ir a Phoenix Park, uno de los parques más grandes de Europa donde podremos relajarnos, pasear,…

Ya en el sur de Dublín la cosa cambia y es más llamativa para el turismo. Lo primero de todo es el Trinity Collage, la universidad más famosa y con más tradición de Irlanda.

Poco después nos encontramos con la estatua de Molly Malone, personaje ficticio de una canción irlandesa (se decía que era una mujer que trabajaba de pescadera por la noche y de dama de compañía por la noche.

También en el sur podremos descansar y relajarnos en un parque, el St Stephen’s Green, más pequeño que el de la zona norte pero más cuidado aún si puede ser.

En definitiva, Dublín es un destino turístico para hacer “turismo propiamente dicho”.

Originally posted 2008-03-19 17:45:59.