El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

September 22nd, 2017:

Colombres y Pimiango


Estos dos pueblos se encuentran en la costa este de Asturias, España. Colombres cuenta con una población aproximada de 1.000 habitantes y es la capital del consejo de Ribadedeva.

Antiguamente este pueblo estaba formado por una aldea rural que empezó a transformarse desde 1885, en una hermosa urbanización. Dicha transformación se debió a la fortuna que hicieron algunos colombreses en América, que volvieron a su pueblo natal con la idea de modernizarlo.

Hoy se levanta un monumento en la Plaza de Colombres, del pionero indiano Manuel Ibáñez Posada, quién emigró a Méjico haciendo una gran fortuna, volviendo a su pueblo e invirtiendo mucho dinero en él. Financió la traída del agua, reformó la iglesia del pueblo y tuvo mucho que ver con la apertura de una gran plaza llena de jardines. Financió también, la construcción del cementerio y del edificio. Por todo ello le otorgaron el título de Conde de Rivadedeva.

Debido a esto, Colombres es dueño de una importante arquitectura indiana, destacándose “La Casa del Redondo”, “La Casa de Piedra”, y la bellísima “Quinta Guadalupe”, sede actual del Archivo de Indianos y fue construida por Iñigo Noriega, otro emigrante quién hizo fortuna en América.

Para ir al pueblo de Pimango, debemos coger un desvío que se encuentra al otro lado de la carretera. En Pimango se encuentra un mirador desde donde se puede apreciar una panorámica de la costa. Por esta misma carretera, llegamos a la punta de San Emetrio, donde encontraremos el actual faro y muy cerca de éste se hallan los restos del monasterio de Santa María de Tina (siglo XII).

Sobre el borde del mar, se halla la cueva del Pindal, lugar que conserva al rededor de 30 figuras del arte parietal paleolítico. Un lugar fascinante para reencontrarnos con la historia.
Colombres

Originally posted 2008-09-09 01:07:35.

Niijima

 

 

Niijima es una de las islas Izu que podemos encontrar al sur de Tokio y una de las más visitadas por sus hermosos paisajes y sus sorprendentes playas. Además, al ser un lugar volcánico, la temperatura no suele ser muy fría.

Niijima es una isla muy pequeña, sólo tiene 24 kilómetros y una población como si fuera un pueblo, menos de 3000 habitantes. En ella los movimientos de tierra son muy frecuentes por lo que, si te dan miedo o no quieres sobresaltos, Niijima no es tu isla, aunque pasando eso por alto el paisaje compensa los sustos que te puedes llevar.

Para llegar a la isla puedes hacerlo mediante barco o avión, dependiendo del tiempo que quieras invertir. En barco el paisaje es aún más bonito que en avión y el problema del avión es que, a veces no despegan porque el tiempo en la isla a veces es muy delicado.

Originally posted 2008-09-17 08:27:33.

El Castillo de Colditz (II)

Otra historia que es muy comentada sobre las fugas que implementaban los agentes prisioneros desde este castillo, fue aquella vez en la cual un oficial francés se disfrazo de mujer, pasando todas las vallas hasta que se le cae su reloj cuando es pasado a llevar por un grupo de prisioneros que hacían sus ejercicios, entonces su suerte se agoto, ya que le llamaron para que fuera a buscar su reloj, haciendo caso omiso, entonces se le acercan, y desde cerca, descubren que se trata de un hombre.

2

Pero es experto de la fuga no fue ese oficial francés, sino el capitán británico de cabeza roja, Michael Sinclair. Los alemanes le denominaron el Red Fox y tuvieron que distribuir fotos por toda Alemania para capturarlo. Lo más gracioso no era eso, sino que había logrado huir ni más ni menos que nueve veces. Me pregunto cómo lo harían estos hombres para no temer por sus vidas luego de tantas fugas, incluso a la primera, a muchos los mataron por su gracia, entonces pienso, que la desesperación les programaba mentalmente para hacer de la huida el foco de su vida, porque claro, me imagino que no los dejarían prisioneros allí por mucho tiempo tampoco, y seguro que serian torturados y matados de igual forma, bajo esa lógica, claro, hasta yo preferiría morir intentando conquistar mi libertad antes que sometida cobardemente ante los enemigos.

Volviendo a la historia de Sinclair, este se disfrazo como uno de los principales sargentos de la guardia, un veterano de la Primera Guerra Mundial. Logro pasar los primeros centinelas, pero el último le exigió ver su pase y Sinclair fue descubierto por un pequeño gran error: el color de su pelo era distinto. Entonces, fue baleado en el pecho, pero sobrevivió. Luego se le envió al frente ruso.

Allí, otra vez intento su huida en Bulgaria, con la ayuda de un joven polaco de Varsovia, pero lamentablemente los polacos fueron capturados y enviados a Auchtwitz, donde murió. Sinclair murió baleado mientras saltaba la valla que lo llevaría al bosque. La certera bala de uno de los guardias acabo con él para siempre.

Foto: flickr

Originally posted 2009-07-17 19:22:00.