El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

October 11th, 2017:

El riesgo de nadar por cuenta propia en Norteamérica (I)


Era por el año 1916 y un caluroso día del mes de Julio refrescaba a los bañistas en la costa de Jersey. Pero algo extraño sucedió, que de pronto todos escapaban despavoridos entre el calor y las olas de las tibias aguas del Atlántico.

tib

Lo que vino después de esa muerte en la isla de Long Beach alteró para siempre la conciencia colectiva de la gente hacia las actividades de natación en el mar. Como un hecho sin precedentes nunca antes visto, durante 11 días hubo 5 ataques de tiburones a lo largo de la Jersey Shore, de los cuales 4 fueron mortales, es decir, la mayoría.

Según quedo en los registros e informes, el agua se convirtió en un mar rojo luego que los tiburones atacaban a sus víctimas en la playa. Pero las aletas de los tiburones nadaban plácidamente bajo las aguas. Luego de eso vino un frenesí de los medios de comunicación, las lanchas patrulleras se encargaron de matar a los tiburones de avistaran en alta mar, mientras en algunas playas se instalaron mallas de alambre para secuestrar a los gigantes nadadores antes que comenzaran con su cacería.

A pesar de los años que han pasado desde 1916, América no ha vuelto a recuperarse de los ataques sufridos en Jersey Shore, a pesar que fue un hecho aislado, una anomalía nunca antes vista que dejo la marca de los tiburones como unos monstruos a través de varias generaciones.

“Hoy es común que se perciba a los tiburones como comedores de hombres”, dijo George Burgess, un especialista de la Universidad de la Florida que mantiene una base de datos con los ataques. Según George “tenemos un miedo innato a los grandes deperedadores y a las fuerzas naturales que no podemos controlar”, y con razón. Pero si hay algo en que coinciden los expertos, es que la muerte por mordedura de tiburón en extremo rara, ya que su target son aquellos animales con un alto contenido de grasa, y no los humanos.

En el archivo de ataques tiburones, hay más de 2.000 encuentros mortales, y hasta la fecha se han reportado ya 210 ataques. A pesar de todo, millones de personas cada año practican surf y natación con los tiburones, así literalmente, sin darse cuenta que nadan bajo sus pies.

Vía: forbestraveler ,Foto: flickr

Originally posted 2009-05-25 17:09:00.

6 Hostales recomendables para ir en Portugal (II)

Otras hostales recomendables para visitar en Portugal, por su excelente relación calidad/precio son:

Nice Way Hostel, Sintra: Este lugar será lanzado el próximo verano. Se trata de un albergue de dos pisos que será un verdadero encanto, con suelos de madera y una fantástica distribución. El dueño de este lugar, es un tipo sencillo, que siempre tiene respuesta para todo y siempre está dispuesto a ayudar.

3

El dueño da la sensación que es alguien auténtico y eso le da un plus al lugar. Hay demasiada gente que llega a Sintra cuando va de viaje y se espera que este lugar incentive a los viajeros a pasar más de una noche. Los precios serán de 17 euros por persona.

Hostal Peniche, Peniche: Este es el lugar de reunión de los surfistas, ubicado en el segundo piso de un edificio del centro de la ciudad. Hay varias literas vacías y trajes colgados en el jardín.

1

La mayoría de las habitaciones aquí están abandonadas y cuando hay época de olas, se ven bastantes cuerpos semidesnudos, todo se revuelve por las olas.

La hostal es pequeña, debe haber algo de 20 camas, y es por esto que se siente más como una casa. La cocina se comparte, pero a nadie le importa, porque todo es oportunidad de hacer amigos, y esto es un plus intangible de esta hostal. Su precio es de 18 euros.

Hostel de Lisboa: Esta es muy barata, con grandes habitaciones y baños espaciosos, colchones suaves y un personal positivo y proactivo. Los tres grandes equipos Mac son los mejores que se puedan haber visto en un albergue.

2

El área común es donde la mayoría de las personas pasa el rato. La cerveza es de 3×2 después de las 22 horas y muchas personas aprovechan ese tiempo para ver películas. Por 8 euros tienen una cena deliciosa con tres vasos de vino. El valor de la noche es de 13 euros.

La Casa Amarilla, Porto: Este albergue es propiedad de Saul Williams, guitarrista de los favoritos Britpop James.

Esta hostal se encuentra discretamente ubicada en una calle lateral, el interior tiene el aspecto de una pequeña mansión, y hay una escalera de caracol que conduce a los dos pisos de las habitaciones.

Se dice que este lugar es desbordante en verano, con el jardín trasero lleno de visitas que buscan relajarse y tomar vino. El valor de la noche aquí es de 16 euros.

Vía

Originally posted 2009-12-06 15:56:00.