El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

April 5th, 2018:

Historia de la Catedral de Notre Dame (II)


Hacia la izquierda, el Portal de la Vírgen representa a los signos del zodíaco y la coronación de la Vírgen, una asociación que se encuentra en decenas de Iglesias Medievales. El Portal Central, donde está el Juicio Final muestra tres niveles: el primero muestra los vicios y virtudes, el segundo Cristo y sus Apóstoles y encima de eso, a Cristo en el triunfo después de su Resurrección.

1

El Portal es una ilustración final de Evangelio según Mateo. Más al oeste, hay un escaparate con una estatua de la Vírgen y el Niño. En el extremo derecho se encuentra el Portal de Santa Ana, con escenas como la Vírgen en el trono con el Niño. Esta es la pieza mejor conservada del Notre-Dame, y también la pieza escultural más perfecta.

Igualmente interesante es el Portal de los Claustros, con su adusto rostro de la Vírgen, que data del siglo XIII. Esta es una de las piezas que han sobrevivido desde la fachada original. Por último, en el lado del Sena de Notre-Dame, se encuentra el Portal de San Esteban, con los restos del santo mártir.

Si pueden hacerlo, vayan a ver Notre-Dame cuando este la puesta de sol. El cuerpo principal de la iglesia es típicamente gótico, con esbeltas y agraciadas columnas, sin contar con el rosetón del lado norte de la construcción, que data del siglo XIII, y sigue siendo el mejor.

En el coro, se ve una piedra tallada de principios del siglo XIV, que representa escenas bíblicas comparables a la Última Cena. Cerca del Altar se encuentra la Vírgen y el Niño, muy venerada entre los fieles de París. En el tesoro se muestran ornamentos y objetos de oro, incluyendo las coronas.

En una cruz, se expone a Haile Selassie, antiguo emperador de Etiopía, y un relicario dada por Napoleón. Notre-Dame está especialmente orgulloso de su reliquia de la Vera Cruz y la Corona de Espinas.

Para visitar las gárgolas inmortalizadas por Hugo, tienen escalas a solo unos pasos, que conducen a las torres gemelas, elevándose a una altura de 68 m. Si miran con cuidado, pueden ver el jorobado Quasimodo con Esmeralda.

Detrás del Notre-Dame hay un monumento a los Mártires Français de la deportación de 1945, sobre la punta de la Ile de la Cité. Por estos lados, los pájaros pían y el Sena fluye suavemente por él. Este monumento conmemora a los ciudadanos franceses que fueron deportados a los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial. Con un tallado en piedra se puede ver unas letras hechas en sangre roja que dice “Perdón, pero no olvido”.

Vía

Originally posted 2009-12-21 17:05:00.

Al oeste de Marruecos, Marrakech

 

Marrakech[1] 

Marrakech (también llamada Marrakesh) al pie de las montañas del Alto Atlas. Capital de provincia y tradicional de los sultanes de Marruecos, es una importante ciudad comercial, terminal de ferrocarril y carreteras y centro de paso de caravanas. En su producción industrial predominan las frutas en conserva, las verduras y los dátiles, las curtiderías y la producción de lana, harina, materiales de construcción y artesanía tradicional (sobre todo artículos de piel y alfombras). En las cercanías hay minas de plomo, cinc, cobre, molibdeno y grafito, y la zona está cubierta de oasis con palmeras datileras.

Fue declarada  Patrimonio cultural de la Humanidad en 1985, con las ruinas de las murallas, las calles serpenteantes, los mercados, el casino, el palacio del sultán (que actualmente es un museo de arte), los jardines, la mezquita Kutubiyya del siglo XII y las tumbas reales. Destaca la mítica y mágica plaza Jemaa el Fna, una enorme explanada  que esta al sur de la medina y que a todas horas hay acontecimientos, actividades comerciales, culturales y de ocio. Pero por la tarde es donde se reúnen para comer, beber, hablar, comprar, vender… Todos los caminos acaban en esta plaza.. Frente a esta plaza tenéis Koutoubia, una torre de 70 metros de altura , gemela de la Giralda de Sevilla y de la torre Hassan de Rabat. Aprovechar que al lado esta la tumba de Fatima Zohra.

Después podéis ir a ver la antigua muralla y ver su puerta de Bab Agnaou, una entrada de granito azul decorada con arcos. De aquí podéis pasear por Rue de la Kasbah y visitar las tumbas Saadíes. De aquí podéis ir a Place des Ferblantiers, que era parte del barrio judío de La Mellah, el antiguo barrio judío , es como una ciudad, con calles estrechas de toda la medina. Aqui podéis encontrar la Sinagoga de Lazama ( 9-18h) y el cementerio judío Miâara. Junto a la Place des Ferblantiers esta el Palacio El Badi, casi en ruinas. Saliendo del barrio judío vereis el Dar Si Said, un palacio . Y si os queréis relajar tenéis el Hammam Ziani, baños de vapor y masajes.

Saliendo de la Place Bab Fteuh hay un sinfín de zocos concurridos, bulliciosos y coloridos. Cabe destacar el zoco de  Smarine ( donde esta la Place Rahba Kedima, un mercado y la Crièe Berbére, antiguo mercado de esclavos), el zoco de Batna,zoco El Kebir, zoco de los Haddadine y zoco Cherratin. Por último nos queda por visitar el Museo de Marraquech y Koubba Almorávide.

Se me olvida ir al café de France.

Originally posted 2008-10-30 09:46:10.

Una escapada para el café

Hay muchas personas que se deleitan con un buen café, son selectivas a la hora de tomar uno y les gusta que el café que están tomando sea uno de los mejores que su paladar haya tomado. Por este motivo, el destino turístico que os proponemos es una excapada por tomar café y deleitarse por los miles de cafés que nos podemos encontrar en…. Viena.

Viena tiene más de 50 cafés y más de 250 pasteles para elegir. Es una de las ciudades que le dan más importancia a la hora del café que a otra cosa y que es capaz de detener a la ciudad completa por tomar un café tranquilamente. Además, muchos nos daremos cuenta de que en los cafés la gente no están acelerada, se toma su tiempo para degustarlo poco a poco y la compañía siempre es buena.

El origen de esta pasión en Viena por el café es debido a un armenio, Kolschitzky, quien ayudó a liberar la ciudad de los turcos que la tenían asediada.

Los vieneses, hambrientos como estaban, no dudaron en devorar aquello que se les puso al frente, siendo ese “aquello” el café, por lo que Kolschitzky, que al parecer era bastante inteligente, pidió como recompensa por salvar a la ciudad que le dejaran abrir un café cerca de la Catedral de San Esteban. A partir de ese momento se hizo rico y famoso.

Eso sí, para pedir el café tendremos que estudiar un poco de idiomas porque, por ejemplo, el café con leche que nos podemos beber en España, se ha de pedir como "brauner".

Originally posted 2008-04-09 12:47:48.