El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

May 10th, 2018:

Viajando embarazada


10201647chA pesar de algunas molestias que ocasionalmente puede haber en el embarazo como náuseas, mareos, sensación de pesadez y de hinchazón o la necesidad frecuente de orinar, viajar no debe ser un impedimento, siempre que se tomen algunas previsiones.

El período más tranquilo para viajar durante el embarazo es después de la semana 12 y hasta la 30, vale decir, evitando el primer trimestre y los meses donde podría producirse un parto prematuro.

Conducir siempre aporta una cuota de estrés innecesario, por eso es mejor elegir un medio de transporte en el que la embarazada se sienta cómoda, y tratar siempre de ir acompañada, por si se presentara alguna complicación del embarazo. Igualmente importante llevar la documentación médica personal y saber de antemano el teléfono y la dirección de una asistencia médica en el lugar que se vaya a visitar.

Viajar en barco suele aumentar la posibilidad de mareos, el tren y el avión permiten un desplazamiento por los pasillos, que favorece la circulación sanguínea de las piernas. Si la elección es el autobús,  tratar de elegir aquellos que ofrezcan coche cama, o el de asientos más cómodos y espaciosos.

En todos estos casos los servicios incluyen baño, bebidas y una azafata que atiende las necesidades de los pasajeros, no obstante es bueno ir provista de un bolso de mano con algo de comida de casa (los snacks y la comida que se suele servir en estos medios de transporte puede caer mal al estómago de una embarazada), agua mineral, y algo de entretenimiento como un libro, auriculares, etc, para hacer más llevadero el trayecto.

Originally posted 2008-09-27 12:30:51.

Bretaña, Francia

 

Marítima y de una gran belleza natural la Bretaña francesa (Bretagne en francés) es un compendio de maravillas que ningún viajero que se precie de tal debe perderse.

Rennes es la capital de la región. Además es la capital administrativa y es una ciudad conocida por su tradición universitaria. 

Ubicada en el noroeste de Francia esta península es famosa por sus playas. La Baule es considerada una de sus mejores playas. Guerande y Le Croisic son otros balnearios importantes de la región. Un pedazo del litoral se denomina La Costa de granito rosa así llamada por la presencia de feldespato, mica y cuarzo. La mezcla privilegiada de estos materiales produce figuras y hace de la costa un lugar mágico.

Si de magia se habla cuando se habla de esta tierra dicen que en Huelgoat estaba la mesa redonda de Arturo y sus caballeros y que en el bosque de Paimpont el mago Merlín halló la fuente de la eterna juventud.     

La Bretaña celta megalítica conserva restos de ese pasado mágico y misterioso. La cantidad de megalitos que posee la ha convertido en el centro megalítico más importante de Europa. Carnac es una ciudad famosa por estos monumentos de piedra , los menhires.  

El clima es variado aunque llueve mucho. Se lo inscribe en lo que se conoce como clima oceánico y templado.

La gastronomía imperante en la zona tiene un nombre clásico :los crepes con harina candeal que son los que se utilizan para colocarle algo dulce y los salados a base de harina de alforfón (trigo sarraceno) y que se rellenan con tocino, huevos y que se los llama galettes. Las galletas bretonas (con gusto a almendras) que se elaboran en la ciudad de Quimper también son famosas. Kig ha farz es el plato típico de la región y es una especie de estofado de carnes y verduras. También se aconseja probar los mariscos y ostras . La bebida tradicional es la sidra.

Bretaña es una de las regiones más bellas de Francia y queda en el recuerdo no solo por su gran y perfecto litoral marítimo sino también por sus pequeños poblados cargados de historia y cultura. Misteriosa agreste de leyenda eso es Bretaña en Francia.  

3215201551_0ab902e5ac

Originally posted 2009-01-21 20:30:00.