El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

December 24th, 2018:

Hammamet


Situada a 60 kilómetros al sureste de Túnez, ha sido desde los años sesenta el enclave turístico más visitado de Túnez. A menos de una hora del aeropuerto de Túnez, Hammamet recibe todo el año numerosos turistas europeos, ya que es una ciudad animada y agradable con gran oferta de restaurantes y hoteles que al principio se construyeron alrededor de la medina. Sin embargo la industria turística se ha desplazado a la costa, hacia Nabeul, ocupando playas hermosísimas. Y a 10 kilómetros del centro, encontramos la nueva urbanización turística de Hammamet Yasmine, con el puerto y buenos hoteles. Si os interesa, desde el puerto se pueden hacer excursiones en barco pirata, la comida acaba fría pero os podéis bañar en el mar.

En Hammamet se puede visitar la Kasbah, una fortificación a la que se accede por una rampa gigantesca. Desde las murallas se disfruta de una vista panorámica de cúpulas blancas, terrazas de la medina y la costa.

La medina, de las más pequeñas de Túnez, encierra grandes encantos. La ciudad se apiña alrededor de la Kasbha y la Gran Mezquita de 1463. Es el momento de comprar y regatear, recuerda que por el precio que te pidan, tendrás que pedir un 20% o 30% menos. Puedes arriesgarte y pedir menos, pero es una experiencia que no hay que perderse. Y después de comprar, habrá que dar un paseo por las calles cercanas, sin miedo a perderse, y tomarse un te a la menta y un croissant de almendras. Todo un deleite para los sentidos.

Originally posted 2008-11-05 09:12:55.

Fotografía y viajes

 Las imágenes acompañan normalmente a un viajero. El turismo es una actividad que es difícil entender sin el registro de recuerdos, de momentos y de sensaciones que vivimos al recorrer un lugar novedoso, diferente, distante al que representa nuestra vida cotidiana.

Es por ello que al visitar otro lugar, desde hace mucho tiempo, los turistas y los viajeros se acompañan de una cámara fotográfica. Anteriormente, cada captura era largamente reflexionada pues se contaba con la limitación que una cinta de película fotográfica imprimía al turista: 12, 24 o 48 fotografías que hacían que cada una fuese altamente pensada. La fotografía digital permitió la explosión de la imagen turística, y que muchos viajeros no sólo tomaran fotos de ellos mismos o sus seres queridos en los monumentos o paisajes visitados, sino también de los espacios en sí mismos, dando lugar a una democratización de la creación de imágenes que no ha afectado la labor de los fotógrafos de viajes o turismo, pero sí ha hecho a su público más exigente.

Adelantemos la película y veremos que tras la aparición de la fotografía digital, las redes sociales e internet han hecho que el universo de la imagen y el mundo turístico estén aún más de la mano, permitiendo que los grandes destinos turísticos seduzcan a los viajeros con imágenes sorprendentes que presentan los mejores atributos de sus espacios, pero también que pequeños destinos, playas desconocidas, sitios ecológicos, espacios rurales y en bosques y montañas, busquen su pequeño momento de gloria en internet a través de la imagen, alcanzando a los que buscan más aventura al emprender un viaje y no sólo recorrer los pasos de otros turistas.

Hacer fotografías de un viaje es más que sólo tomar una imagen y compartirla en redes sociales. Es asociar a cada foto un recuerdo, un aroma, una emoción. Es como sublimar y hacer permanente la sensación de viajar, de ser turista, de recorrer, descubrir y enamorarse de un lugar diferente. ¿Cuál es tu forma preferida de fotografiar un destino turístico? ¿Has aprendido de profesionales o sólo fotografías de forma intuitiva? Seguramente tendrás tu propio estilo y gracias a él, tus álbumes personales se nutren de playas, paisajes y memorias hechas pixeles. 

Originally posted 2016-12-20 20:08:28.

Minivacaciones en pareja sin gastar tanto

Si crees que es complicado armar un panorama de manera simple y sencilla con tu pareja, aquí verás que no lo es tanto, sobre todo en los días fríos, que parecen ser más cortos y de pronto dejan la sensación que falta el tiempo para compartir. Unas mini vacaciones dentro del día a día se puede lograr con un presupuesto limitado, ya verás.

1

Ir a un restaurante con chimenea: Compartir una copa de vino o un aperitivo, mientras se observa el calor de las brasas, es una experiencia que no te costará mucho y les dará un espacio increíble para compartir y conversar.

Bailar: Inscríbete en un salón de baile cercano para aprender a bailar tango en estas noches frías de invierno.

Cafetería local: Nada es más entretenido que ir a una tertulia cultural, salir y dividir un panecillo, escuchar algo de poesía, o participar en un karaoke.

Trabajo conjunto: Si sólo uno de ustedes está apuntado para ir al gimnasio, haz del otro un invitado especial, así se ayudan a estar en forma y mantenerse bien, mientras comparten.

Velada romántica: En tu propia casa puedes armar una velada romántica, montando la mesa con un mantel largo y unas copas de vino y velas.

Reorganizar el dormitorio: Nada es mejor que reorganizar el dormitorio juntos, creando un refugio romántico.

Masajes: Un masaje que comience desde las manos o los pies será relajante y intimo.

Sacar a pasear a las mascotas: Los perros en los días fríos muestran más energía de la habitual. No es mala idea sacarlos a pasear un día completo, de camping y verlos como juegan.

Vía, Foto

Originally posted 2010-01-10 16:36:00.