El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

March 10th, 2019:

Marinaleda, una Utopía hacia la paz I


Marinaleda, protagonista reciente de una noticia del New York Times, por ser un pueblo, sin problemas de hipotecas y paro, es un municipio de la provincia de Sevilla, situada entre la comarca de Estepa, y que se encuentra entre esta y el municipio de Écija, en la cuenca del Genil.

Marinaleda tiene una superficie total de 25 kilómetros cuadrados, donde encontramos a un total de 2645 habitantes.

Los habitantes de Marinaleda, ocuparon en el año 78 una finca, siendo la primera vez que esto ocurre en Andalucía, aunque finalmente fueron desalojados violentamente por la Guardia Civil, encarcelando a varios dirigentes de los sindicatos.

Un año después, con las primeras elecciones democráticas, el Colectivo de la Unidad de los Trabajadores, consiguen mayoría absoluta, y en cuyo gobierno, se cambiaron casi todos los nombres de las calles del pueblo, cambiando nombres de dictadores, y simpatizantes del General Franco, por calles con nombres como Libertad, Che Guevara, Jornaleros, Salvador Allende o Pablo Neruda entre otras.

Y sus luchas vienen de lejos y son constantes, por ejemplo en los años 80,  700 habitantes de este pueblo protagonizaron una huelga de hambre durante trece días, para dejar claro su repulsa contra el hambre y pedir una regulación del empleo comunitario y el dinero.

Las ocupaciones han sido múltiples, para conseguir tierras que explotar y donde trabajar, tierras que pertenecían a grandes ricos de la nobleza, que no explotaban ni utilizaban, pasando incluso 90 días en algunas ocupaciones.

Pero lo consiguen, en el año 91, cuando se les da 1200 hectáreas de tierras que han conquistado, con muchos años de lucha.

Pero han seguido luchando, contra las peonadas y puestos de trabajo, para lo que ejercieron varios actos radicales, como la ocupación del Banco de España, paralización del aeropuerto de Sevilla, y del AVE, o la ocupación de Canal Sur.

 

 

Originally posted 2009-07-08 16:35:04.

Santander abierta al mar

santander Hablamos de la capital veraniega por excelencia, de una ciudad que reúne mar, saber, naturaleza, ciencia, festivales y buen comer. Antiguo Portus Victoriae de los romanos, está situada en el centro de una bahía. En 1941 se produjo un incendio que destruyó prácticamente todos los monumentos de la ciudad. Sin embargo aún quedan retazos de una ciudad asomada al cantábrico que suple las carencias monumentales con maravillosas playas, plazas y edificios.

Lo más destacable:

– La Catedral, que se construyó entre los siglos XIII y XIV y que se divide en dos partes: la cripta de Cristo y la iglesia alta, con su claustro, donde podremos admirar el sepulcro de Menéndez Pelayo.

– El paseo de Pereda, con señoriales edificios como el del Banco de Santander y los muelles de la bahía. Aquí podremos embarcarnos para contemplar desde la bahía los bellos paisajes marinos y montañeses que contrastan con el entorno urbano.

– La Península de la Magdalena que incluye zoo, paseo, playa y el Palacio de la Magdalena, construido en 1913 y que fue residencia real. Actualmente es sede de la conocida Universidad Internacional Menéndez Pelayo y allí tienen lugar muchos de los cursos de verano.

– Las Playas del Sardinero (la del Camello, la de la Concha, la Primera, la Segunda). Cerca de dos kilómetros de longitud de arena dorada. No hay que perderse los "Baños de Ola" que es una recreación de los baños que allí se tomaban en el siglo XIX y se re realizan en la primera quincena de julio.

Imprescindible probar el cocido montañés y la quesada, así como los pescados y mariscos del cantábrico, en alguno de los bares del puerto pesquero.

Originally posted 2008-04-25 09:04:02.

La Playa de Assateague

La Isla de Assateague está administrada por tres organismos oficiales: el Servicio de Parques Nacionales, E.E.U.U. Fish & Wildlife Service y el Departamento de Recursos Naturales.

1

Los que llegan a visitar este parque, encuentran abundante vida animal y silvestre, además de la playa, suaves dunas, marismas y humedales que se encuentran protegidos y no es tanto por la ley que la gente respeta este hábitat natural, sino por una cuestión de principios, ya que se ha visto cómo en muchas partes se puede tener un estricto marco legal que en la práctica a nadie le importa.

2

En esta isla es posible ver manadas de ponies que trotan por la orilla del mar, son animales salvajes que reciben el alimento que les pueda dar la gente, aunque también se ponen a pedir más si les gusta y hasta se pueden volver hostigosos, por lo que es mejor no darles de comer.

Estos ponies salvajes si se enojan pueden patear a las personas, y a simple vista lucen muy mansos y tranquilos, así que no hay que olvidar que son animales silvestres que están acostumbrados a ver y incluso compartir con los humanos hasta cierto punto, pero en ningún minuto han recibido algún tipo de entrenamiento o educación para que respeten la integridad física de los demás.

3

El Faro de Assateague es uno de los más famosos de la nación, y se encuentra a tan sólo unos metros de la playa. La isla tiene más de 30 kilómetros de playa y no es cualquier playa, ya que esta es considerada una de las mejores playas de la costa este.

Otras actividades que se pueden realizar en Assateague son recorridos en cruceros, tours en kayak, observar aves, actividades de caza, pesca y ciclismo.

Fotos: LilianVictoria

Originally posted 2009-07-06 23:59:00.