El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

March 19th, 2019:

Templo de Confucio


El "Templo de Confucio", también llamado "Templo de los Literatos" se encuentra en China, en "Tongcheng", una ciudad de China famosa por el propio templo ya que es muy antiguo (data del año 1320).

Durante todo ese tiempo el templo "original" ha sufrido distintas reconstrucciones que perfeccionaban más el estilo y diseño del mismo hasta llegar a lo que es actualmente. Además, es uno de los lugares que más cariño tienen los chinos ya que representa parte de la historia de su país.

El templo se encuentra entre dos ríos, Yangtsé y Huai que sirvieron, en la época de batallas y luchas, de buenos francos que no podían atraversarse tan fácilmente (y que impedían, en ocasiones, el asedio del templo).

El templo no sólo es importante por el estilo, diseño o por ser lo que es sino que es parte de China ya que ahí se generaron muchas filosofías chinas y alberga muchos libros antiguos dignos de ver (seguramente no tocar) que representan a China.

El templo era un lugar de hacer sacrificios para Confucio, y ahora se ha convertido en un sitio histórico bajo la protección especial del gobierno.

Originally posted 2008-08-27 15:45:55.

La provincia de Messina, Sicilia.

Messina es la provincia más extensa de la isla de Sicilia. Se encuentra en su extremo nororiental y puede ofrecer variadas y ricas alternativas a los turistas más atentos, ya que muchos de sus encantos no son fácilmente visibles. Ofrece relax y diversión a partes iguales, si se está dispuesto a salirse de los itinerarios más populares.

No ofrece sólo monumentos e historia, como por ejemplo la catedral de Messina, con su “campanile”, o la turística Taormina con su teatro romano, sino también su naturaleza con el “Parco dei Nebrodi”, sus tradiciones, como la gran fiesta de la ciudad el 15 de agosto, o su gastronomía, que incluye los rollitos de pez espada, los cannoli de ricotta o la pasta a la Norma.

La belleza natural de la provincia de Messina incluye los montes Peloritani; una imponente cordillera que divide la provincia en dos y desde la que se pueden apreciar unas espectaculares vistas del Estrecho de Messina.

Pertenecen también a la mencionada provincia las islas Eolie, un pequeño archipiélago de siete islas, reclamo turístico nacional e internacional en los meses de verano, situado en el mar Tirreno, frente a la costa norte de la provincia y a las que se puede llegar sólo en barco desde el pueblo de Milazzo.

La provincia de Messina, marcada por el maremoto que prácticamente exterminó a su población en el año 1908, es rica en tradiciones, cultura, gastronomía e historia, y vale la pena detenerse unos días en ella para conocerla y apreciarla.

Originally posted 2008-12-16 12:58:06.

Procida, una isla de cine

Es la isla más pequeña de las que embellecen la Bahía de Nápoles, donde se rodó la película del cartero y Pablo Neruda en 1994, y por la que la isla perdió un poco de su tranquilidad, desde entonces el turismo ha aumentado paulatina pero inexorablemente.

Desde Nápoles se llega en treinta minutos, más o menos lo mismo que se tarda en llegar a Capri o a Ischia, los transbordadores salen del muelle de Beverello, en pleno paseo marítimo de Nápoles.

La llegada a esta isla de 4,1 kilómetros cuadrados y 10,440 habitantes impresiona, por sus casas que descienden de la montaña hacia el mar, escalonadas. Esta isla esta asentada sobre siete cráteres, la llegada a Marina grande, que es el puerto principal, encontraremos terrazas, bares, restaurantes y oficinas de turismo y en el resto de las islas, se reparten numerosas playas, iglesias, viejas mansiones señoriales, o el palacio real , que más tarde fue convertido en cárcel, donde los condenados l eran doblemente, por tener que soportar su falta de libertad ante un pasaje extraordinario. Y luego, los pequeños puertos de pescadores, junto a clubes náuticos de lo más chic.

Los hoteles de verano, lindan con viñedos, plantaciones de limoneros y otros cultivos. y en el muelle, las pescadería huelen a mar, y no a pescado, cuando cada tarde llegan las barcas con los peces aún saltando en las bandejas de mimbre.

Esta isla hay que verla desde arriba, sus empinadas calles desde donde a penas cabe un coche, suben hasta los miradores panorámicos, donde hay que detenerse más por el corazón, que para hacer fotos. En uno de estos promontorios está la abadía de San Miguel Arcángel, el patrón de la isla.

Aquí el que no hace vino, hace limoncello, o es marinero de nacimiento, y algunos hay que hacen las tres cosas, los habitantes de la isla se enorgullecen de albergar la que es la escuela Naval más antigua de Europa.

 

 

Originally posted 2009-03-23 14:04:58.