El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

March 21st, 2019:

Parroquia de Santa Cruz, California


El nombre completo de esta misión es “Misión, la exaltación de Santa Cruz”, nombre de un día de fiesta en el calendario de la Iglesia, que se produce el 14 de septiembre. La exaltación de la Santa Cruz es una celebración que se realiza en torno al símbolo de la cruz, donde Cristo fue crucificado.

stacruz

La Misión de Santa Cruz fue fundada por el Padre Fermín Francisco de Lasuen, sucesor del padre Junípero Serra. Desde 1859 la misión del sitio es de propiedad de la Diócesis de Monterrey, ahora bajo la dirección del obispo Ricardo García. Santa Cruz es una iglesia parroquial Diócesis de Monterrey.

Los inicios de la Parroquia Santa Cruz, en 1857 fueron la piedra angular para que la iglesia en sus inicios más tempranos, de madera, sustituyera la misión de la iglesia. Esta sirvió de parroquia hasta 1898, año en que fue derribada. Años después, las Hijas de la Caridad de san Vicente Paul, inauguro la Escuela Santa Cruz, la cual fue como un internado, la primera institución educativa que se instauro en la parroquia.

stacc

En 1889 se levantan muros de ladrillo, al más puro estilo gótico, marcando el final de la transición de la Misión de Santa Cruz para ser la Parroquia de Santa Cruz. El 25 de diciembre de 1891, los ciudadanos de Santa Cruz levantaron un arco de granito en frente de la iglesia para conmemorar la fundación de la Misión de Santa Cruz. En 1989 luego de varios episodios históricos la iglesia fue declarada como lugar inseguro a causa del terremoto que azotó la zona, trasladándose los servicios a la zona parroquial y como si fuera una mala broma del destino, en 1990 ¡el salón parroquial se quemó!, entonces se vieron en la obligación y necesidad de trasladarse nuevamente a otro lugar.

Actualmente en el Museo de La Misión se encuentra una serie de ornamentos, tejidos y vestiduras con una historia apasionante. También está colgada la pintura de Nuestra Señora de Guadalupe.

Foto: flickr

 

s

Originally posted 2009-06-10 19:29:00.

Comer local

 ¿De qué sirve viajar si no conocemos un poco de los hábitos reales de las personas que viven cotidianamente en el sitio que estamos visitando?

La comida es sin duda alguna un elemento por demás significativo en este sentido. Pasar por "arriba" y comer en cadenas de comida rápida sólo para vacacionar de forma más fácil puede ser un terrible error porque nos estaríamos evitando descubrir sabores, costumbres, ideas y muchos más elementos que convertirán en cualquier viaje en uno de descubrimiento y no sólo en una vacación tipo playa-bañarse-dormir.

En este esfuerzo de conocer más a través de la comida, no sólo es importante comer en pequeños restaurantes que ofrezcan menos menús internacionales y más preparaciones locales, sino también comer local. ¿Cómo?

El primer paso sería visitar los mercados y mercadilllos en las localidades que visitemos. En estos sitios es más factible que encontremos ingredientes básicos producidos en el entorno en el que nos encontramos, desde vegetales y frutas, pasando por lácteos y productos de origen animal, a productos medianamente transformados, por ejemplo, mermeladas, jugos, jamones, panes y galletas, entre otros.

¿Qué puede ser más enriquecedor y delicioso que visitar por ejemplo una ciudad bellísima y comer algo que sólo se produce ahí? Ejemplos los hay muchos, desde arroz cultivado especialmente en la Costa Brava, a vinos riojanos, a productos vascos tradicionales fabricados en la propia ciudad de San Sebastián, a deliciosos panes que sólo los habitantes de Barcelona conocen o delicias que sólo los gallegos comen de forma cotidiana.

Y eso es hablando únicamente de lo que tenemos cerca aquí en la península ibérica.

El mundo puede conocerse a través de los platillos e ingredientes que los habitantes locales consumen. 

Por ello nada de raro en que haya multitud de sitios, blogs y espacios que ofrecen tours para descubrir un sitio gracias a su comida autóctona.

Aunque a veces sólo hace falta salirnos un poco de la ruta tradicional y probar lo que está tan a nuestro alcance y que usualmente, no comemos por temor o por seguir una pauta más comercial en nuestros viajes.

Desde aquí, un brindis por viajes más lentos y deliciosos gracias al turismo gastronómico dedicado y respetuoso.  

Originally posted 2018-10-02 12:46:50.

Museo del Chocolate, Barcelona

El destino que os propongo en el día de hoy es un destino no apto para personas golosas ni para aquellas que no se puedan resistir. Es necesario tener mucha fuerza de voluntad porque lo que verán tus ojos desde que entres hasta que salgas puede ponerte en una situación extrema.

Este destino es bastante dulce y no hay que salir de España para ir a este destino. Se trata del Museo del chocolate que se encuentra en Barcelona, en concreto en Comerç, 36.

En el mundo (incluso en España mismo) hay muchos más Museos del Chocolate como los de Alemania, de Valor, etc. pero hemos escogido este de Barcelona porque nos ha parecido el más dulce (quizás por las imágenes que hemos visto).

Este museo está abierto al público de lunes a sábado exceptuando los martes que permanecerá cerrado, de 10 de la mañana a 7 de la tarde. Los domingos también podremos acceder al mismo sólo que en un horario más reducido, de 10 de la mañana a 3 de la tarde.

En él podrás encontrar varias actividades para todas las edades e incluso celebrar el cumpleaños de tu hijo o hija (o incluso el tuyo) rodeado/a de chocolate.

Originally posted 2008-10-10 11:45:38.