El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

April 10th, 2019:

El Cristo Redentor I


Símbolo del Amor y una llamada a la fraternidad. Este colosal Cristo, de 38 metros de altura y 1.145 toneladas de peso, es el orgullo de todos los brasileños, sean del origen y la casta que sean, pues desde su cerro los abraza y protege con ese gesto que tan famoso ha hecho su silueta de brazos abiertos. Y allí, desde el Corcovado, el más imponente cerro que rodea a Río de Janeiro (Ver hoteles en Río de Janeiro), a 750 metros de altura, y con las famosas playas de Copacabana, Ipanema, Leblon, Barra do Tijuca y Sao Conrado, a sus pies, el Cristo Redentor parece llamar al mundo a la Paz, al Hermanamiento y al Amor.

La construcción de un monumento religioso en la ciudad fue sugerido por primera vez en 1859, por el padre Pedro Maria Boss y la Princesa Isabel. Se retomó la idea en 1921, cuando se aproximaba la conmemoración por el centenario de la Independencia.

Las obras de la estatua fueron iniciadas en 1926, cuya construcción de hormigón armado, de más de 1.000 toneladas, combina ingeniería, arquitectura y escultura, y tiene entre sus logros el hecho de que nadie muriera en accidente durante las obras, algo que no era normal en la época y con proyectos de esa dimensión

En la ceremonia de inauguración estaba previsto que la iluminación del monumento fuera accionada desde la ciudad italiana de Nápoles, donde se emitiría una señal eléctrica que sería retransmitida por una antena situada en el barrio carioca de Jacarepaguá, vía una estación receptora localizada en Inglaterra. Sin embargo, el mal tiempo imposibilitó la hazaña y la iluminación fue finalmente accionada directamente desde el local.

Originally posted 2009-05-22 23:24:51.

Los mejores cruceros citadinos (II)

Continuando con la primera parte de los mejores cruceros citadinos, debo decir que los hay también temáticos, como el que recorre Portland, Oregón. A bordo del Spirit Cruise se conoce varias pistas de baile, cubiertas de mármol y una surtida selección de bares.

crui

La langosta es la tentadora oferta gastronómica de Maine en Portland. Las mejores escenas costeras se encuentran en la Casco Bay, llena de barcos de pesca y numerosas islas, que van desde la comunidad de Diamante Cove (el antiguo emplazamiento de Fort McKinley) a Beachy Long Island, que se separó de Portland en 1993. Se puede llegar a estas islas a través de las líneas que sirven Casco Bay. Los barcos están equipados con cubiertas, sobre las cuales se puede saborear una cerveza BYOB y se puede obtener magnificas vistas.

En La costa atlántica, los Bostonianos pueden observar la ciudad a bordo del yate Puerto Elite, muy bien equipado con una sala de cóctel que esta siempre con un mantel blanco y servicio de comedor dispuesto con exquisitas parrillas de filete mignon y salmón para los comensales. En la costa oeste, Aolani Cruceros ofrecen aventuras de observación de ballenas y sabrosos tacos de pescado y cócteles a bordo de un catamarán.

Ningún itinerario de cruceros urbanos, como es de suponer, es completo sin un viaje alrededor de la Gran Manzana. Pasear por ella “es como ir en el rápido y elegante buque de las familias ultra acomodadas, como los Rockefeller”, dice el propietario Scarano. “Es un ambiente de lujo con la caoba, teca o moqueta”. En el cristal del mirador, los pasajeros pueden disfrutar de meriendas y bocadillos, mientras observan la bienvenida de la Estatua de la Libertad.

En la ciudad de Nueva York, la gente de mar bebe una cerveza sobre el crucero que navega en el río Hudson, y Scarano dice “es maravilloso estar en esas goletas elegantes”, “a bordo de ellas la vela va muy animada, y con el soplo del viento, el barco se siente despegar. Es emocionante obtener una vista que muy pocos experimentan de la ciudad de Nueva York”.

Yo creo que navegar donde sea, cuando el paisaje es agradable y el anochecer iluminado, la experiencia vale la pena de ser vivida.

Vía: Forbestraveler, Foto: Flickr

Originally posted 2009-05-28 23:55:00.

De Zoo en Zoo

Ámsterdam es una ciudad polifacética que lo mismo te da para un recorrido relajante en el que disfrutar de unos días de relax que te invita a sumergirte en un zoo donde podremos contemplar toda clase de animales llegando a ver incluso animales de todas las partes del mundo. Incluso en el propio zoo podremos ver edificios monumentales conforme vamos avanzando por el mismo, algunos de ellos dejándonos sin aliento.

El Zoo Artis está compuesto de un acuario, un planetario, un museo geológico, un invernadero, el zoológico propiamente dicho y una granja (para que los más pequeños puedan disfrutar viendo los animales normales y corrientes que suele haber en una granja de animales).

Los animales (la mayoría de ellos) suelen tener una zona reservada para los mismos donde corren y viven libremente (claro está, dentro de los límites que se les marcan). Muchos de ellos están ya acostumbrados a los humanos así que no sería de extrañar que, cuando nos acerquemos, ellos también lo hagan.

El zoo está abierto todos los días de la semana de 9 de la mañana a 6 de la tarde y el precio de la entrada, aunque es algo cara, merece la pena. Para los adultos la entrada es de 17’50 mientras que para los niños de 3 a 9 años es de 14€.

En el zoo no sólo se anima a las personas a visitarlo para que vean la gran variedad de animales que hay en el mundo sino que también se le intenta enseñar a todos los visitantes que se deben cuidad a los animales ya que algunos de ellos están en peligro de extinción.

Originally posted 2008-04-30 21:30:25.