El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

July 12th, 2019:

Hotel Península en Tokio


Una de las cosas que debemos de tener en cuenta cuando vamos a viajar es el hotel o lugar donde vamos a dormir ya que, a no ser que contemos con amigos o familiares que nos puedan alojar, el hotel es una de las cosas más importantes y que mejor tenemos que mirar.

De hecho, conviene reservar el hotel antes de irse de viaje para no llegar allí y encontrarte cualquier situación que te deje sin poder pasar la noche en un lugar “seguro”.

Los hoteles, como casi todo, varían de precio según el número de estrellas, fama y actividades o características del mismo. Por ejemplo, el hotel del que os hablamos hoy es uno de los más actuales que existen, a la par que novedoso, el Hotel Península, en el distrito de Marunouchi, en Tokio, es un hotel inteligente con 24 pisos de altura.

En este hotel, cuya tarifa es de casi 350 € la noche, es uno de los mejores que existe, e incluso se podría decir que no dormiréis la primera noche viendo las novedades y cosas curiosas que tiene. Por citar algunas podríamos decir:

–         Pantallas de televisión antiniebla en el baño.

–         Mandos a distancia junto a la cama para ajustar, no sólo la televisión, sino también la temperatura de la habitación y la humedad en la misma.

–         Sistema de spa en la bañera que hace que la luz se baje y busque en la radio una cadena con música relajante.

 

Es uno de los hoteles mejores que hay desde que abriese sus puertas en septiembre y, de hecho, desde esa fecha a tenido una buena acogida entre el sector turístico. De hecho el hotel puede ser un destino turístico más (en lugar de ver monumentos o ciudades se trata de descubrir el hotel en sí mismo) para parejas o personas que busquen desconectar de todo pero que les gusten las nuevas tecnologías.

Originally posted 2008-03-24 18:34:36.

La Basílica de San Lorenzo

La basílica de San Lorenzo se encuentra en una de las ciudades de Italia, exactamente en Florencia, y es una de las más visitadas por miles de turistas al año.

La basílica de San Lorenzo era, en realidad, la iglesia de la familia Médici. Está compuesta por una cúpula y unas capillas con retablos escultóricos como son las tumbas de Lorenzo y Catalina de Médici. También podemos ver una biblioteca diseñada por Miguel Ángel.

La basílica fue construída en el 393, remodelada a lo largo de las líneas Romana en 1060 y después de nuevo, sobretodo los interiores, en 1427 por Brunelleschi.

La capilla principal se abre al transepto, y tiene la misma altura y anchura que la nave principal. La nave es de cruz latina, tiene diez capillas de bóveda de cuatro puntos, que se abren a la zona del crucero y a la del transepto. Las capillas laterales tienen la misma proporción que los arcos de las naves, y están cubiertas por bóveda de cañón.

Dentro de la basílica hay trabajos del Rosso Fiorentino, Desiderio da Settignano, Donatello y Bronzino.

La basílica, además, está flanqueada por la Sacristía vieja echa por Brunelleschi y la nueva de Michelangelo, que contiene las tumbas de la familia Médici, llamada Capilla de los Médici.

A la izquierda de la iglesia se encuentra también la librería Laurenciana, obra de Miguel Ángel, un lugar idóneo para aquel que le gusten los libros y no lejos de San Lorenzo está el Mercado central, construido con vitro y acero.

Originally posted 2008-06-10 20:55:42.

Capri

La isla está situada frente al cabo Campanella, que cierra el golfo de Nápoles por el sur, y que es visible desde los acantilados de Sorrento. Tiene sólo 17 kilómetros de perímetro, repletos de calas, grutas, playas y puertos deportivos. La joya turística más apreciada de la gruta azul, situada al noreste de la isla, y dos pueblos Capri y Anacapri.

En sus acantilados aparecen formaciones calcáreas que le dan un aspecto un tanto primitivo y en las colinas apenas hay pinos, en el interior, las mismas parras de vid, los mismos limoneros, los mismos olivos, las mismas buganvillas que en Procida o Ischia.

Capri es una inmensa montaña y la única manera de ver bien la isla es desde las cumbres, hasta donde suben pequeñas camionetas y motocarros-taxi para llegar a Anacapri .Aquí están parte de los comercios y hoteles y un caminito a las sombras de las acacias por entre villas particulares y tiendas de ropas, perfumes, licores y recuerdos y alguna que otra terraza que mira a un mar de azul intenso.

Este es el paseo de Axel Munthe, al final del cual se encuentra la casa museo del famoso escritor  humanista, autor de " La historia de San Michel", y es aquí precisamente donde uno se da cuenta de que Capri tiene sentido desde esta casa, desde sus maravillosos jardines, cuidados con auténtico mimo, paseando entre esculturas y fuentes.

La casa museo, hoy residencia del cónsul sueco en la isla, representa uno de esos lugares, que para determinadas personas, resultaría el enclave perfecto donde pasar el resto de una vida, sin desear o necesitar ningún otro paisaje.

Tal vez lo más imperfecto, son los grandes cruceros que quedan abajo, fondeando delante del puerto, que en cierta manera afean el panorama

 

 

Originally posted 2009-03-22 20:22:44.