El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

September 10th, 2019:

Qué NO hacer en Japón (I)


Los viajeros de la revista Matador, nos dicen aquí como evitar las atracciones a las que no deben ceder en ese país…y lo mejor, qué hacer en lugar de eso.

No jugar Pachinko: El Pachinko es una de las pocas maneras de apostar legalmente en Japón, pero no crean que en una sala de estas verán cosas interesantes como en las de Las Vegas. Este lugar es sombrío y repleto de humo de cigarrillo.

1

Estos juegos deben reservarse para un círculo de diez personas en el Infierno de Dante. Imaginen una máquina de pintball con una pantalla de ordenador; una vez que tiras la palanca no tienes ningún control de lo que pase después con la bola.

Al igual que en Las Vegas, encontrarán máquinas tragamonedas en las que pueden insertar yenes, y ganar una vez cada 27 días.

Cantar karaoke: No puede haber nada más aburrido en Japón, que cantar karaoke, ya que todas las cabinas de canto son privadas, y a lo más podrán invitar un par de amigos que lo observaran como un asno relinchando delante de ellos.

La cadena de Shidax es la mejor, pero cada ciudad debe tener al menos un lugar para cantar que sea pasable.

No escalar el Monte Fuji: Fuji está inundado de turistas extranjeros y japoneses que en temporada oficial de senderismo, la cual llega a su máximo en agosto, es aberrante por la cantidad de gente que hay.

Si quieren lo hacen, pero tendrán que esperar una larga fila para ascender y luchar después para ir recortando a toda la gente de tus fotos.

Recomendación: asciende en temporada baja. A finales de septiembre y a comienzo de octubre es más seguro, con un mínimo de nieve. Ir en noviembre o diciembre puede ser tan arriesgado como ir en mayo o junio, por el clima. Hay que saber algo de montañismo.

No pagar para vestirse como una geisha: Muchas casas de huéspedes de Kyoto y albergues ofrecen a las mujeres vestirse como geishas para sacarse fotos y llevar de recuerdo. Por unos USD 100 o USD 300 les pintan la cara de blanco pálido, les recogen el pelo y les ponen un kimono de seda delgada. Salir a la calle así para hacer el ridículo es también es una manera de sorprender a la gente de la calle.

Por desgracia, esto no vale la pena, ya que con rasgos occidentales, nunca serán como las originales.

Vía: matadortrips

Originally posted 2009-10-21 16:14:00.

47º Salón Náutico Internacional

La 47º edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona tiene lugar del 8 al 16 de noviembre en el recinto Gran Vía y  del Port Vell ( Muelles de la Fusta, España y de Barcelona). El precio de la entrada es de 13 euros general y gratis para los niños hasta 12 años. El horario es de : lunes a jueves de 10 h a 19 h y viernes a domingo de 10 h a 20 h.

En este salón podéis encontrar alrededor de unos 2000 barcos de vela y motor para elegir, aparte de astilleros, electrónica, neumáticas, motores, charter, accesorios para la pesca , el surf, la náutica y el submarinismo. En el recinto del Port Vell encontraréis la Exposición Flotante con unos 250 barcos de gran eslora.

En el espacio del Pescador podéis encontrar diferentes actividades para fomentar la pesca responsable, hay simuladores para velas ligeras y para captura y lanzamiento.

En la zona de Marina tradicional hay entidades que trabajan para la recuperación del patrimonio marítimo. A parte de talleres, actuaciones y degustaciones gastronómicas.

En la zona Área de innovación agrupa los estudios de diseño, fundaciones, grupos de investigación.

En la zona de Espacio del Mar hay escenarios relacionados con el medio marino, como presentaciones y libros de regatas.

En la zona Fun Beach tenéis dirigida para el publico joven donde hay actividades con canoas, kayaks y barcos de vela ligera todo esto en una piscina de 15×15 metros.

Para poder llegar lo podéis hacer a través de los autobuses gratuitos desde el Recinto Gran Vía en c/Botánica – Port Vell cada 30 minutos y del aeropuerto-pl.Europa (recinto Gran Vía) cada 15 minutos.

Originally posted 2008-10-31 09:57:50.

Un Edén en el desierto

Partiendo de una historia de amor, los Jardines Colgantes de Babilonia han quedado eternizados en el tiempo y forman parte de una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. La historia cuenta que hacia el año 600 a. C. Nabucodonosor II, rey de Caldea, quiso regalar a su esposa, Amytis, un presente con la intención de demostrarle su amor.

Así fue como nació este hermoso proyecto diseñado por los arquitectos de Babilonia, quienes, según algunas versiones, diseñaron unos exuberantes jardines sobre un área de 19.600 metros cuadrados, en medio del desierto y que contaban con un conjunto de terrazas de piedra abovedadas sostenidas sobre pilares cúbicos en donde se podían plantar árboles de gran tamaño. Por otra parte, estas terrazas estaban alimentadas por varios arroyuelos que obtenían agua de un depósito ubicado en la terraza más alta. De acuerdo a los relatos, al mirar la obra desde abajo las terrazas parecían suspendidas en el tiempo.

Los jardines estaban situados junto al palacio del Rey, más precisamente al lado del río ,para que los viajeros los pudieran contemplar ya que el acceso estaba prohibido al pueblo. Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyuelos.

Los Jardines Colgantes de Babilonia probablemente no "colgaban" realmente en el sentido de estar suspendidos por cables o cuerdas. El nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega kremastos o del término en latín pensilis, que significa no justamente "colgar" pero si "sobresalir", como en el caso de una terraza o de un balcón.

Las excavaciones arqueológicas más recientes en la antigua ciudad de Babilonia, en el actual territorio de Iraq destaparon el asentamiento del palacio. Otros hallazgos incluyen la construcción abovedada con paredes gruesas y una irrigación cerca del palacio meridional.

Originally posted 2009-05-21 20:59:24.