El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

December 7th, 2019:

Fotografía y viajes


 Las imágenes acompañan normalmente a un viajero. El turismo es una actividad que es difícil entender sin el registro de recuerdos, de momentos y de sensaciones que vivimos al recorrer un lugar novedoso, diferente, distante al que representa nuestra vida cotidiana.

Es por ello que al visitar otro lugar, desde hace mucho tiempo, los turistas y los viajeros se acompañan de una cámara fotográfica. Anteriormente, cada captura era largamente reflexionada pues se contaba con la limitación que una cinta de película fotográfica imprimía al turista: 12, 24 o 48 fotografías que hacían que cada una fuese altamente pensada. La fotografía digital permitió la explosión de la imagen turística, y que muchos viajeros no sólo tomaran fotos de ellos mismos o sus seres queridos en los monumentos o paisajes visitados, sino también de los espacios en sí mismos, dando lugar a una democratización de la creación de imágenes que no ha afectado la labor de los fotógrafos de viajes o turismo, pero sí ha hecho a su público más exigente.

Adelantemos la película y veremos que tras la aparición de la fotografía digital, las redes sociales e internet han hecho que el universo de la imagen y el mundo turístico estén aún más de la mano, permitiendo que los grandes destinos turísticos seduzcan a los viajeros con imágenes sorprendentes que presentan los mejores atributos de sus espacios, pero también que pequeños destinos, playas desconocidas, sitios ecológicos, espacios rurales y en bosques y montañas, busquen su pequeño momento de gloria en internet a través de la imagen, alcanzando a los que buscan más aventura al emprender un viaje y no sólo recorrer los pasos de otros turistas.

Hacer fotografías de un viaje es más que sólo tomar una imagen y compartirla en redes sociales. Es asociar a cada foto un recuerdo, un aroma, una emoción. Es como sublimar y hacer permanente la sensación de viajar, de ser turista, de recorrer, descubrir y enamorarse de un lugar diferente. ¿Cuál es tu forma preferida de fotografiar un destino turístico? ¿Has aprendido de profesionales o sólo fotografías de forma intuitiva? Seguramente tendrás tu propio estilo y gracias a él, tus álbumes personales se nutren de playas, paisajes y memorias hechas pixeles. 

Originally posted 2016-12-20 20:08:28.

De Tarifa a Casablanca IV

Al día siguiente, lo primero que fuimos a visitar fue la antigua medina, una zona inmensa, llena de callejuelas repleta de tiendecillas, a modo de laberinto. La medina, es tremendamente genuina, a veces tienes que aguantar la respiración, por el olor putrefacto que desprendía alguna comida, como el pescado que vendían en unas especies de carretillas, sin ningún tipo de refrigeración, o gallos que estaban en jaulas, y mataban conforme los iban eligiendo.

Pero otras zonas sin embargo son para incentivar al olfato, como las tiendas de especias, o la multitud de puestecitos improvisados que te encuentras vendiendo caracoles, o tiendas repletas de aceitunas de un sabor increíble.

Y todas las demás tiendas, son de ropa, túnicas, sandalias, y artesanía del lugar, además de muchas muchas imitaciones.

Por poner ejemplos de precios, un bolso de piel, me costó 5 euros, y unas sandalias a 4, puedes encontrar múltiples precios, lo importante, como casi en cualquier país árabe, es saber el arte de regatear, pues es algo con lo que ellos disfrutan mucho, y además lo consideran como una rutina. Tu siempre ofrece la mitad de lo que te digan que cuestan las cosas.

Tras visitar la medina, aunque en un día nos no dio tiempo de verla entera, fuimos a almorzar, puedes comer un buen cous-cous, falafel o sawarma, casi en cualquier bar, y puedes comer dos platos con bebida y demás por cinco euros aproximadamente.

También fuimos a visitar la Mezquita de Hassan II, una verdadera obra de arte a orillas del mar, la verdad es que no tiene nada que ver cuando la ves en fotos, su grandiosidad sólo es apreciable cuando la tienes frente a ti.

Originally posted 2009-05-31 20:58:55.

Consejos para viajar: reservar hotel

Cuando nos vamos de viaje, algunos prefieren hacer la reserva en un hotel para evitar tener que buscar a la llegada a la ciudad o país.

Las reservas solemos hacerlas eligiendo, hoy en día, a través de internet. Hay dos formas de reservar: bien por internet o bien por teléfono.

Por internet, hay que tener mucho cuidado y leer muy bien la letra pequeña porque nos podemos encontrar con sorpresas en el precio final de la reserva.

También en estos casos que se reserva por internet conviene hacerse con toda la información posible para que no llegues al hotel y te encuentres que no hay reserva hecha a tu nombre.

Un consejo que te damos es el siguiente: siempre que reserves por internet, en un plazo de 24-48 horas llama por teléfono al hotel y cerciórate de que la reserva está hecha. En caso contrario, tendrás tiempo para comunicarte con la empresa donde has reservado y que te den explicaciones a lo sucedido.

La otra forma de reserva que tienes es la vieja o antigual, mediante el teléfono. Personalmente, para estas cosas es mucho mejor porque sabrás perfectamente el precio final y, normalmente, no tienes que pagar el hotel hasta que llegas al mismo (hay un periodo para confirmar la reserva).

Este tipo de reserva es más personal y directa aunque nos podemos encontrar con que no se haya tramitado (y no tengamos nada con lo que verificar la tramitación).

 

Originally posted 2008-11-01 21:58:22.