El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

December 30th, 2019:

Hotel Boutique 1890, Buenos Aires, Argentina


En San Telmo, barrio histórico de Buenos Aires, hay un Hotel Boutique & Galería de Arte que se encuentra en una antigua y espaciosa casona que debe ser de los años 800, evocando la vida de las familias de la más alta alcurnia que paso por allí hacia fines del siglo XIX, aunque obviamente los ambientes han sido cuidadosamente restaurados y renovados para mantener el estilo antiguo intacto, conservándose tan solo lo esencial, sin dejar de lado que lo primordial es mantener instalaciones del mejor nivel para los visitantes.

1502_serv

El jardín del hotel se encuentra con hermosas columnas de hierro, repleto de añosos árboles, flores, enredaderas y una fuente que permite reflejar la luz de la luna por las noches, además de dar un cierto misticismo al ambiente, ya mágico de por sí, impregnado de las aromáticas flores del jardín, compuesto de camelias blancas, jazmines, manzanillas, lirios, jacarandá y álamos.

Este hotel, de estilo contemporáneo, tiene presente en su decoración materiales antiguos y conserva un típico aspecto señorial, con galerías, patios y paredes gruesas. La Galería de Arte de 1890 es el ambiente que alberga seis suites con identidad única, objetos de diseño, grandes sommieres y tejidos de algodón blanco egipcio, batas finas y cortinas románticas. En dos habitaciones hay hidromasaje.

Este lugar garantiza una estadía tranquila, rodeados de objetos históricos y lujosos, enmarcados en un servicio repleto de calidez, hospitalidad y confort del más alto nivel. Los hoteles boutique son en definitiva la mejor opción para aquellos que buscan la exclusividad, el confort y la tranquilidad.

Foto: reservas

Originally posted 2009-06-26 21:37:00.

Corea del Sur: Más allá de Seúl (II)

Situada entre dos montañas al sudeste de Corea, la pequeña ciudad de Damyang tiene 25 hectáreas de densos bosques de bambú, que exhiben un intenso color verde, así es como vemos el famoso bosque de bambú Gwangju de Corea del Sur.

Mientras en las ciudades corre el smog y el viento húmedo del verano, en esta reserva natural se conserva una frescura varios grados más frescos que la ciudad. Esto hace que Damyang se transforme en un paisaje refrescante y agradable.

5

Las familias llegan a este lugar a hacer picnic, a tallar sus iniciales en los tallos de bambú, y los vendedores de souvenirs se esfuerzan por hacerte llevar a casa un conjunto de campanillas de viento de bambú, espadas de juguete o flautas de pan.

Si les da hambre, los menús de los restaurantes locales se inclinan por cocinar a la plancha. Hay ricas sopas de bambú, guisos, fideos y pasteles.

4

Cuando los camareros dicen que algo es muy bueno y saludable, es muy probable que así sea, así que se pueden animar a comer con confianza las especialidades naturistas del lugar.

La Isla de Jeju-do es el lugar número uno para ir de luna de miel en Corea, porque tiene un poco de Hawaii y un poco de sitios tropicales. También tiene la montaña Halla-san, el pico más alto de Corea del Sur. Los senderos ofrecen hermosas vistas y llevan a los caminantes por miradores románticos mientras se va a la cima. En la playa de Jeju-do también hay caballos para montar y pasear.

3

La equitación es una actividad importante aquí, y para eso hay una docena de caballos listos para montar, la mayoría de los cuales satisface a pleno gusto el deseo de cabalgar del viajero. También se pueden alquilar motos para recorrer las playas. En la época de verano, el agua es clara y fresca, mientras que en el invierno, la isla atrae a clubes de pingüinos, que toman baños de hielo en el mar.

Vía

Originally posted 2009-11-26 16:00:00.

Una travesía por la ruta del oro en Alaska

Miles de caza tesoros tuvieron el valor y la osadía de recorrer gélidos, peligrosos y largos caminos hacia fines del siglo XX, en busca del oro mencionado por una publicación que puso al descubierto la veta descubierta en Alaska por esos años.

trail

A raíz de esa incesante búsqueda del tesoro, nace también la leyenda de Jack London, un aventurero buscador de tesoros, que a pesar de haber llegado tarde a las tierras de Dawson donde se gestaba la fiebre del oro, consiguió una pequeña concesión de tierras a orillas del río Stewart, junto a sus socios.

La travesía de Jack, lamentablemente duró poco y no logró hacerse rico, debido a que el frío invierno le produjo escorbuto, obligándolo a volver. Sin embargo, en su equipaje, Jack regresó con miles de aventuras a cuestas, historias y relatos para contar.

trail2

Fue así como hoy, más de un centenar de años después de esta historia, se recrea la ruta del oro por Alaska, atravesando huellas y senderos ubicados geográficamente entre Canadá y Estados Unidos.

Los caminos para recrear la ruta del oro, ofrecen ríos rápidos y sitios ideales para caminar a marcha lenta y rápida. La idea de llegar al lugar es revivir una leyenda disfrutando del camino y sus dificultades. Las selvas y los pasadizos se vuelven amigables y muestran en su interior la riqueza en flora y fauna del lugar, permitiendo fotografiar hermosos osos y lobos en su estado más salvaje, si se tiene suerte.

anim

La ruta más corta y agobiante hacia las vetas del oro, es Chilkoot Trail, y la más larga es la que atraviesa el White Pass, sobre el cual se construyo una vía ferroviaria. De hecho, por estos caminos existe un tren que les permitirá cruzar terrenos salvajes sin tanto sacrificio, atravesar glaciares, túneles y cascadas para llegar a las añoradas estaciones de Lake Bennet y Carcross, Yukón.

Fotos: Flickr

Originally posted 2009-01-05 12:40:51.