El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

February 1st, 2020:

Molise, entre los Apeninos y el Adriático


campobassoEn la pequeña región de Molise, en el centro península Italiana, más concretamente entre los montes Apeninos y el mar Adriático, encontraremos preciosos testimonios de la historia: las áreas arqueológicas romanas de Sepino y Pietrabbondante,  la arquitectura rural y el origen medieval de sus pueblos, con tradiciones culturales que se celebran todo el año.

Campobasso es la capital, de origen medieval con estrechas callejuelas y escalinatas. Se extiende desde la colina hasta la llanura y conserva monumentos como el castillo Montforte (siglo XV) o la iglesia de San Giorgio (siglo XII). En Roccavivara encontraremos la abadía románica de Canneto, cerca de Trivento con la cripta de San Casto (siglo XII).

sepinoLa segunda ciudad en importancia de Molise es Isernia, en el interior. Nos ofrece una maravillosa catedral neoclásica, la fuente de Fraterna (siglo XIV) y la abadía de San Vicente al Volturno.

A Sepino la llamaban los romanos Saepinum y fue muy próspera en la época imperial. Esta ciudad se estaba protegida con un muro con cuatro puertas de acceso y aún podemos ver restos de las murallas. En Larino disfrutaremos de los mosaicos romanos. Y en Pietrabbonadante encontraremos los restos de la existencia de los Sammitas, uno de los pueblos que desafiaron al imperio Romano.

pianoroEl turismo de playa dispone en esta región de 30 kilómetros de costa.: Térmoli, Campomarino, Petacciato y Montenero de Bisaccia son las más conocidas. También encontraremos a nuestro paso las torres de vigilancia, como la de Montebello, Sinarca y Meridiano.

Y para los amantes de la montaña, los Apeninos nos ofrecen grutas y bellos rincones: Pianoro di Valle Fiorita, Pizzone o la Conca di Montenero Val cocchiara. La cima más alta de la región con 2050 metros es el Monte Mileto.

Originally posted 2008-06-17 11:00:18.

Granada, tierra ensangrentada…

Granada, tierra ensangretada en tarde de toros… Así comienza una de las estrofas de una de las canciones más famosas de Granada.

Granada es una ciudad donde podrás encontrar de todo. Tienes playa, tienes montañas, y tienes atracciones. Comenzando por la playa tienes varios lugares donde puedes irte a dar un baño. Por ejemplo, Motril, Almuñecar, Salobreña… Personalmente recomiendo esta última aunque en verano es más difícil encontrar un hueco libre para plantar la sombrilla porque viene mucha gente a la playa.

Si nos decidimos por la montaña, qué mejor que subir a Sierra Nevada. De paso, si sabemos esquiar podremos hacerlo durante la temporada porque, aunque sean unos kilómetros, podremos hacerlo. Y si no sabemos esquiar siempre podremos apuntarnos a algunas clases para que nos enseñen lo básico.

¿Nos quedamos en la ciudad? No hay problema. Lo mejor para visitar, sobretodo en épocas de festividades (navidad, semana santa, corpus,…) es el centro de Granada, zona peatonal, donde podremos encontrar tiendas de diversas temáticas y también puestecillos ambulantes con cosas, algunas veces, curiosas.

También y es un lugar de obligatoria visita, hay que visitar La Alhambra, uno de los monumentos que estuvo nominado a ser uno de las 12 Maravillas del Mundo Moderno y que no pudo ser, pero no por ello se debe dejar de visitar, ya que el embrujo que allí te envuelve, si vas despacio y no hay demasiada gente, es mágico. La vegetación hace que en todo el recinto reine la paz y, ver la Alhambra por la noche es un espectáculo que no os deberíais perder, algo inolvidable.

Con respecto a dónde alojarnos existen varios hoteles de los que podemos hacer uso en Granada (capital) al igual que en Sierra Nevada o en las zonas de playa. Por citar algunos hoteles podríamos decir: Granada B&B, Alhambra Palace, Hotel América,…

Originally posted 2008-03-04 21:12:36.

De Tarifa a Casablanca III

Se veían las calles repletas de hombres y mujeres con túnicas yendo de acá para allá, y multitud de niños corriendo y gritándose unos a otros, a modo de juego y diversión, algo que también recuerda a la España de hace unos años, cuando los niños hacían de las calles protagonistas de sus juegos.

Conforme nos íbamos acercando hacia el centro de la ciudad, los paisajes se normalizaban y aunque también había gran población en las calles, ya se dejaban de ver los talleres, y la suciedad tan destacada de las calles de la periferia.

Los edificios aquí en el centro son más modernos y occidentalizados, aunque tienen un aspecto de dejadez y mala presentación, que te hace recordar que estás en un país que no goza de una economía demasiado buena.

Y tras muchas paradas preguntando donde se encontraba nuestro hotel, chapurreando francés por nuestra parte y español por las suyas, por fin llegamos a nuestro hogar en Casablanca, el hotel JM suites, del cual sólo puedo decir cosas buenas, nos ofrecieron unas de sus pequeñas suites, muy cómodas y bonitas, dispone de wifi, televisión de plasma, reproductor de Dvd, sofá, climatizador, etc… y algo muy curioso, es que la habitación, tiene una pequeña cocina, con hornillo eléctrico, frigorífico, microondas, cafetera, y algunas cosas más que hacen de tu estancia, un verdadero placer.

Tras dejar las cosas en el hotel, y asearnos ya sólo nos quedó ir a cenar en el primer lugar que encontramos e irnos a descansar, la cena te suele salir por unos 4 ó 5 euros, por persona, incluyendo la bebida y demás.

Originally posted 2009-05-30 23:56:39.