El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

El Big Ben


Uno de los lugares de obligado cumplimiento cuando visitamos Londres es lo que, sin duda, están más orgullosos, el Big Ben, una Torre con un reloj que se alza en la esquina de las Casas del Parlamento, justo en frente del río Támesis.

El Big Ben fue construido después de un incendio que consumió el palacio que se encontraba en el lugar en donde ahora está emplazada la Torre. Dicho incendio se produjo en 1834 y fue una forma de rememorar esa situación.

El Big Ben tiene más de 90 metros y está basado en los diseños de Charles Barry. Tiene no uno ni dos, sino cuatro relojes en la parte alta diseñados por Augustus Pugin y en los que se puede leer la frase “Dios guarde a nuestra reina Victoria I”.

Como casi todo en esta vida, el Big Ben tiene una leyenda con respecto a su nombre. Al principio, después de que se quemara el palacio, iban a construir en la Torre un campanario con una campana gigantesca (de más de 10 toneladas) pero debido a un atraso en las construcciones, la campaña se rompió en una de sus pruebas de sonido y hubo que fundirla para crear otra de menor peso (dicen que también tiene grietas). Esta segunda campana fue realizada por Benjamín Hall, de ahí que el Big Ben provenga de ese nombre, como agradecimiento por la campana.

El Big Ben empezó a funcionar en 1859 y es famoso por su puntualidad, de ahí que provenga la idea de la puntualidad inglesa.

Originally posted 2008-05-14 18:21:12.

Comments are closed.