El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

El Castillo de Colditz (I)


El Castillo de Colditz fue un famoso campamento para la Segunda Guerra Mundial. Este sombrío castillo medieval se comenzó utilizar como albergue desde el año 1940. Allí se aprisionaba a los personajes más difíciles de Alianza, encarcelándose aquí incluso a aquellos que habían escapado desde otras prisiones.

1

El Castillo de Colditz se ubica en el río Mulde, y según cuenta la historia, aquí se encarcelaba a oficiales de diferentes nacionalidades. En un inicio fueron oficiales polacos, luego llegaron británicos, canadienses, australianos, neozelandeses, holandeses, belgas y franceses. A medida que avanzaba la guerra la cantidad de prisioneros británicos era la que más aumentaba, aunque también llegaron estadounidenses y algunos soldados por orden de los oficiales de rango superior.

En el Castillo, abundan las historias de fugas y escapes, y no precisamente sacando los barrotes de las ventanas del castillo, sino que utilizando las puertas de entrada y salida principales.

Con el paso de los años, los prisioneros se convirtieron en verdaderos artistas del escape, probando cada vez técnicas más sofisticadas. Los prisioneros trabajaban ocho horas al día en los diferentes departamentos que se crearon para mantenerlos ocupados. Los que dejaban que ellos trabajen, sin embargo, no sabían que las mismas herramientas de trabajo se estaban utilizando para planificar los más increíbles escapes.

Uno de los agentes creó una cámara con la que logro tomar fotografías con la identificación falsa necesarias para un escape. Entre otras cosas, los agentes fabricaron ropa de civil medallas, armas, documentos y hasta una máquina de escribir, necesaria para escribir los documentos falsos que les permitirían huir.

Foto: flickr

Originally posted 2009-07-16 19:02:00.

Comments are closed.