El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

El Castillo de Colditz (II)


Otra historia que es muy comentada sobre las fugas que implementaban los agentes prisioneros desde este castillo, fue aquella vez en la cual un oficial francés se disfrazo de mujer, pasando todas las vallas hasta que se le cae su reloj cuando es pasado a llevar por un grupo de prisioneros que hacían sus ejercicios, entonces su suerte se agoto, ya que le llamaron para que fuera a buscar su reloj, haciendo caso omiso, entonces se le acercan, y desde cerca, descubren que se trata de un hombre.

2

Pero es experto de la fuga no fue ese oficial francés, sino el capitán británico de cabeza roja, Michael Sinclair. Los alemanes le denominaron el Red Fox y tuvieron que distribuir fotos por toda Alemania para capturarlo. Lo más gracioso no era eso, sino que había logrado huir ni más ni menos que nueve veces. Me pregunto cómo lo harían estos hombres para no temer por sus vidas luego de tantas fugas, incluso a la primera, a muchos los mataron por su gracia, entonces pienso, que la desesperación les programaba mentalmente para hacer de la huida el foco de su vida, porque claro, me imagino que no los dejarían prisioneros allí por mucho tiempo tampoco, y seguro que serian torturados y matados de igual forma, bajo esa lógica, claro, hasta yo preferiría morir intentando conquistar mi libertad antes que sometida cobardemente ante los enemigos.

Volviendo a la historia de Sinclair, este se disfrazo como uno de los principales sargentos de la guardia, un veterano de la Primera Guerra Mundial. Logro pasar los primeros centinelas, pero el último le exigió ver su pase y Sinclair fue descubierto por un pequeño gran error: el color de su pelo era distinto. Entonces, fue baleado en el pecho, pero sobrevivió. Luego se le envió al frente ruso.

Allí, otra vez intento su huida en Bulgaria, con la ayuda de un joven polaco de Varsovia, pero lamentablemente los polacos fueron capturados y enviados a Auchtwitz, donde murió. Sinclair murió baleado mientras saltaba la valla que lo llevaría al bosque. La certera bala de uno de los guardias acabo con él para siempre.

Foto: flickr

Originally posted 2009-07-17 19:22:00.

Comments are closed.