El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

El gran Coliseo Romano


 

 

El Anfiteatro Flavio es un enorme edificio ovalado de 189 metros de largo por 156 de ancho, y de 48 metros de altura, con un perímetro de la elíptica de 524 metros. Se suele decir que este edificio ha sido un modelo para los recintos deportivos modernos, ya que tiene un diseño ingenioso y soluciones eficaces a problemas actuales.

El Coliseo Romano  fue un gran anfiteatro de la época del Imperio romano situado en el centro de la ciudad de Roma. Por sus características arquitectónicas, estado de conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la Antigüedad y posiblemente el principal de la civilización romana.

En la antigüedad poseía un aforo para 50.000 espectadores, con ochenta filas de gradas. Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad.

Las obras del Coliseo empezaron entre el 70 d. C. y el 72 d. C., bajo mandato del emperador Vespasiano y se completó en el 80 d. C. por el emperador Tito.

El Coliseo se usó durante casi 500 años, celebrándose los últimos juegos de la historia en el siglo VI, de sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los prisioneros martirizados durante los primeros años del Cristianismo. Esta medida contribuyó a detener su expolio y a procurar su conservación.

Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos y los picapedreros, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. Es una de las atracciones turísticas más populares de la moderna Roma y aún está muy ligado a la Iglesia Católica Romana,

 

Originally posted 2009-05-23 23:03:50.

Comments are closed.