El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Estambul: entre Asia y Europa


Es el lugar más maravilloso donde aún podemos descubrir los secretos de Oriente. Estambul ha recuperado los barrios históricos con las mezquitas, bazares y palacios. Un viaje al oriente de occidente para disfrutar entre amigos. Y además no necesitáis pasaporte, con vuestro DNI será suficiente.

Si vais con poco tiempo, lo fundamental es visitar la basílica de Santa Sofía, el palacio de Topkapi, la Mezquita Azul y el gran bazar. Para quienes disfruten de más tiempo, pueden añadir una visita al Bósforo, bien con excursión organizada o bien en transporte público, una vista del Bósforo desde la Torre de Galata, el monasterio de Galata Mevlevihane (donde los derviches giradores -monjes que giran sobre sí mismos en una danza mística- organizan ceremonias)

La basílica de Santa Sofía, convertida en mezquita es uno de los edificios más hermosos de la época bizantina. Construida en el siglo VI d.c., fue iglesia durante 900 años, mezquita durante 500 años y desde 1935 es utilizada como museo.

El palacio de Topkapi, con un millón y medio de visitantes al año, es uno de los palacios europeos más visitados. Fue sede administrativa del Imperio Otomano y en él se puede visitar la sala del tesoro, que conserva joyas imperiales, el harem y las habitaciones privadas. Éstas últimas nos dan una idea de cómo vivían las esposas y los hijos del sultán entre el lujo permanente y el control absoluto.

La Mezquita Azul, construida en el siglo XVII, es la mezquita más grande de Estambul y se conoce por ese nombre por los azulejos de la parte superior y de la cúpula. Son más de 20.000 azulejos realizados en los talleres del palacio.

En el Gran Bazar se pueden ver las mejores alfombras, joyas de plata, cerámica y bolsos de cuero. Además podéis acercaros al Mercado de las Especias que es el más tradicional y colorista, dónde podréis adquirir los dulces típicos.

Para alojaros, podéis elegir entre el lujoso Four Seasons (la antigua cárcel frente al palacio Topkapi), el Barceló Eresin topkapi o cualquier hotelito de las casas de madera rehabilitadas de los siglos XVIII y XIX como el Avicenna Hotel, entre muchos otros.

Y para finalizar vuestro viaje, si aún disponéis de tiempo, podéis visitar un genuino baño turco -hamman- (con baños separados) como el Çemberlitas que fue construido en el siglo XVI y que aún conserva bastante de su antiguo esplendor.

Visita la página web oficial de Turismo de Turquía o Estambul online para más información.

Originally posted 2008-03-04 10:15:30.

Comments are closed.