El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Formación hotelera para mejorar la oferta turística en grandes ciudades


 El turismo está enfrentando una etapa de cambios, una especie de encrucijada. Por un lado, nunca antes había habido tanto flujo turístico, gracias a las aerolíneas low-cost, a lo invitador que resulta que gracias a internet podemos ver fotografías y conocer información de sitios hermosos y lejanos, y también al crecimiento económico de países emergentes como China, que lanzan al mundo muchas más personas ávidas de descubrir y conocer.

Por otro lado, en sitios reputados por sus atractivos, su belleza y su riqueza cultural, la influencia del turismo parece ser demasiado fuerte y los pobladores se sienten amenazados o desplazados.

El auténtico reto de la industria turística en la actualidad es combinar estas dos tendencias y tomar cada elemento de desafío, crítica y crecimiento como un factor de desarrollo del sector. El punto medio entre la turismofobia y la masificación turística puede ofrecer un sector pleno de propuestas, ideas y vectores de crecimiento que a la vez dé respuesta a una demanda creciente y respete la individualidad cultural de cada ciudad.

Para ello, es importante (si no es que fundamental) una formación continua en todas las personas involucradas en el sector turístico para poder responder a las demandas exigentes de la situación actual.

La internacionalización de los viajeros, por ejemplo, hace imperativa una formación lingüística específica. Los cursos de idiomas para turismo, específicamente enfocados para quienes trabajan en el sector hotelero y la restauración enfocada en el turismo, humaniza la atención permitiendo un intercambio genuino entre los turistas y quienes los atienden.

Es un mecanismo que permite conservar la autenticidad y exclusividad cultural de cada ciudad, pues la comunicación es fluida y la comprensión, más profunda. Una formación lingüística concreta, pensada en especial para permitir este intercambio cordial y comunicación cultural entre personal turístico y viajeros, es una forma de atacar una problemática que puede convertirse realmente en un problema grave y severo del sector.

Otras formaciones pueden resultar igualmente útiles para la convergencia de desafíos que enfrenta el sector turístico. Depende de los expertos del sector detectar los ámbitos de preparación y formación continua que hacen falta para crear el balance necesario entre las fuerzas que actúan en el sector actualmente. Informática, marketing, antropología social…las áreas son muchas y variadas y es también una oportunidad laboral interesante para el sector de la formación laboral. Además, sólo ofrece más mejoras y un potencial de disfrute para los amantes del turismo.

Originally posted 2017-08-22 15:42:56.

Leave a Reply

Your email address will not be published.