El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Irlanda del Norte II


En las Cañadas de Antrim, lugar remoto y salvaje como sacado de otro mundo antes de que existiera la carretera de la costa, han vivido infinidad de historias populares y supersticiones que se pueden escuchar en las tiendas de los pueblos o en los pubs. Pronto el viajero pensará que lo que le han contado es verdad. Aquí tienen lugar festivales de música y danza.

puente cuerdas carrick En verano se puede disfrutar de las hogueras de turba y la mayoría de fuegos de carbón se cubren de turba por encima sólo por el olor tan rico que desprende. El corte de la hierba de las cañadas se convierte en un pasatiempo familiar sin dejar por ello de ser un trabajo agotador. La ruta panorámica en dirección norte desde Larne discurre a los pies de las cañadas, pasando por grandes castillos en ruinas, y llega hasta el puente de cuerdas de la isla de Carrick-a-Rede.

Después de la visita a la Calzada del Gigante, no nos podemos perder las dunas de arena o los links de primera calidad de campos de golf (como el Royal Portrush) o los kilómetros de playas de arena blanca y Bander a Azul. Merece la pena dar un paseo por cualquiera de sus pueblos. Todos destacan por sus pintorescas casas e infinidad de referencias literarias. No en vano muchos autores se han ambientado en estos entornos.

En la cima de Torre Head, donde se puede apreciar una vista del Mull of Kintyre, una cruz conmemorativa de la muerte de Shane “el orgulloso” O’Neil a manos de los MacDonnels, cuya cabeza fue enviada al Castillo de Dublín para ser allí empalada.

Originally posted 2008-08-16 17:08:22.

Comments are closed.