El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Joya del Báltico, TALLIN


En un pequeño país del Báltico , Estonia, donde hay frondosos bosques y fiordos, existe Tallin, donde podéis disfrutar de la magia que destila esta capital , rodeada de bosques y lagos. También podéis disfrutar del cicloturismo si os gustan las bicicletas.

Calzate zapatos cómodos y vamos a pasear por el casco antiguo, dónde encontraremos arquitectura barroca y medieval, aparte de sus calles adoquinadas, castillos e iglesias. Uno de los lugares que mas gusta a todo el mundo, donde me incluyo, es el Pasaje de Santa Catalina, ya vereis que vistas. En lo alto de la colina esta Toompea, un castillo ciudadela donde residían los caballeros y los obispos. Otro sitio a visitar es la Catedral Alexander Nevsky, un edificio ortodoxo con cúpulas negras. En los alrededores, antes de que llegues a la calle Rahukohtu (donde encontraréis el mejor mirador de la ciudad) vereis palacios renacentistas e iglesias luteranas. Después podéis ir hacia la Puerta de Pikk Jalg para acceder a la ciudad baja, donde podéis admirar su muralla con sus 19 torres hechas museos, que si tenéis tiempo os recomiendo visitar.

Alrededor de 2 km de Tallin esta la ciudad de Kadriorg (el Valle de Catalina) diseñada por Pedro I el Grande para su esposa Catalina. Aquí podéis visitar su palacio neoclásico que acoge el Museo Nacional de Arte Extranjero. En Tallen durante la noche podéis disfrutar de las ofertas de ópera y de su música en directo.

 

No podéis  venir de Tallin sin probar el pescado ahumado ( arenque, trucha y anguila) acompañada de purés de patatas, cebollas o cebada. Y de sus postres: budín de pan de centeno, ponche caliente y galletas de jengibre.

Originally posted 2008-10-29 18:07:40.

Comments are closed.