El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

La estatua de Zeus II


La historia de la estatua es turbulenta. La leyenda cuenta que Calígula supo de su existencia y mandó que se le cortara la cabeza para colocar en su lugar una reproducción la suya propia.

Pero al llegar al templo los soldados romanos encargados de la tarea fueron recibidos por una estruendosa carcajada del dios y huyeron despavoridos, lo que obligó al supersticioso emperador a abandonar su propósito. Finalmente y tras pasar 800 años en el mismo lugar, este auténtico coloso fue retirado de su emplazamiento y trasladado a Constantinopla, capital del Imperio Bizantino.

Allí se le pierde la pista, aunque se sospecha que pudo ser destruido en un fuego en el año 462 después de Cristo.

Ya en nuestros días, para cualquier arqueólogo encontrar la estatua de Zeus o alguna parte significativa, como la cabeza, sería un hecho histórico. La posibilidad de que siga entera en algún lugar es muy remota, pero una aventura para averiguar su paradero puede ser muy interesante.

Hay alternativas argumentales clásicas, como que un antiguo culto griego mantenga la escultura en un templo subterráneo de Estambul. O más fantasiosas, en las que el dios haya sido convertido en fragmentos que dan la victoria a quien los posea y están repartidos entre grandes familias europeas desde hace años.

 

Son muchas las hipótesis, pero el hecho es que aún no se ha encontrado ningún fragmento de esta verdadera maravilla, que seguro a muchos nos gustaría observar.

Originally posted 2009-05-26 20:26:24.

Comments are closed.