El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

La historia de la Sirenita


Cuenta la leyenda que las sirenas son mitad mujeres y mitad peces que encandilan con sus cantos a los pescadores incautos y que, si caes en sus redes, desaparecerás por siempre de la tierra.

Andersen escribió en 1813 un cuento infantil sobre una sirenita que se enamoraba de un humano y que era capaz de aventurarse a un  mundo que no conocía para poder ser feliz con su amado.

Es así como, en Copenhague se cuenta la historia, como la de una muchacha que renunció a su vida por el amor. Y es por eso que en la ciudad podemos encontrarnos la estatua de una mujer mirando hacía el mar, sabiendo lo que ha dejado atrás pero sin arrepentirse de ello. Esa es la forma en la que Copenhague rinde homenaje a la figura de la sirenita y al escritor que la creó.

La figura, conocida como La Sirenita o, como los daneses la llaman Lille Havfreu (la pequeña dama del mar), pesa 175 kgs y mide 1,25 m. Fue creada por Edgar Eirkssen basándose en su propia esposa y colgada en 1913 sobre una piedra a la entrada del puerto de la ciudad.

Sin embargo, aunque nosotros pongamos muy bien a la estatua, no podemos negar que es una de las que más vandalismos ha sufrido a lo largo de la historia. De hecho, el último conocido data de 2007 cuando la pintaron de rosa completamente. Una estatua cuyo significado ya se ha perdido y, quién sabe, quizás haga falta un “príncipe” que despierte esa leyenda que guarda.

Originally posted 2008-05-26 16:59:54.

Comments are closed.