El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

La Rioja


 

La Rioja es una comunidad autónoma española que destaca por sus vinos. Los vinos se llaman Rioja gracias a la denominación de origen calificada, más conocida como la DOCa, de nuestro país, para así distinguir, a ciertos vinos elaborados tanto en la provincia de la Rioja, como en la del País Vasco y en menor media en las provincias de Castilla y León y Navarra.
Los vinos de La Rioja se realizan en tres zonas y se llaman Rioja Alta, Rioja Baja y la conocida como Rioja Alavesa, y es allí, en estos tres lugares, donde se realizan los vinos de Rioja de distintas características.
A lo largo del año se realizan más de 250 millones de litros de vino, de los cuales el 85% es de vino tinto y el resto de vino blanco y rosado. Las características principales que podemos encontrar en los vinos Rioja son varias, entre ellas podemos encontrar las más importante que son aromáticos, frescos, de composición equilibrada y uno de los mejores buqué que existen (el aroma del vino mientras envejece).
El comienzo del cultivo de uva para el vino en la Rioja, se produce gracias a los romanos y los fenicios, y entre los vinos más antiguos del que queda constancia o se hace referencia, de la vida de esta uva es del año 873, convirtiéndose hoy en día en uno de los mejores vinos a nivel mundial.
Dentro del vino de la Rioja existen distintas variedades que han sido otorgadas y autorizadas por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. como son dentro del tinto, el Mazuelo, Garnacha Tinta y el Tempranillo el más famoso, Desde el año 2007 aparecen otras variedades de vino tinto reconocidas por la DOCA, como son Maturana tinta, parda o Monastel.
Para realizar estos vinos se necesita realizar una poda exquisita, que trata de dejar tres bazos en la cepa y en cada uno de ellos dos pulgares que tendrá dos yemas donde nacerán los sarmientos. Normalmente se realiza la vendimia en la época de otoño, concretamente en el mes de octubre y se restringe una cantidad de 600 kilos por hectárea en el vino tinto.
Debemos hacer distinciones entre los vinos. Por una parte, encontramos los vinos de crianza, que cuenta con unas garantías de que la cosecha ha sido buena y se caracteriza por se puede consumir después de dos años naturales después de su cosecha. Por lo que este año 2012 se empezaran a comercializar la vendimia realizada en el año 2010. Estos dos años se necesitan para que durante un año el vino se mantenga en barrica y el resto en botella.
Los vinos de reserva son los mejores de crianza. Se mantienen en roble un año, y se ve su envejecimiento antes de salir al mercado, mientras que los de Gran Reserva son elegidos entre las mejores cosechas, cuya estructura permita crianza y envejecimiento mayores que el Reserva.
De todas maneras, hoy en día en cualquier lugar de España y casi en todos los lugares del mundo, se puede disfrutar de todos estos vinos, gracias a su fama que se ha expandido por todo el mundo.

Originally posted 2012-09-06 09:37:30.

Leave a Reply

Your email address will not be published.