El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Lombardía: comercial y romántica


stazionecentraleMilano Realizaremos nuestro viaje en tren. Desde Barcelona parte el trenhotel de Elipsos Salvador Dalí, con destino Milán, capital de la Lombardía. Puedes dormir toda la noche y llegar por la mañana a Milán. una vez allí podrás adquirir un bono de ocho días de Trenitalia, con kilometraje ilimitado, por unos 150€. A Milán llegarás a la Stazione Centrale, construida en la década de los años 30 es la más grande de Italia y es todo un monumento vivo a los viajeros en tren. Podremos acercarnos al centro de Milán en metro.

 

duomoMilan Visitaremos el Duomo, la catedral gótica más grande del mundo, muy ornamentada con más de 3.000 estatuas en sus pináculos. Si no tienes vértigo podrás subir al tejado y observar las vistas. Si está despejado podrás ver los Alpes. Milán es también la capital del negocio y el diseño de Italia, así como la capital de la moda. En la Plaza dorada encontraremos las tiendas de grandes marcas. Y fijaros en los uniformes de la policia, han sido diseñados por Armani. También es muy conocida la Scalla de Milán, aunque es muy difícil encontrar entradas si no las reservamos con antelación.

Encontraremos otras ciudades a corta distancia de Milán, ciudades medievales de gran encanto a las que podremos acceder en tren. En Parma podremos probar su exquisito jamón serrano y el famoso queso parmesano. A 1 hora de Parma encontramos Módena, de calles serperteantes. Un dato curioso: Módena es una de las ciudades con mayor nivel de vida de Europa, la renta per cápita es de las más altas de Italia. En Maranello encontraremos la casa de la dinastía Ferrari y podremos acercarnos a su Museo, con la colección más grande del mundo de coches Ferrari.

balconVerona A orillas de un lago encontraremos Mantua. De atmósfera antigua, podremos ver el palacio de los Duques de Gonzaga que fue saqueado por los Habsburgo en 1630, aunque aún posee numerosas obras de arte (el edificio en sí es una de ellas). Y a orillas del río Adille encontramos Verona, la ciudad del amor donde se respira el romanticismo. Sheakespeare asentó aquí la historia de Romeo y Julieta. Los capulleto y los Montesco existieron ciertamente, aunque no así la historia. Podremos acercarnos a la Casa de Julieta, con su balcón, para hacernos alguna fotografía. El edificio es del siglo XIII y el balcón se le añadió para contentar a los turistas. Si nos acercamos a la estatua de Julieta, dicen que da buena suerte tocarle el pecho.

Originally posted 2008-04-07 08:42:58.

Comments are closed.