El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Portugal: de Bragança a Vila Real


Portugal defendió con todos los medios a su alcance su independencia, y se la ganó a pulso. Así lo demuestran las ciudades del este del país. En los puntos de fácil acceso al territorio portugués, surgen imponentes plazas fuertes, que han cambiado su importancia estratégica por punto turístico.

bragança Uno de los ejemplos de las necesidades defensivas del país en aquellos tiempos es la ciudad que fue cuna de la dinastía que gobernó Portugal durante casi tres siglos: Bragança. Desde el emplazamiento de la Pousada podrás admirar una hermosa vista de la parte antigua de la ciudad. Puedes rodear en su totalidad las murallas medievales, reforzadas por 18 torres, en un paseo agradable que te permitirá descubrir la Torre del Homenaje del Castillo. Encontrarás magníficas mansiones con motivos heráldicos y el Ayuntamiento más antiguo de Portugal. Fuera de la ciudadela medieval se encuentra la catedral renacentista, en la zona más dinámica de la ciudad.

Cien kilómetros de curvas y maravillosos paisajes separan Bragança de Chaves. Allí encontrarás varios centros termales que aprovechan las aguas que brotan de los manantiales. Además podrás pasear entre los edificios monumentales de la ciudad; dignos de mención son los que rodean a la praça da República y la praça Camoes. Vidago es otra de las ciudades de la región cuyos balnearios y centros termales gozan de gran reputación.

Para llegar a Vila Real tendremos que pasar entre campos de cereales, viñedos, huertas y árboles. El encanto de la ciudad lo encontraremos en las mansiones señoriales del siglo XVI, con escudos de armas y preciosos balcones.

Originally posted 2008-05-19 09:25:38.

Comments are closed.