El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Almeria

Almería, un desierto de posibilidades II


El espacio cálido y acogedor, del hotel Naturaleza lo bordea por un lado la zona de piscina, y detalles precisos hacen el perfecto juego con la magia del agua, cuyo fulgor es aún mas enfatizado por las vistas que abarca. También se avista el panorama desde las habitaciones, que se encuentran a lo largo de dos largas terrazas que se asoman al patio.

Nombres de plantas y lugares del parque ponen nombre a estos dormitorios, que se definen en su justa medida de elegancia y confort.

La noche es intensa en este desierto y el brillo de las estrellas es diáfano y contundente, un cielo que podrás observar entre bocado y bocado, en el restaurante del hotel, llamado Alacena Azul.

Cerca de este hotel, podemos encontrar las playas de indudable belleza o tal vez por desgracia las jornadas de trabajo, en alguno de sus salones de eventos y para relajarse, un rato en el jacuzzi o si lo prefieres pedalear un rato, encima de una bici, que te ofrecerán en el mismo hotel, que será sin duda, una manera ideal de conocer los paisajes que sin duda te esperan.

Otro lugar encantador dónde hospedarse, lo ofrece Charo, una madrileña, que huyó de la gran ciudad para relajarse en este relajante paraje, y convirtió un cortijo, en un lugar ideal donde parar y quedarse. Se encuentra en uno de los montes que circundan el pueblo pesquero de Agua Amarga, aún bastante genuino, a pesar del turismo de los últimos años. Materiales reciclados, muros de color de arena, decoración orgánica etc. .Hacen que sea una joya en cabo de Gata.

Originally posted 2009-03-14 23:45:32.

Almería un desierto de posibilidades I

Los horizontes que enmarcan los parajes de esta comarca almeriense tiene mucho de sinuosidad de fondo marino, y son esas líneas expresivas las que confieren un encanto especial a sus parajes, caracterizado por la aridez casi de desierto y repleta de matices. Este territorio generoso y rico en minerales, atrajo a las sucesivas civilizaciones que transitaron por la historia de este maravilloso rincón del mediterráneo.

La vida minera, que no hace mucho que decayó, ha dejado estampado en el paisaje sus típicas construcciones y el esquema básico de alguna de las poblaciones.

Un matiz más para el espectacular parque natural de Cabo de Gata, que abarca 380 mil hectáreas de superficie terrestre y 12 mil de franja marina, y que se ha convertido en uno de los lugares de más atracción turística. Afortunadamente, las regulaciones del parque han hecho que la infraestructura de hospedaje esta más o menos integrada dentro de las coordenadas paisajísticas y de arquitectura tradicional de la zona

Un ejemplo el Hotel de Naturaleza Rodalquilar, ubicado en la localidad que le da nombre, en la que se halla el centro administrativo del parque. El edificio que ocupa el hotel, intenta pasar desapercibido en medio de la composición escénica del entorno, a costa de escasa altura y de un predominante color terracota que se confunde con el de la tierra. Se disponen las instalaciones en torno a un gran patio tiengular, ornamentado por palmeras, fuentes y canaletas al estilo morisco, un rincón especial, donde perderse un rato, y disfrutar de la tranquilidad, del sonido del agua y el silencio general.

 

Originally posted 2009-03-14 20:40:22.

Almería, un desierto de posibilidades III

En casa Charo, en total podemos encontrar dos casitas y la suya propia, con capacidad para cuatro personas, que se alquilan completas o por separado, y en caso de un grupo mayor, encontraras una puerta que comunica una casa con otra, ambas disponen de terrazas, desde donde admirar los paisajes únicos de mar y montaña.

Otra opción que nos dará esta finca, es el hospedaje, en una jaima con una decoración netamente oriental, recubierta de sotechado y vegetación que protegen del frío y del calor. En el encontraras cocina, baño y todo lo que encontrarías en cualquier suite para dos personas.

Te hospedes donde te hospedes en esta maravillosa finca, encontraras una maravillosa piscina y un relajante jacuzzi, donde dejar atrás el estrés y despejar la mente por completo.

Otro cortijo que podemos encontrar en Cabo de Gata es el de Malenos, donde disfrutar de los paisajes y del silencio. Es un hotel de 12 habitaciones a cuatro kilómetros de la costa, y para ellos es tan importante la relajación que sólo disponen de dos televisiones que se encuentran en las zonas comunes, una en la biblioteca y otra en e bar.

Encontraras una piscina, que pondrá un toque de color, en el paisaje árido que podrás observar desde su mirador. El hotel también consta de tres burros en los que te podrás pasear y disfrutar en primera persona de los bellos paisajes, ya sea en su lomo o en carruaje. También podrás disfrutar de unos de los maravillosos masajes que te ofrecerán. El lugar ideal para dejar el estrés de la ciudad atrás, y volver a casa como nueva/o.

 

 

 

 

Originally posted 2009-03-15 20:48:22.