El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Aventura

Los maravillosos paisajes de Guyana


En el límite con Brasil, en el continente sudamericano, se encuentra Guyana, una extensión terrestre tropical que alberga increíbles paisajes tropicales nativos que a simple vista parecen una verdadera alfombra verde.

guyana

Su magnificencia reúne lo mejor del Caribe y América del Sur en un solo lugar, contando además con cómodos y modernos hoteles en su capital, Georgetown. Los edificios coloniales son un capítulo aparte, así como sus extensas y cálidas calles rodeadas de árboles que refrescan a los paseantes.

La obra de madera más grande que existe en el mundo, está en Guyana, específicamente en su capital, Georgetown. Se trata de la Iglesia Saint George´s.

(more…)

Originally posted 2009-02-27 05:28:55.

Las Cataratas más espectaculares del mundo I

En todos los rincones del planeta hay alguna catarata oculta, desde las más aisladas islas hasta los más bulliciosos países como India, donde hay paisajes diversos que van desde glaciares hasta los desiertos más áridos. Cada uno con su propio encanto, pero hay que elegir las cataratas más espectaculares del mundo.

2

Goss Dean, junto con el conocedor de cascadas Bryan Swan, ha calculado un algoritmo que trabaja con el volumen de agua, la altura y verticalidad de la caída.

Goss y Swan crearon una base de datos con todas las cascadas del mundo, llegando a decantar una lista con las 100 mejores del planeta.

3

Gary Negro es un fotógrafo profesional que está interesado en las cascadas y esta ha sido su especialidad en los últimos tres decenios, periodo durante el cual ha acumulado decenas de miles de fotos.

A pesar que creció a solo 15 minutos del Niágara en Ontario, Canadá, sus cascadas favoritas no suelen ser las más grandes. Las razones para ser atraído por algunas caídas son tan variadas como las caídas en sí mismas. Forbes Traveler redujo el número de cataratas más maravillosas con una combinación única de destinos que tuviera alojamientos de lujo cerca o accesibles con excursiones de clase mundial.

4

 Según el Negro, la mejor manera de ver las cataratas es tomando una perspectiva nueva, como a bordo de un barco, que da la perspectiva perfecta para ver el Niágara, a pesar del recién inventado paseo en helicóptero, la iluminación nocturna y los comedores rotatorios que se han instalado desde la creación del ferry en 1846. Los pasajeros pueden ir a la base de las cataratas, donde hay un muro de agua a su izquierda y un muro de agua a su derecha, rodeado por niebla en todo el lugar. Esta es una perspectiva totalmente diferente a ver las cataratas desde arriba. Es increíble.

5

Una cascada puede ser espectacular sin ser grande, ancha o alta. En Nueva Zelanda, donde abundan las cascadas, Huka está por encima del resto con sus brillantes aguas azules. Esta cascada tiene solo unos 30 pies de altura, pero tiene mucha fuerza, llevando una enorme cantidad de agua del Lago Taupo, a través de un estrecho cañón, que erupciona en la caída.

Goss ha visitado tantas caídas, unas 3.00 y ha visto fotos de tantas, que ahora tiene el don de identificar la ubicación de una caída sin saber nada al respecto, es decir, con solo mirarlas. Islandia tiene un distintivo particular, dice “Hay un montón de cascadas hermosas en Islandia porque hay mucha actividad volcánica en curso. En el transcurso de los siglos o milenios de un volcán en erupción, se forma una capa de lava, entonces crece material orgánico en su parte superior y por ahí corre el flujo”. Svartifoss en el sur de Islandia es la más pequeña cascada de agua que se conozca. Las columnas de roca negra cautivan, al igual que su base.

6

Recién descubiertas, una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo (las Cataratas Victoria en África) a las aguas azules que acechan los parques (de Plitvice), el mundo de los saltos de agua lleva consigo los más variados encantos. La lista de las mejores cataratas es siempre cambiante, gracias a los nuevos descubrimientos, así como evolucionan los antojos y el estado de ánimo.

Originally posted 2009-07-05 16:50:00.

Una excursión por el Monte Fuji (II)

Me encuentro de pie a un costado de la autopista Chuo, cerca de la estación de autobuses para recoger mi boleto que he reservado vía teléfono. Sudo por los 30° de temperatura y la alta humedad del ambiente, mientras me pregunto si mi cuerpo resistirá todo esto.

1 

Una buena manera de pasar el tiempo es ir desde el Lago Kawaguchi hacia el sendero que lleva al Monte Fuji, por los bellos paisajes que pueden encontrar ahí en la vía. Por ahí veo a un hombre con discapacidad en su pierna (que está cortada) mientras espera frente a un mostrador, mientras más allá veo a un hombre con discapacidad visual apoyado de una dama, caminando no se adonde. Japón es un país amigable con los discapacitados, proporcionándoles accesos especiales, y hasta personal que se dedica a ayudar a los discapacitados en las estaciones de trenes.

2 

Mi autobús es anunciado por el parlante y yo soy el primero que sube a bordo, pero mi puesto queda ubicado en el último asiento del pasillo lateral, frente a la puerta del baño. Maldigo el olor que sale y pienso que se trata de un mal comienzo para mi viaje. Un hombre de mediana edad se sienta junto a mí, mientras el autobús parte me pregunta dónde voy y me doy cuenta que habla inglés a un nivel razonablemente bueno. Lo felicito por hablar bien el idioma y seguimos conversando. El me dice que ha escalado el Monte Fuji en dos ocasiones, y me aconseja sobre como respirar para llegar bien a la 6° estación y irme acostumbrando a la altitud.

4

La ropa de este hombre es casual y la conversación decae al rato. Ya se empiezan a notar los 3 días del fin de semana largo que recién comienza, ya que hay una larga cola en algunos peajes. El viaje ya está llegando a su fin, pero ya se acerca una parada. El hombre saca una tarjeta de visita y me la da, en ella dice que es un profesor de la escuela de medicina y especialista en enfermedades respiratorias. Ahora su asesoramiento sobre técnicas de respiración me hace sentido. Resulta ser que el también tiene 3 hijos y vive en Tokio, ¡y yo que lo había juzgado como soltero por sus ropas y forma de actuar!.

5

Como en Kawachiko el autobús llego tarde, pierdo la conexión y tengo que esperar otros 40 minutos para encontrar la conexión de autobús con la estación de Yoshidaguchi 5. Cuando el autobús llega tomo un asiento y un colega indio, que es parte del grupo de la excursión, llega y se sienta a mi lado.

Se ven poco escaladores al inicio, y el me comenta que esta es la segunda vez que está subiendo al Monte Fuji. Sin embargo yo no recuerdo haberlo visto antes. Hay una profesora canadiense sentada tras de mí, acompañada de su novio ruso. Un estudiante de Kansas que estudia en Tokio comienza a hablar con ella y le cuenta acerca de su vida en Japón.

Vía: travelblog 

Originally posted 2009-07-29 20:56:00.