El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Aventura

The Fairmont Banff Springs, Alberta, Canadá


Continuando con los hoteles más interesantes del mundo, aquí encontré este hotel, situado en el centro de una exuberante vida silvestre de Alberta, viéndose a simple vista como un Castillo de Disney, con un toque de barón escocés. Recorrer el hotel es impresionante, por su sinfín de escaleras, techos abovedados, columnas de piedra y la renovada imagen que costó 2,3 millones de USD en 2003. Este lugar es de la recreación, al aire libre, que ofrece el privilegio de beber en el aire limpio de las rocosas montañas canadienses.

87-fairmont-banff-d

En la parte inferior de la escalera del Fairmont hay acogedoras habitaciones con vista a las montañas, los tejidos y muebles. Sin embargo, acogedor significa en este caso, pequeño, ya que no es de grandes dimensiones y algunas habitaciones vienen con vistas al estacionamiento. Vale la pena pagar un dinero extra para pasar la noche en una habitación que refleje el estilo arquitectónico del hotel. Los tejidos, mezclados con rayas negritas y motivos florales suaves casi imperceptibles al ojo, hacen ver el lugar más amplio. Sin embargo, para obtener mucho más espacio, hay habitaciones tipo suite.

El personal de servicio siempre tiene una sonrisa amable y una actitud que va más allá de lo esperado, aunque no espere ver a la misma persona dos veces, a menos que se quede a hospedar más de una semana.

No se pueden perder el Salón del Patrimonio, ubicado en un balcón con vistas al vestíbulo, que tiene una historia ilustrada de la cultura de las montañas. Para descansar, pueden relajarse en una de las tres piscinas o la caída de agua mineral que ayuda a calmar los dolores musculares o probar la última novedad del masaje en el spa, que comienza en los pies terminando a la parte superior del cuerpo. Sin embargo, a pesar de todas las comodidades, la gente viene por la recreación que se ofrece aquí: esquí, hoyos de golf, mountain bike y juegos de bolos, además de paseos en teleférico hasta la ladera de la montaña. Los restaurantes son interminables aunque se llenan de todos modos si es que el hotel está lleno.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-22 17:56:00.

Trekking dentro del volcán Taal

Durante cada semana, miles de turistas locales y extranjeros que visitan la ciudad de Tagaytay, ven a la distancia el volcán Taal como un misterio que sólo puede verse así, a lo lejos, por cuestiones de seguridad.

1

El volcán Taal permanece activo hasta esta fecha y continuamente escupe vapor desde varias fumarolas pequeñas a su alrededor. Para el creciente número de personas con un sentido de la aventura y ganas de descubrir cosas nuevas, sepan que se puede caminar en la isla del volcán, incluso montar a caballo para llegar al borde del cráter principal. Lo único que se preguntaran al visualizar el volcán, es por lo pequeña que se ve la isla con su lago sereno que se formó producto de la erupción que en 1911 hizo este volcán.

2

Presenciar desde cerca el impresionante trabajo que ha hecho la naturaleza, es una experiencia realmente gratificante, aunque el cráter sigue siendo un destino difícil de alcanzar para la mayoría de los visitantes de aventura que llegan al volcán Taal. Para la mayoría de ellos, el aparentemente imposible acceso a la cresta del cráter y al lago es una utopía, pero unos cuantos, los más duros y resistentes, caminan las tres horas que dura la caminata hasta llegar al agua sulfurosa del lago y saborear desde cerca al volcán. Fue así como el lago del cráter se convirtió en un destino turístico.

3

Por más de una década la situación fue así, que los viajeros más resistentes nada más llegaban a la meta, mientras otros miles de viajeros solamente tenían que conformarse con mirar desde muy lejos las paredes del cráter y el lago.

4

Esto fue así hasta que el Sr. Eric Berris de Crater Lake Resort y varios locales decidieron buscar un camino más cómodo hacia este inalcanzable lago. Se hizo un camino a través de los pastos con improvisadas escaleras de madera. Se estableció una ruta de paso que ahora puede darse el lujo de llegar a las prístinas aguas sin tanta dificultad.

Por fortuna, las mejoras hechas por el Sr. Berris consiguieron la aprobación de la Junta de Manejo de Áreas Protegidas, un organismo público-privado que gestiona la isla del volcán Taal.

El Crater Lake Resort se encuentra situado en la Isla del Volcán Taal. Para llegar a él hay unos teléfonos donde se pueden comunicar: 8090585 y celular 09228235854.

Vía, Fotos

Originally posted 2010-02-06 23:55:00.

Las Columnas de Basalto en la Calzada de los Gigantes (III)

Para llegar a la Calzada de los Gigantes, hay dos maneras de llegar. Una forma es acercarse directamente por la carretera, a pie o utilizando el servicio de autobús de la temporada Ulsterbus, que sirve también a personas discapacitadas. Hay un sendero circular más largo que sigue la ruta del acantilado llegando a la Calzada.

1

A lo largo de la Calzada, verán cómo hay diferentes tipos de formaciones rocosas, algunas de las cuales ha sido bautizadas con diversos nombres debido a sus particulares formas. Así es como llegaremos a ver los Ojos del Gigante, donde por fuera del ovalo de mineral de hierro de color rojizo se ven capas de basalto. Este camino es estrecho y se llega a través del nuevo puerto Reostan.

Caminando hacia el oeste, por loa acantilados siempre, y pasando por el Hotel Causeway Runkerry verán cómo se abren acantilados y bahías con vistas al Postrush. Este es el denominado Circuito Runkerry.

Paseando por la parte superior de los acantilados, que se ponen resbalosos con el agua, pueden ver un maravilloso paisaje, incluyendo el Port-Na-Spaniagh. La ruta de la Calzada de la Costa sigue hasta el este desde el Castillo Dunseverick. Siguiendo la carretera se llega de nuevo al Centro de Visitantes.

Por debajo de los estacionamientos que están en el Centro de Visitantes, la ruta que sigue a través de la Calzada de la Costa, lleva a ver el puente metálico del río Bush. La ruta llevara por si sola a la pasarela de rivermouth. Hay que seguir hacia arriba para llegar al estacionamiento en Portballintare. Desde este punto la ruta continúa con dirección al oeste.

Las columnas de basalto que hay en este lugar, deben ser en total unas 40.000, que emergen del mar. Todo esto es obra de la actividad volcánica que hubo aquí hace más de 50 millones de años atrás.

Foto: flickr

Originally posted 2009-07-11 22:08:00.