El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

costumbres

Etiqueta para los viajeros (II)


Conocer a la población local y sus costumbres es una de las mayores ventajas de los viajes. En el Mediterráneo, por ejemplo, la familia, los amigos y extraños incluso intercambian habitualmente besos en la mejilla. Los maoríes de Nueva Zelanda, rozan sus narices, este es un saludo que se llama “hongi”.

4

En Rusia, nunca se debe tocar a los demás. Allí hay que ser muy fríos y respetuosos del espacio ajeno. Los visitantes de Oriente Medio y los países árabes son a veces sorprendidos por el estrecho contacto físico que hay entre los hombres. Los hombres árabes a veces se les ve caminando de la mano por la calle, dice Alinda Lewris, fundador y director ejecutivo de la Asociación Internacional de Consultores y funcionarios de Protocolo. Para los árabes, ir de la mano tiene un significado de parentesco y nada de connotación sexual. Por lo tanto, cuando su nuevo amigo marroquí tienda su mano cálidamente, acepte la diferencia.

5

Decir adiós es también muy importante. En los países árabes y de Asia meridional, agradecer a los anfitriones es un insulto. Ello es lo contrario a la educación occidental, donde la palabra “por favor” y “gracias” son aprendidas como buena educación. Pero allí, son los anfitriones los que agradecen. Esta es una lección útil de aprender.

6

Un expatriado que vive en Goa dice “me he sentido mucho más integrado desde que olvide el gracias y el por favor”.

Ya sea que estén de viaje de negocios en Singapur o vayan a quedarse en casa de una familia en Bangladesh, hagan su tarea antes de partir. No hay cosa más útil para un viajero que aprender las costumbres locales del lugar donde va. Y por el contrario, no hay manera más fácil de encontrar en infierno que hacer caso omiso a la etiqueta local.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-07-13 22:44:00.

Etiqueta para los viajeros (I)

Para viajar no tan solo hay que saber idiomas, hay que saber también dirigirse a la gente local acorde a sus tradiciones y costumbres. A estas actitudes les llamamos etiqueta. Si bien las normas son casi homogéneas en todas partes, hay algunas donde existen ciertas singularidades que es bueno tener en conocimiento.

1

Cuando la periodista iraquí Al-Zaidi Muntadher tiró sus zapatos al Presidente Bush durante una conferencia de prensa en diciembre del 2008, no pretendía lastimar al presidente aunque si degradarlo, ya que en los países árabes, las suelas de los zapatos son impuras, por eso nunca se debe lanzar un zapato a una persona, y por lo mismo tampoco se puede entrar con zapatos a un templo musulmán. A la periodista finalmente le dieron 3 años de prisión. Como para pensarlo dos veces antes de violar esa regla no escrita.

2

Otro caso emblemático es el de Michelle Palmer y Vince Acors, que en julio del 2008 fueron detenidos por personificar escenas románticas en la playa de Jumeirah, en Dubai. Es difícil sentir empatía por tal comportamiento en público, pero según The Times, a los británicos no sólo se les castigo por su indecencia y poco decoro sino también por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio. En el Sudán, el profesor británico Gillian Gibbons se enfrento a 40 latigazos por blasfemia el 2007. Su delito fue haber asignado un nombre de oso de peluche a Mahoma. Gibbons fue indultado tras ocho días de detención, pero tuvo que abandonar el país.

3

Hay naciones donde se protege la dignidad de los reyes y reinas. Por citar un ejemplo, los tailandeses son muy conservadores cuando se trata de su realeza. Cualquier comentario incluso que atente en contra de su majestad puede llevarles consecuencias nefastas. El escritor australiano Harry Nicolaides fue arrestado por criticar a la monarquía en un libro que publico libremente. Al final, recibió el indulto del Rey, pero tuvo que pasar por seis meses de prisión. Los que visiten Tailandia tienen que saber que no hay que arrugar los billetes ni lamer los sellos que llevan las imágenes del Rey.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-07-12 23:33:00.