El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

hoteles de lujo

El Ramadán en Estambul en el Hotel InterContinental Ceylán


¿Qué tal pasar el Ramadán en Estambul, en el Hotel InterContinental Ceylán?. La idea sería romper el ayuno en el Hotel InterContinental Ceylán, donde la fiesta del Ramadán y la música tradicional en vivo espera por sus visitantes.

1

Este lujoso hotel, abrió un spa a finales del año 2008, donde se crea una atmósfera mágica para los amigos y familiares. En el Garden Grill, se elabora selectas especialidades para el Ramadán.

Entre las especialidades, se encuentra un completo menú de sopas, ensaladas, tandoori de cordero, pollo, chawarma de cordero, entrecot a la parrilla, brocheta de ternera y postres en abundancia, más té y café sin límites. En el restaurante del hotel se ofrece la lujosa cocina otomana, algo imposible de resistir así que con cualquiera de las alternativas gastronómicas que hay a la vista, se podrían tentar fácilmente.

2

Durante el Ramadán, se realiza un ayuno del que se excluyen los niños, las personas con enfermedades y los ancianos. Todos los que tengan buena salud y sean aptos, deben ayunar según la tradición, ocupándose durante ese tiempo, de orar incansablemente desde el amanecer a la noche.

Durante ese tiempo, está prohibido incluso usar maquillaje, tener relaciones sexuales y incluso tener la intención de comer, ya que la sola intención o deseo de comer, invalida el ayuno, que es un rito sagrado y estricto para los musulmanes.

Yo creo que de ayunar ni a palos, me haría la enferma, la que tiene menstruación o cualquier cosa con tal de no saltarme un solo día mis comidas, eso sí que sería un desperdicio para mí.

Vía: traveller.fiverstaralliance

Originally posted 2009-09-15 22:46:00.

The Ritz-Carlton, Half Moon Bayta, California, Estados Unidos

Conducir por el sur de San Francisco, a lo largo de la autopista 1 en una mañana brumosa, es bastante deprimente, aunque en verano, en la soleada California que alberga la costa, el panorama es otra cosa.

En 1973, el primero de los dos campos de golf fue construído justo al sur de Half Moon Bay, a 30 kilómetros de la ciudad, donde el Ritz-Carlton abrió una ruta de senderismo con vistas a los acantilados del mar, que ya datan del año 2001. El lugar actualmente se ha convertido en un destino popular fuera del Área de la Bahía.

331-rc-half-moon-bay-d

Aunque desde el edificio principal se nota una notable idiosincrasia, todos los metros cuadrados de lujo se adhieren a las habitaciones del hotel con su tradicional plantilla: cuarto de baño con una bañera de hidromasaje, ducha separada y sumideros del tamaño antiguo, es decir extra grandes, camas King size o dos dobles, armarios empotrados y escritorios amoblados a lo Ethan Allen. La planta baja de las habitaciones tienen patios con sillas Adirondack, con vistas al mar. En el Club Floor las habitaciones son más grandes.

El personal de servicio tiene un particular sentido del humor, incluso cuando hay hostigosos viajeros de negocios y cuando deben controlar fiestas de bodas con docenas de invitados.

El golf atrae a los tipos de negocios que asisten a reuniones frecuentemente y para los que desean una escapada de fin de semana. El resort ofrece toda la línea de Prada en los caros tratamientos de spa.

Para todos, hay un ambiente donde se ha privilegiado la madera, con una imagen conservadora de la cadena, además de los llamativos barriles que inundan la bóveda del restaurante principal, Navío, que recrea un sutil aire marítimo que se adapta a los platos a base de marisco hechos por el chef Aarón Zimmer. Piensa en todo el tocino envuelto y las cenas que el restaurante ofrece cada martes en la noche, en su Experiencia Navío Mariscos por tan solo 45 USD. Las mejores mesas son las que tienen vista al mar.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-22 17:34:00.

The Setai Hotel en Miami

En Miami es cierto que existen muchos hoteles, y varios con hermosas formas arquitectónicas, algunas modernas, otras más antiguas, y otras fuera de todo esquema. Dentro de todo el mix de hoteles que existen en Miami Beach, encontré el The Setai Hotel, un resort que se caracteriza por ser más bien tranquilo, combinando en su diseño la historia de la arquitectura del barrio tradicional con el movimiento Art Deco y una influencia asiática que le da un sello particular.

5

Todos los espacios del hotel están decorados con materiales naturales, cuidando de dar una simetría perfecta entre lo que se produce con el espacio y la luz de cada rincón. Este hotel lleva el inconfundible sello legendario del hotelero Adrian Zecha. Lo que más me inspira a mí este hotel es ese aire zen mezclado con lo más moderno que hay en arquitectura y diseño.

4

Este edificio fue construido entre 1936 y 1938, por entonces se llamaba Hotel Dempsey Vanderbilt, un nombre muy largo y que a mi gusto no era fácil de memorizar en ninguna parte y por ningún viajero. Definitivamente The Setai es mucho más cool que el anterior, aunque también entiendo que en el pasado llegar a sitios complicados y con nombres extraños y rimbombantes era un símbolo de estatus.

3

En el hotel hay torres de vidrio desde donde se puede apreciar toda la belleza de los alrededores y el hotel mismo.

1

La ubicación del hotel en sí misma es fantástica, ya que a esta a pocos pasos del mar, rodeado de palmeras y arena blanca. En los interiores, la decoración es muy zen, hay muchas velas repartidas en los costados de los pasillos que iluminan cada paso que se da, hay sillones muy monocromáticos y minimalistas, obras de arte muy sobrias y un aire de tranquilidad insuperable.

2

Los que se quedan en este hotel más de una semana, por lo general reciben de regalo mejores precios en los servicios, ya sea de sus habitaciones, cenas, champagne, incentivando al visitante a alargar su estadía. Esto lo tienes que averiguar directamente en el hotel, ya que siempre cambian sus ofertas.

Fotos: wayfaring

Originally posted 2009-08-07 14:39:00.