El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

hoteles de lujo

Hotel Mandarín Oriental, Kuala Lumpur, Malasia


A la sombra del Kuala Lumpur prácticamente se ven solo oficinas, además de ser todo un símbolo de atracción turística de la ciudad, el Mandarín Oriental ofrece un excelente alojamiento, varios de los mejores restaurantes de la ciudad y la mejor ubicación de la capital.

251-mandarin-kl-d

El edificio está diseñado para reflejar tanto lo moderno como lo tradicional de Malasia, el hotel está cerca del parque KLCC y a pocos pasos de la ciudad desde el centro de convenciones, además de salas de conciertos y las principales tiendas. Al regresar a la habitación, con los 30 pisos de altura del edificio se puede obtener una de las mejores vistas de la ciudad.

En el interior de las habitaciones, se nota una fuerte mezcla de influencias tradicionales y contemporáneas, haciendo hincapié en Malaca, los tonos madera y grandes cantidades de luz natural. Cada habitación se encuentra equipada con acceso a banda ancha, baños de mármol y baños separados. Las suites son espaciosas y con vistas espectaculares. Las suites club añaden un acceso a un centro de negocios, salas de reuniones y desayuno, té y cócteles en un salón de lujo con vistas panorámicas. Para las personalidades, hay 3.600 metros cuadrados, una suite presidencial llena de cosas extravagantes, cargado con antigüedades orientales y occidentales, pinturas y hasta un piano de cola en el comedor privado con vista a las torres gemelas.

El Club cuenta con un gimnasio, una sala de aeróbicos, cancha de tenis y squash y un parque frente a la piscina. El spa ofrece numerosos tratamientos de belleza incluyendo seis tipos de tratamientos faciales, además de masaje sueco, chino, tailandés y malasio.

El servicio a las habitaciones funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, ofreciendo 6 opciones de alimentos y bebidas. El Lai Po Heen es un restaurante de estilo cantonés dispuesto en una casa de esas de principio del siglo XX, y el Pacífica Grill&Bar mezcla la ecléctica cocina europea y asiática en medio de un espectáculo de cocina abierta.

Con la ubicación del hotel, la gente puede ver las principales actividades de la ciudad aquí. Malasia es un guisado de malayos, chinos, indios, británicos y muchas otras influencias, dejando al hotel en medio de toda esa interacción diaria en curso. Desde el se puede caminar por los pasillos, pasear al parque y ir al centro comercial bajo las torres gemelas.

Los tiradores de las puertas del hotel tienen un tradicional diseño con un pasamanos adornado en oro antiguo Nonya. Este hotel es de influencia moderno occidental, ya que aquí viene gente principalmente por motivos de negocios. En total, el hotel tiene 643 habitaciones y 41 suites.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-21 17:02:00.

El Ramadán en Estambul en el Hotel InterContinental Ceylán

¿Qué tal pasar el Ramadán en Estambul, en el Hotel InterContinental Ceylán?. La idea sería romper el ayuno en el Hotel InterContinental Ceylán, donde la fiesta del Ramadán y la música tradicional en vivo espera por sus visitantes.

1

Este lujoso hotel, abrió un spa a finales del año 2008, donde se crea una atmósfera mágica para los amigos y familiares. En el Garden Grill, se elabora selectas especialidades para el Ramadán.

Entre las especialidades, se encuentra un completo menú de sopas, ensaladas, tandoori de cordero, pollo, chawarma de cordero, entrecot a la parrilla, brocheta de ternera y postres en abundancia, más té y café sin límites. En el restaurante del hotel se ofrece la lujosa cocina otomana, algo imposible de resistir así que con cualquiera de las alternativas gastronómicas que hay a la vista, se podrían tentar fácilmente.

2

Durante el Ramadán, se realiza un ayuno del que se excluyen los niños, las personas con enfermedades y los ancianos. Todos los que tengan buena salud y sean aptos, deben ayunar según la tradición, ocupándose durante ese tiempo, de orar incansablemente desde el amanecer a la noche.

Durante ese tiempo, está prohibido incluso usar maquillaje, tener relaciones sexuales y incluso tener la intención de comer, ya que la sola intención o deseo de comer, invalida el ayuno, que es un rito sagrado y estricto para los musulmanes.

Yo creo que de ayunar ni a palos, me haría la enferma, la que tiene menstruación o cualquier cosa con tal de no saltarme un solo día mis comidas, eso sí que sería un desperdicio para mí.

Vía: traveller.fiverstaralliance

Originally posted 2009-09-15 22:46:00.

The Ritz-Carlton, Half Moon Bayta, California, Estados Unidos

Conducir por el sur de San Francisco, a lo largo de la autopista 1 en una mañana brumosa, es bastante deprimente, aunque en verano, en la soleada California que alberga la costa, el panorama es otra cosa.

En 1973, el primero de los dos campos de golf fue construído justo al sur de Half Moon Bay, a 30 kilómetros de la ciudad, donde el Ritz-Carlton abrió una ruta de senderismo con vistas a los acantilados del mar, que ya datan del año 2001. El lugar actualmente se ha convertido en un destino popular fuera del Área de la Bahía.

331-rc-half-moon-bay-d

Aunque desde el edificio principal se nota una notable idiosincrasia, todos los metros cuadrados de lujo se adhieren a las habitaciones del hotel con su tradicional plantilla: cuarto de baño con una bañera de hidromasaje, ducha separada y sumideros del tamaño antiguo, es decir extra grandes, camas King size o dos dobles, armarios empotrados y escritorios amoblados a lo Ethan Allen. La planta baja de las habitaciones tienen patios con sillas Adirondack, con vistas al mar. En el Club Floor las habitaciones son más grandes.

El personal de servicio tiene un particular sentido del humor, incluso cuando hay hostigosos viajeros de negocios y cuando deben controlar fiestas de bodas con docenas de invitados.

El golf atrae a los tipos de negocios que asisten a reuniones frecuentemente y para los que desean una escapada de fin de semana. El resort ofrece toda la línea de Prada en los caros tratamientos de spa.

Para todos, hay un ambiente donde se ha privilegiado la madera, con una imagen conservadora de la cadena, además de los llamativos barriles que inundan la bóveda del restaurante principal, Navío, que recrea un sutil aire marítimo que se adapta a los platos a base de marisco hechos por el chef Aarón Zimmer. Piensa en todo el tocino envuelto y las cenas que el restaurante ofrece cada martes en la noche, en su Experiencia Navío Mariscos por tan solo 45 USD. Las mejores mesas son las que tienen vista al mar.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-22 17:34:00.