El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

hoteles de lujo

Radisson Blu Yas Island, Abu Dhabi: Lujo y confort


En Abu Dhabi no puede haber menos que hoteles de ultra lujo, y así lo ha demostrado esta vez propiedades Aldar, uno de los líderes en desarrollo inmobiliario, gestión y sociedades de inversión en Abu Dhabi, quienes han revelado cómo será El Yas Hotel, un nuevo hotel cinco estrellas que estará ubicado en el centro del Yas Marina Circuit.

Satellite

El proyecto, desarrollado por Aldar, será el primer hotel gestionado por Aldar Hoteles y Hostelería, y tan sólo uno de siete por abrir en la isla Yas para el año 2009. El hotel está diseñado como paraíso para los deportes y el ocio, sin contar con que la isla Yas cuenta con una pista de Fórmula Uno, varios campos de golf, un parque acuático y hermosas tiendas marinas que se verán en todo su esplendor cuando el hotel este terminado al 100%.

El hotel tendrá 252 lujosas habitaciones y 247 habitaciones ejecutivas, más un centro de rejuvenecimiento y varias alternativas gastronómicas que lo convierten en un sitio idóneo para organizar reuniones de negocios o simplemente ir a pasar unas vacaciones.

La infraestructura del hotel incorpora un llamativo velo de cristal y acero programado con secuencias de iluminación. Un puente se extenderá entre el edificio principal y la torre de la Marina, incluyendo un bar y un restaurante de nivel ejecutivo que albergará exposiciones rotativas de obras de arte contemporáneos provenientes de los Emiratos y CCG.

En el hotel habrá dos suites presidenciales de enormes dimensiones, decoradas con las características propias de una obra de arte contemporánea. Las suites tendrán un chef a disposición que atenderá en un comedor pequeño y exclusivo, con una capacidad para tan solo 16 personas.

El spa de lujo que tendrá el hotel reinterpretará la tradición Hamam, con un gimnasio artístico, salón, cafetería y piscinas.

Foto: radissonsas

Originally posted 2009-05-07 23:45:00.

Guía de Dubai (II)

El mismo éxito que alguna tuvo Dubai es lo que le pasó la cuenta, y hoy vemos un retroceso importante en la industria turística, retrocediendo casi al 2003, aunque independiente de este bochornoso episodio, si miramos la historia más reciente de Dubai, veremos que se produjo un desarrollo maravilloso gracias al Jeque Mohammed, que trasformó a este país petrolero en uno de los diez destinos turísticos más importantes del mundo.

1

Aún con la crisis, y con forzado ajuste que tendrá que hacer la industria para el 2010, cuando proyectaba una cantidad de 15 millones de visitas, Dubai sigue siendo un oasis en medio del desierto, donde se puede disfrutar de hoteles de lujo, de esquí, sandboard, parapente o simplemente el no hacer nada.

El emirato de Dubai es el segundo emirato más grande de los siete emiratos árabes unidos. La ciudad de Dubai está dividida por un arroyo que es la entrada al Golfo Pérsico. Deira constituye el centro de la ciudad y las tradicionales áreas que comprenden el Gold Souky el antiguo Zoko de Especias, ubicado al norte del arroyo y Bur Dubai, que se encuentra hacia el sur.

2

La manera tradicional de cruzar el arroyo es a través de barcos que navegan a través de esta estrecha franja de agua, aunque actualmente hay también puentes de cruce.

Hoteles de negocios y resorts de lujo en Dubai Jumeirah :

Tanto si se busca un ostentoso hotel de lujo o un resort de playa en Jumeirah, hay que estudiar cuidadosamente el entorno, ya que los trabajos de restauración han ocasionado muchas molestias a los hoteles cercanos, como el elegante Hotel Ritz Carlton con su spa y clubes de playa, Le Meridien Mina Seyahi, el Le Royal Meridien Beach Resort & Spa, y el Hotel Hilton Dubai Jumeirah Resort. En este sentido, la crisis ha sido un factor que ha promovido la calma en los alrededores, ya que casi todas las obras han descendido.

Vía: smarttravelasia , Foto: flickr

Originally posted 2009-10-10 13:10:00.

Hotel Adlon Kempinski Berlín, Alemania

Cuando se trata de ubicación y poder de estrella, no compiten en Berlín con el Adlon. Este hotel, construído en 1907, es el hotel más opulento del mundo, famoso por Greta Garbo, donde iba para estar sola, y donde Michael Jackson mostró a su bebé a través del balcón. La propiedad original sobrevivió milagrosamente a la Segunda Guerra Mundial, para caer en mal estado y ser eventualmente demolida a mediados de los años 80. Pero el 1997 la nueva Adlon abrió en toda su antigua gloria, a pocos pasos de la Puerta de Brandenburgo.

157-adlon-kempinski-d

Las habitaciones son de gran estilo europeo, con cortinas pesadas, un montón de muebles de madera pulida y colchas acres con modelos de buen gusto. Los cuartos de baño son igualmente bellos, con pisos de madera oscura, espejos y amplias bañeras, atractivas y profundas.

En 2003, el hotel presentó un nuevo anexo, el Palacio Adlon, pero en frente de las habitaciones del edificio de más edad todavía existen las mejores vistas de la Pariser Platz. Las suites presidenciales son de 2000 pies cuadrados, colindando con salas de vapor, mayordomos al servicio y ventanales grandes.

Cuando se trata de servicio, el personal del Adlon es cortés y reservado. Demás está decir que los conserjes son casi inquietantemente eficientes y multilingües. Ellos tienen todo perfectamente organizado, desde los fuegos artificiales para un gran evento hasta las giras privadas.

En julio del 2008, llegó a bordo del Markus Lück como subdirector gerente, añadiendo años de experiencia a la ya excelente administración de clase mundial.

El jefe de cocina del Adlon, Thomas Neeser se ha ganado una estrella con el restaurante del hotel, Lorenz Adlon, por sus exquisitos platos de inspiración francesa, como el venado frito con salsa de alcachofa y albaricoque, de los cuales hay incluso cursos de cocina disponibles.

Cuando terminen la cena, pueden tomar el elevador especial ubicado en cada piso a través de las 28 habitaciones, o pasar al Adlon Spa para un masaje, o tomar un baño de inspiración romana.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-23 18:13:00.