El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

italia

La Costa de Amalfi, en Italia


La Costa de Amalfi, es un lugar que inspira por sus caseríos pequeños y coloridos dominados como en casi toda localidad italiana, por una gran iglesia, visible desde lo más lejos.

italia 

Las casas blancas de la costa resaltan frente al color grisáceo de las rocas y la iglesia ubicada en su parte central, al parecer, la ciudad entera se construyó en torno a esta iglesia, la gran Iglesia de San Andrés.

En la parte derecha de la Catedral, se encuentra la torre de la iglesia, que data del siglo XII, mientras más arriba se encuentra el silencio omnímodo del claustro y la iglesia del crucificado.

Es desde el Atril de la Catedral que se puede ver la plaza de hoverhangs. En cada calle de Amalfi se esconde una plaza, donde en el pasado la gente comercializada su mercancía.

(more…)

Originally posted 2009-03-24 23:56:00.

Nápoles

Los edificios de Nápoles, presentan un aspecto entre fantasmal de día y vital de noche, pero todos estos edificios son bellos por dentro, y a sus pies encontramos grandes losas de piedra de lava que convierten a ese centro antiguo a calles sin aceras, y no hacen falta porque peatones y vehículos se entrecruzan en ese caos organizado, donde el peligro reside en observar las reglas de la rutina.

Estas calles, este centro de Nápoles, y por extensión, sus barrios y colinas de los alrededores, son un espectáculo de danza, de equilibrios imposibles, a las casas del barrio viejo  se accede a través de un portalón inmenso, que dan acceso a un patio interior.

Los napolitanos, prefieren no hurgar demasiado en la tierra, por lo que puedan encontrar, después de que los expertos hubieran encontrado los camerinos bajo la cama de la señora Luzia,  una de las entradas al teatro en un garaje donde todavía se aparca la vespa., encontraron 7000 pozos, regalo de los griegos y los romanos que canalizaban desde aquí las aguas para abastecer la ciudad y su periferia.

En vía San Pietro, merece la pena entrar en la librería Colonnese y empaparse del papel antiguo y el paseo debe seguir  por la Vía de Tribunali, la que fuera calle mayor de la época griega. Aquí todo se superpone y se aprovecha como en la misma Torre de los Anjou, en esta calle levantada a partir de unas columnas griegas. Un enorme portalón anuncia la entrada al Palazzo Spinelli, donde por encima del patio interior, un gran reloj de cerámica, casi cubierto de hierbas secas, se resiste a perder su colorido, más abajo en la misma calle, la iglesia Santa María Purgatorio, que exhibe pegadas a las escaleras que da acceso l templo unas calaveras de bronce, que la gente acaricia suavemente.

 

 

Originally posted 2009-03-23 17:23:08.

Milán: ¿la mejor comida y bebida de Italia?

El proceso del queso mozarella es tan fácil y simple como el del cualquier otro queso, con la diferencia que este queso es elaborado con leche de búfalo, el cual una vez que está listo es enviado a los mejores restaurantes de Italia, donde los chefs disponen rodajas de este delicioso queso en pequeños trozos para los comensales, que pueden sacarlo libremente de un buffet.

cam

En todos los restaurantes de Italia del Norte, por el mismo precio de una sola bebida, hay acceso ilimitado a reponer la bandeja servida en la comida buffet. Comer una comida buffet es lo mejor que pueden hacer en Italia, lo más frugal y además permite probar todo y en la cantidad que quieran.

Milán tiene reputación de ser el mejor lugar para comer y beber en Italia. Allí los alimentos son de excelente calidad así como también las bebidas. En Milán se nota que hay toda una cultura de cóctel, de la cual se pueden ir enterando in situ conversando con la gente, que les puede ir dando datos acerca de los mejores lugares para ir a probar alguno. A nadie le puede faltar allí el dinero para degustar una copa de vino.

Beber un aperitivo no es lo mismo a cualquier hora, por ejemplo, entre las 18:00 y 20:00 pm, el precio de las bebidas aumenta significativamente. Por citar un ejemplo, un vaso de vino cuesta 2 euros, pero durante el almuerzo o la cena puede costar hasta 8 euros servido tan solo como un aperitivo. Las diferencias son sustanciales y nada amables, pero que se le va a hacer, así es el negocio, el que quiera comer bebiendo una copa de vino, que pague el precio.

Los clásicos cóctel que prefieren los italianos son el Ginebra, el Campari y el Vermout. Como pasa en casi todas partes, algunos restaurantes se concentran en la comida mientras otros lo hacen en las bebidas. Por ejemplo, la pastelería y cafetería Cucchi tiene una larga tradición, y ofrecen tartas de fruta y café por el día mientras que por la noche se convierte en un refinado bar de copas.

Otro lugar donde se hace hincapié en las bebidas, es en el Bar Chandeliered Basso, que según dicen son los creadores del vino espumoso Negroni Sbagliato. Allí los aperitivos y las bebidas son la estrella acompañados de picadillos típicos como aceitunas y papas fritas.

En los restaurantes y bares buffet el único problema es ir y venir sin sentirse observado con la sensación de que piensan que uno es un cerdo, pero aparte de eso nada más. Algunos restaurantes y bares de aperitivos han tomado medidas para limitar el consumo como por ejemplo poner bandejas en las que se puede sacar una sola bebida y todo lo que se pueda encajar del resto de los comestibles. Hay que aprovechar eso para sacar un poco de todo, en especial las masas fritas y las mini pizzas.

 

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-11 17:15:00.