El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Japón

Una excursión por el Monte Fuji (I)


Hay un proverbio que dice “Un hombre sabio sube el Monte Fuji sólo una vez, un tonto, dos veces”. Esta montaña debe ser una de las pocas que tiene un proverbio sobre sí misma, denostando a aquellos que osan subirla más de una vez.

fuji

La obsesión de los japoneses es subir aunque sea una vez en la vida el Monte Fuji, y si no lo han hecho, al menos, lo habrán pensado siquiera una vez. La primera vez que visité la estación 5, que es el punto base para la mayoría de los escaladores, fue hace 4 años, y por ese entonces, la primera idea que se me cruzo por la mente fue llegar a la cima, pero no paso nada.

Un fin de semana largo del mes de Julio fue el momento ideal para darle una oportunidad al monte, y así fue como compre un par de zapatos bastante caros para escalar el Monte Fuji a través de algunas rutas de escalada. El camino más popular es Yoshida. Se puede llegar a la 5° Estación de autobús y desde ahí comenzar a escalar. La 5° Estación comienza alrededor de los 2.400 metros y la cima es de cerca de 3.800 metros.

La temporada para escalar es tan solo de dos meses en el año, entre julio y agosto. Durante el resto del año, la montaña está cubierta de nieve y fuera de límites para los escaladores. Cada año mueren varias personas en temporada baja, debido a las caídas, y resbalones.

Vía: travelblog
Fuentes de imagen: www.dreamzholidays.com

Originally posted 2009-07-28 23:45:00.

Qué NO hacer en Japón (I)

Los viajeros de la revista Matador, nos dicen aquí como evitar las atracciones a las que no deben ceder en ese país…y lo mejor, qué hacer en lugar de eso.

No jugar Pachinko: El Pachinko es una de las pocas maneras de apostar legalmente en Japón, pero no crean que en una sala de estas verán cosas interesantes como en las de Las Vegas. Este lugar es sombrío y repleto de humo de cigarrillo.

1

Estos juegos deben reservarse para un círculo de diez personas en el Infierno de Dante. Imaginen una máquina de pintball con una pantalla de ordenador; una vez que tiras la palanca no tienes ningún control de lo que pase después con la bola.

Al igual que en Las Vegas, encontrarán máquinas tragamonedas en las que pueden insertar yenes, y ganar una vez cada 27 días.

Cantar karaoke: No puede haber nada más aburrido en Japón, que cantar karaoke, ya que todas las cabinas de canto son privadas, y a lo más podrán invitar un par de amigos que lo observaran como un asno relinchando delante de ellos.

La cadena de Shidax es la mejor, pero cada ciudad debe tener al menos un lugar para cantar que sea pasable.

No escalar el Monte Fuji: Fuji está inundado de turistas extranjeros y japoneses que en temporada oficial de senderismo, la cual llega a su máximo en agosto, es aberrante por la cantidad de gente que hay.

Si quieren lo hacen, pero tendrán que esperar una larga fila para ascender y luchar después para ir recortando a toda la gente de tus fotos.

Recomendación: asciende en temporada baja. A finales de septiembre y a comienzo de octubre es más seguro, con un mínimo de nieve. Ir en noviembre o diciembre puede ser tan arriesgado como ir en mayo o junio, por el clima. Hay que saber algo de montañismo.

No pagar para vestirse como una geisha: Muchas casas de huéspedes de Kyoto y albergues ofrecen a las mujeres vestirse como geishas para sacarse fotos y llevar de recuerdo. Por unos USD 100 o USD 300 les pintan la cara de blanco pálido, les recogen el pelo y les ponen un kimono de seda delgada. Salir a la calle así para hacer el ridículo es también es una manera de sorprender a la gente de la calle.

Por desgracia, esto no vale la pena, ya que con rasgos occidentales, nunca serán como las originales.

Vía: matadortrips

Originally posted 2009-10-21 16:14:00.

Qué NO hacer en Japón (II)

Otras cosas que no vale la pena hacer en Japón son:

Caminar demasiado para mirar las flores de cerezo: Si se encuentran en Tokio un domingo de abril, de inmediato querrán tener las mejores vistas del país en su mano, sin embargo, no hace falta caminar kilómetros y kilómetros para admirar la gran cantidad de sakura o cerezos que hay en el sur de Okinawa o Hokkaido en mayo. Lo mejor es ir a una tienda sakura y ahí tienen las mejores flores listas para comprar.

1

El esfuerzo de salir a caminar para admirar las flores no vale la pena porque lamentablemente, las flores duran sólo una semana y es difícil predecir cuál será el día preciso durante el cual saldrán esas flores.

No restringir el estudio de la Segunda Guerra Mundial a Hiroshima: La Segunda Guerra Mundial japonesa va más allá del Museo de la Paz de Hiroshima, que es un sitio memorable, pero deben ampliar sus horizontes y aprovechar para recorrer también en el tren que va hacia Nagasaki y gira hacia el Parque de la Paz.

Vayan al Museo Kamizake en Chiran, prefectura de Kagoshima, donde hay cientos de cartas en exhibición, escritas por los pilotos como despedida a sus familias.

Visiten el santuario de Yasukuni War Memorial en Tokio, que honra a los espíritus de los caídos.

No ver Japón con lentes de colores: Esta cita metafórica quiere decir que no idealicen Japón, ya que la mayoría de los extranjeros que vienen a Kioto, sólo desean encontrarse con el antiguo Japón, y esperan que esté allí, con templos antiguos y monjes budistas, que puede ser que encuentren, de modo muy escaso, porque los templos zen y los guerreros samurái desfilando por las calles son cosa ciertamente del pasado.

Japón ha cambiado y lo mejor es disfrutar de la modernización y sus beneficios, como los trenes de alta velocidad, los robots de lujo y la electrónica en Akihabara, o quizás entrar a algún hotel cápsula.

Vía: matadortrips, Foto: flickr

Originally posted 2009-10-24 22:45:00.